REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
14 | 10 | 2019
   

Confabulario

Dragonerías


Alejandra Craules Bretón

Cédric

Cédric viene con la sonrisa limpia
y la espada rota
en su viaje no necesita blandir
nada más que su pestañas
ha conducido sus propios pasos
con curso hacia sus sueños
buscando su estrella
la misma que sobre él siempre brilla

Sólo sus ojos se comparan con el cielo
sólo su voz revive hadas
repara fantasías de viejos tiempos
y las guarda en la maleta
las lleva consigo a casa

Cédric el de amable alma
confía en secreto
a los ángeles que encuentra por las esquinas
que declaró su amor
en el punto donde los caminos se encuentran

El joven Cédric
convenció a su alma
que la vida en la búsqueda del amor
de una mujer lejana
valía gastarla

Buscó bajo torres
dando besos
en la puesta del sol
a damas desesperadas

Con luz de luna coronó su desnudez
sus hombros se adhirieron a la cota
su piel enamorada del sol
cambió su tono
tuvo que comprar una nueva espada
pero Cédric continúa
camina y se persigna
imaginando el día
en que encontrará su alma

Oración por unas alas
Dame alas señor
no recuerdo cuando volaba
no puedo soñar sin caer
no dejes que caiga

Dame alas señor
que tu camino
es difícil de seguir a pie

El viento me guía
a subir y subir hacia ti

No quiero mirar
arriba del miedo
miedo de caer sin redención

Dame alas señor
que la luna me espera
con la mirada etérea
de él que soy yo y eres tú
porque de ti vivimos y a ti vamos

Dame alas señor
que la suya está rota
dame alas para los dos
para sostenerlo en el vuelo
para sanar su cuerpo que es mío
para levantarnos juntos
y emprender el vuelo

Beowulf

Llegas en el primer vuelo
con tu nombre en el pecho
espero

Tres voces distintas
Cómo saber cuál es la verdadera

Diferentes tiempos
distintos nombres
diversos sueños

¿Cómo saber quién eres?
junto a mí
Madre dragón
Hijo dragón
miran aproximarte
atentos
estudian el movimiento
de tu cuerpo justiciero

Tus dedos
pronto hacen escala en mi espalda

Tu boca
extrae el miedo

La lengua del dragón
toca tu oído
Beowulf calla
Beowulf duda duda duda

Los dragones son más fuertes
que un héroe que blande
la indiferencia como espada

Los dragones de hoy
son sociables las damas en peligro
no son doncellas
los caza dragones
dan la vuelta
tras haber hecho suyos
los sueños de las hadas

Vikingo

Al rescate del alma muerta
vienes
en el fin del mundo del dolor

Curas la fe consumida en su propio fuego
con tus manos lívidas acaricias el recuerdo
pero tus venas se hinchan
tanta sangre ya no puede recorrerlas
sin hacer explotar tu corazón

Una sangría alivia por unos meses
lo que irremediablemente te matará

Lloras por mis palabras perdidas
en el momento de ser plasmadas
tus hermosos ojos claros mienten
con lágrimas de fingido asombro

Pero ya no comerás más mis poemas
la fantasía escasea en tiempos difíciles
la he buscado en tu fotografía
en el eco de tu voz que aún vive en mis oídos
en el escalofrío que tu tacto causó

Todo inútil
en esta época es muy caro
conseguir esperanzas

Polvo de estrella

El viento de tu nombre
recorre inquieto mi cuello
El suave aliento
de una estrella que titila
en otro cielo
Suave
impasible
delicado
se desliza en mis senos
reflejando tu deseo
Todo inútil
en esta época es muy caro
conseguir esperanzas

Orlando temeroso

Solo
Regresas sólo
para sostenerte con mi aliento

Con miedo
tierno miedo o terror
dices tierno
tengo miedo de ti amor


• Tomados del libro Laberintos y dragonerías.