REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
16 | 09 | 2019
   

Arca de Noé

Rostros de nuestra civilización


Julie Furlong

Crisis de calentamiento mundial e insólitas catástrofes naturales ciernen sobre la Tierra. Se acabó el tiempo para evitar que la pérdida de nuestros ecosistemas sea irreversible. Clonación perfeccionada. Producción del robotismo homogéneo al cuerpo humano. Laboratorios en creación de espermatozoides con elementos claves para la reproducción de nuestra especie, with methots we never thought about. Provenientes de fuentes completamente distintas a las naturales. Polución informática en emisión de medios que manipulan los pueblos.
De orden común planetario: terror, violencia y sangre. Voracidad de poder en la media mundial. Campañas políticas y sociales deprimentes. La mafia blanca en países del G-9 y la farmacéutica en todo el mundo, contra la salud y el bolsillo de los habitantes. Época dominada por el consumismo, por el comercio del miedo, por la mundialización en las áreas política, cultural y social pero sobre todo económica. La empresa multinacional ha implantado la hegemonía del mercado y del capital en todo el globo terráqueo. Eliminación del ramo laboral, recurso humano sustituido por tecnología. Horror económico en el trabajador. Acumulación de grandes riquezas en pocas manos. Impío crecimiento abismal en desigualdades sociales, aniquilamiento en las diversidades culturales ante la uniformidad de esta globalización que sólo arroja mercado de ganancia para unas cuantas familias en la Orbe.
En desarrollo político, social y cultural: eliminada está toda fuente de cultura, especialmente las etnias autóctonas. Eludida la igualdad de género global y diversidad cultural. Cooptada la mayoría de cerebros mundiales. Pérdida del estado de bienestar, reducción del poder regulador y funciones del Estado en beneficio de las políticas de interés multinacional. El poder privado avasalla a los poderes públicos. Depredación de fibras naturales y, el resto en el planeta secuestrado por el actual poder industrial del consumismo. Pérdida de las soberanías alimentarias impuestas por la Organización Mundial del Comercio, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional beneficiando al sistema económico capitalista dominante.
Los organismos citados han cerrado a las naciones el acceso a sus propios recursos naturales especialmente a Latinoamérica, África y gran parte de Asia. Cultivos transgénicos envenenan a las poblaciones del 3er. mundo, semilla creada por el comercio neoliberal.
Deplorables los gobernantes más poderosos de la Tierra. Los países más ricos e industrializados, con la mano derecha pagan una campaña universal publicitaria para desorientar el origen verdadero de la crisis ambiental, y con la izquierda donan millones de dólares a países pobres. Según los de arriba, con esos kilos de papel, pagan así la herida mortal por la que está sangrando el Planeta, como si fuesen personalmente La Tierra la que contabilizará. Incapacitados de conciencia, la salud del cuerpo planetario.
Y aun así los poderosos seguirán emitiendo mayor índice de gases de efecto invernadero, aumentando directamente el estado de pobreza en que vive el mayor número de habitantes de la Orbe.
Extraviado está el punto medio universal para sobrevivir dentro del vertiginoso y enloquecido movimiento pendular, tecnológico y multinacional pues, la voracidad neoliberal sobre recursos naturales ha privatizado todos los ámbitos de vida. Gobiernos que manejan sus Naciones como botín para unos cuantos. Los agravios unos contra otros a nivel mundial son interminables. Manejo de falacias neoliberalistas fomenta precariedad laboral.
Los agronegocios, consorcios petroleros y la náutica (NASA), vía el Imperio, sacrifican alimentos por biocombustibles, destruyen selvas, bosques, contaminando ríos y aguas subterráneas. Nuevas y variadas enfermedades.
Por el extremo calor, animales-insectos desconocidos salen de los niveles más bajos de la tierra. Millones de especies del reino animal ya desaparecidas y muchas otras en proceso de extinción. Sucesiva contaminación informática que satura los sentidos y origina trastornos como la esquizofrenia, violencia, stress y varias formas de enfermedades mentales en los humanos. Siembra de temor y duda entre todas las Naciones, promovida por los medios de interés neoliberalista mundial, dominando a los gobiernos. En guerras, guerrillas, éxodos y levantamientos sociales se encuentra casi toda la Tierra. Los países bajos se están salvando porque, de ahí parte este plan para destruir a “la masa sucia” como ellos nos llaman.
La pérdida de valores, y su reemplazo por sistemas de vida alejados de la realidad e identidad propia de los países, esparcen y amplifican la falta de amor entre los semejantes. Si los ciudadanos del mundo, no tienen Dios ni confianza alguna en sus gobiernos ¿a quién respetarán, a quién amarán? El temor reina en el mundo actual, es el miedo que promueve la muerte en que viven los pobres por no lograr sobrevivir, y los ricos por no perder lo amasado.
Viraje de 580º en la estirpe, los seres humanos entre sí y contra su Madre Tierra han alcanzado el punto crucial. Tirados a la basura principios que regían la vida del hombre.
Ya no hay Dios, de este concepto hay infinidad, la humanidad entera está falta de un líder moral, ya duda entre Jesucristo, Buda, Mahoma, el judaísmo, Gurús o falsos predicadores. Ya no hay tiempo, el futuro nos rebasó. Esta crisis de inestabilidad mundial muestra que la mayor expresión de nuestra civilización es el cierre categórico hacia los caminos sensatos de la razón. El Anticristo.
Es ya eminente el principio del Trueque, la actual economía está basada en principios de agresión incompatibles. Los medios informáticos colapsan y el continuo aumento de nuestra actividad solar, agrava la situación dañando la industria satelital que tan vorazmente se ha industrializado.
La mente evolucionada, por medio telepático, será el gran instrumento de comunicación. Si la conciencia humana se une más allá de lo sistemático fronterizo, en una profunda cooperación internacional, los procesos serán menos traumáticos.
Ante nosotros, tenemos la posibilidad del nacimiento de una nueva conciencia que desde 2006 se encontraba brotando, la que podrá conformar una Nueva Cultura Universal, Nuevo gobierno mundial armónico con los seres más dedicadamente sabios y evolucionados que tengamos en el Planeta. Alta probabilidad que se diluya el arquetipo: Nacionalidad.
Los seres que todavía somos humanos, tendremos oportunidad de romper limitaciones accediendo a una armónica manera de entender y adoptar una nueva vida social-cultural. Comprendiendo esta realidad, no sólo con nuestros cinco sentidos exteriores, sino dentro de nuestros 34 sentidos interiores.
Sólo a través de la propia transformación interna, se podrá llegar a la verdadera evolución espiritual, la paz y la armonía. Es el corazón a donde el humano debe regresar la mira, al que debemos escuchar y entrar en su frecuencia dentro de su ritmo natural. Así podremos activar de inmediato campos energéticos, unificar técnicas metafísicas y establecer nuestro subconsciente en un estado de serenidad que pueda llegar a programar el poder inconmensurable de nuestra mente sólo para que emita pensamientos positivos. El Conocimiento de Prem Rawat-Maharaji da la fórmula de allegarnos al ritmo-frecuencia del centro de nuestro ser, la Primera Energía Cósmica, la que se transmite por nuestro órgano corazón. La que incluso registra el nivel de amor que emitimos y recibimos. Su conocimiento nos centra el corazón. Será así como podemos confrontar todo tipo de catástrofes con mayor luz de conciencia y alto nivel de serenidad.
El manejo de los poderes PSI y el mundo metafísico dejaron de ser herméticos, tiempo ha que, el proponer nuevos paradigmas al subconsciente, fue una expresión del inconsciente.
Saliendo o no el sol, hoy en día, todo es sostenible, posible, obtenible y supra consciente.
Como se da cuenta, inconmensurable es el daño a nuestro sistema ecológico y a la salud de la raza humana que está en manos de compañías químicas que elaboran destrucción masiva y en las manos avaras de los gobiernos que se rehúsan escuchar a sus pueblos y sacrifican ecología mundial, sólo para aumentar los ceros en sus cuentas bancarias y su poder virtual.
La Naturaleza no tolerará más. Es la avaricia la que ha destruido el origen de nuestra vida humana, animal, vegetal y mineral.
Esta civilización fracasó, pero no habremos de permitir que este fracaso nos llegue al corazón. Necesitamos mucha fuerza y serenidad para lo que viene. Como todo nuestro rededor es energía Condensada y No condensada. Y nosotros los humanos somos vínculo directo de la energía divina. ¡Armémonos y transmutemos pues “la energía”! ¡Elevemos Conciencia!
Siendo nosotros generación puente histórico planetario, ya nos rebasó el tiempo de mutar conceptos, originar paradigmas de conducta que partan de un profundo innovador cambio arquetípico. Y así lograr visualizar el mundo entero bajo una lupa con nueva lente, nueva panorámica política-social-cultural. Creando conscientemente, en amor Ágape, la nueva cultura que desplaza a la que tenemos en plena extinción.
Que la población mundial se arme de conciencia y se prepare con alternativas espirituales.
Mientras tanto: Tómese el tiempo para ser amable con todo ser que se encuentre ante usted. Cultive la paciencia y el entendimiento sin cesar. Sea gentil y acepte fallas y debilidades en los demás. No esté demasiado ocupado para escuchar a un amigo que lo necesite. En su personal medida, aumente su generosidad, asista a quienes le hace usted falta. Comparta las celebraciones de los otros. No corra por la vida para terminar de hacer cosas y poder relajarse: Relájese y luego termine de hacerlas. A usted que trabaja tanto y que tiene tendencia a trabajar más de la cuenta, tómese el tiempo de respirar y caminar deleitándose en la maravillosa naturaleza.
Escuche la risa de los niños, dance, cante y ore: ¡Sea Feliz! La vida es más que ganar fama, dinero, amontonar fortuna, poder, estatus y después dedicarse a salvaguardarlos.
Suelte sus miedos acerca del mañana y sueñe en El Ahora, la vida es hoy en este instante, en lo preciado del momento. La vida está en la quietud de la reflexión silenciosa, en el bullicio del pueblo y en reunión de nuestros amigos llevada por la risa y camaradería. La vida es lo efímero y eterno. Disfrútela y compártala.
No retenga los halagos por miedo a que estos se vayan a la cabeza de alguien, deje que se vayan donde sea pero diga esas palabras de halago, amor y gratitud, de perdón y amabilidad. Permita que el fuego de su pasión encienda todo lo que conforma su Ser.
Ni usted ni alguien que tenga cuerpo humano sabe cuándo será el último suspiro. Mantenga el nombre de Dios en su boca, ya sea su Mantra personal, sea un texto sagrado, Alá, Aleluya, Buda, Joshua, Jehová, Dios... Halague al Todo Poderoso y deje que éste llene su corazón.
Todo el mundo se volvió un lugar peligroso por transitar, pero caminando en la Luz no necesita concentrarse en la oscuridad, en las injusticias o en la corrupción.
Defienda los Principios que cree como verdad. Abrace lo que para usted es santo y sagrado en toda su cosmogonía natural.
Utilice sus habilidades internas, aprenda a confiar en su intuición, a escuchar su cuerpo que con frecuencia nos envía señales internas sobre qué es bueno o malo para nosotros. Aprendamos a escuchar la quietud interna donde ningún otro ser pueda perturbar el proceso de nuestro pensamiento. Aprendamos a confiar y honrar a nuestro ser superior.
Únase con mentes y corazones similares. Esté al tanto de los cambios que se producen en otros. Por ningún motivo tema enfrentar la verdad dentro de usted. Cuando le surjan faltas enfréntelas calmadamente. Son sólo tropiezos temporales en el camino, fáciles de retirar. Avance sin miedo.
En su núcleo vea el cómo comprenderse unos a otros, en vez de pensar que está por encima del otro, busque similitud y no diferencia con los amigos. Si aprendemos a sentir con la conciencia del otro, podemos vivir mayormente en armonía.
Tridimensionalmente hablando, ya pasamos el momento -de la admitida-, llegada a la cuarta dimensión. Ante la cual si aprobamos, estaremos alcanzando alta latitud en la quinta dimensión: Quinto elemento. Estemos preparados porque del quinto al séptimo hay un sólo paso mucho más ligero que los anteriores. Y es de la Séptima dimensión que conocemos el estado crístico.
Mientras activemos nuestros más altos niveles y revirtamos energías negativas, aún que haya millones de entidades deseando exterminar a los terrestres, y ante nosotros tengamos el monstruo de la corrupción, la mentira y el ultraneoliberalismo nos quieran aplastar. Aunque sigan cumpliéndose las profecías por doquier y haya llegado el anticristo, estén cabalgando los cuatro jinetes apocalípticos a nuestro rededor, “no deje a un lado el saber que dentro de nosotros mismos, está la paz verdadera y el acceso a un estado de ánimo llamado felicidad. Nunca olvide”…♪Happiness is a warm gun…♫
Enfóquese Ahí en esa luz eterna de: ¡¡¡Esa vida que es usted!!!