REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
19 | 09 | 2019
   

Confabulario

Poemas


Roberto López Moreno

LA MUCHACHA DE ACÁ

Esta era una muchacha
que andaba en muchas camas
y seguía siendo quinto
acá
(sin hijos, sin ojos, sin hojas, sin ajos)
acá nunca la abrieron
nunca la aventaron sobre el fuego
lo tenía bastante duro
dicen los que la conocieron en el catre y en la vida
que candado era su alma
que hoteles desiertos
como esos de arena que se encuentran en los mapas
con dos adentro y nadie
uno en uno a mil y nadie
me cae
si
el recuerdo hasta las ansias
moriré de morirme silencioso
y seco
y todo
aquello era una muchacha
que andaba en muchas camas
y seguía siendo quinto
acá nunca la abrieron
tan duro
era su corazón
una piedra
tirada sin respuesta
en uno de los tiraderos de la colonia
en donde decimos que vivimos.



QUEMA MARÍAS

Quema Marías
el grosor de esta pluma
María del aire
María del mar
María del fuego
María de ésta
tierra
que se alarga y se en
coge como nunca
recoge, como finalmente siempre
la intención incendiaria
de este ver gatos
en cada zumo
de tus palpitares
y yo también,
cuando te veo, palpito.

Quema Marías
el grosor de esta pluma
que hoy te perdona
la herida,
la del alma
y la del cuerpo
que son
la misma
honda... honda...

¡Qué onda!




TEN TRAPITO

Niño de la calle
que no calle

hambre a la intemperie
la que coge
el frío
por la pescuezona
suerte gruesa
hay les va la mera neta
niño de la calle
con la jerga
como bandera adelante
frente a los cristales
anuncia
al ojote del ocaso
ten por ojo
ten por gacho
ten de estos caracolitos
-y mostrándole la jerga-
ten trapito



TOQUE DE NOSTALGIA

Toca
la corneta
su motivo tendrá
tanto quebranto

quiebra la noche

quiebran los llantos
y tú
la trompeta
me tocas los recuerdos en pedazos
de noche
me tocas y retocas
tan lejos donde vibres
yo te doy
la tonada
la torneada
la no-nada
tu recuerdo
vuelto música
y grandeza
tu recuerdo dónde
creces
y te naces
y te me haces
una larga y gruesa y fiel
nostalgia
donde vives
y vivimos
dónde crece tu mirada
y me alumbras
y me...
en-llamas.
La corneta...



LA ILUSIÓN MALTRECHA

Antes que me la refresques
déjame ponerla
a que repose
que recoja
la sal de sus heridas,
el sol que en su piel arde
deja que descanse
en la poblada vecindad
de su fatiga
pobrecita aterida
lastimada
en medio del fragor
que la doblega
que me ultraja
baja
y aja
navaja de sueños
y de empeños
pobrecita
deja que se recueste
mi ilusión
deshilvanada
que repose y ya
después refréscamela con tu sonrisa vida
mía




CHIRAS

La luna con el frío hicieron chiras
acá abajo
tu y yo ya
sábanas
del frío entre tus piernas
ni la luna ni yo
y como tú y yo ya
sábanas
paquetes de hilo
cuando chiras
pelas



PETICIÓN DEL CULTO

Tunas
la dueña de la verba
siéntate cómoda
extranjera
desde tu lengua
Florida
dame una
hora
de tu Chicaspiare.
LA CHICHARRONES

Acá
solamente sus chicharrones truenan
dice él
dicho
sea de paso
el silencio
sólo el silencio
con su ruido de chicharrones
masticados
los minutos
los segundos
como aquella iglesia
rota
de la esquina
tengo hambre
bueno
tengo algo
la chicharrones está
en frente
por su puesto
vendiendo la ilusión de sal y trueno
por treinta
destartaladas
monedas de desahucio



NI PEPE DIJO EL COSACO

Ni Pepe dijo el cosaco
aquí nací
mos taza vacía
café sin fondo
de azúcar
vana
la ilusión armada
con bolsas
que llegan rotas
hasta el suelo
hasta el sueldo
hasta el cielo chilla arriba
y baja y taja
de golpe
la garganta
de agua
a este pobre ni Pepe
ni cosaco
ni perro que le taladre
el piedrón de la tristeza




ESTANCIAS

Como
sol en el día
como
luna en la noche
como
verso si hay verso
como
aire si hay aire
como
allá la uisquiza
como
acá danzoneando
como
sal en la mesa
como
crema en los tacos
coma
y punto sus ojos
coma
y punto los míos
coma
y punto sus senos
coma
y punto mis bríos
coma
y punto sus muslos
coma
y punto mis manos
como
sol en el día
como
crema en los tacos
como todas las cosas
ayunando ayunando
ayunando ayunando




EL ALEPH

A Jorge Luis Pérez
(El Detec “Peter”)


Sólo es asunto de levantar un brazo
y arrancar con su mano
un pedazo de cielo
mientras los pies
sostienen todo
sobre un pedazo de tierra
En el centro
del segmento manocielo-piestierra
se encuentra la unidad del universo,
vértice absoluto
que a veces
cuando hambre
cuando cruje
provoca que las estrellas tiemblen
sobre la sábana oscura de él
infinito.




GRAMÁTICAS

Yo tú
El nosotros acá
y...
ellos.


*Tomado del libro ACÁ LÓPEZ, TÚ, EL NOSOTROS