REVISTA DIGITAL DE PROMOCI脫N CULTURAL                     Director: Ren茅 Avil茅s Fabila
16 | 09 | 2019
   

De nuestra portada

Roberto Ba帽uelas: Artista de insospechados alcances


Mario Saavedra

Una de las m谩s significativas y admirables trayectorias de nuestro medio oper铆stico, la brillante carrera del bar铆tono mexicano Roberto Ba帽uelas trascendi贸 las fronteras y alcanz贸 el reconocimiento internacional. Con una emisi贸n privilegiada, destac贸 en otras importantes casas de 贸pera del extranjero, entre otros m茅ritos, porque supo reconocer sus facultades innatas y las llev贸 al nivel de excelencia que exigen esos grandes circuitos del belcanto, con el estudio perseverante y la dedicaci贸n perspicaz que otras tantas bellas voces no han sabido o podido entender como requisitos indispensables para acceder a los primeros planos de una profesi贸n tan sacrificada. Artista de talentos varios, no s贸lo se ha limitado al terreno de la m煤sica, en el cual ha brillado por su formaci贸n panor谩mica y por una l煤cida comprensi贸n de los muchos conocimientos que en ese inagotable universo debe abarcar un cantante de sus dimensiones, sino que adem谩s ha cubierto otros muchos 鈥渟aberes鈥 que lo describen como un aut茅ntico humanista de nuestro tiempo, virtud esta 煤ltima poco frecuente en el m谩s bien laber铆ntico campo de la interpretaci贸n vocal.
Desde su debut en Bellas Artes, en 1958, en una celebrada producci贸n de La Bohemia que acompa帽贸 otras magn铆ficas puestas de algunos t铆tulos m谩s del en ese a帽o conmemorado Giacomo Puccini, este espl茅ndido bar铆tono chihuahuense revel贸 dotes tan singulares como at铆picas. No tengo memoria directa de ese hecho hist贸rico de nuestro acervo oper铆stico, pero por el v铆vido y emocionado recuerdo de don Rafael Solana deduzco que se trat贸 de un montaje memorable, que entre otros varios m茅ritos, como una fina e impecable direcci贸n de escena del inolvidable pucciniano por excelencia Carlos D铆az Du-Pond, cont贸 con la enf谩tica intervenci贸n de un joven bar铆tono que estaba destinado a hacer una brillant铆sima carrera. No est谩 de m谩s decir que este destacado disc铆pulo del maestro 脕ngel Esquivel sali贸 a la luz profesional en una 茅poca en que nuestro m谩ximo espacio de las artes esc茅nicas recog铆a a lo m谩s granado del belcanto mundial, llegando a ser incluso trampol铆n de otras grandes leyendas de la constelaci贸n oper铆stica, a la altura de la Metropolitan Opera House de Nueva York, la Staat Oper de Viena, la Scalla de Mil谩n, el Coven Garden de Londres o el Col贸n de Buenos Aires. Nuestro bar铆tono compartir铆a el escenario con muchas de esas otras luminarias, primero en M茅xico y m谩s tarde en algunos de esos otros centros musicales.
Despu茅s de consolidarse en M茅xico como una de nuestras m谩s completas y estables voces en su tesitura, Roberto Ba帽uelas se aventur贸 a conquistar los espacios m谩s complicados y por excelencia de la l铆rica europea, sobre todo en los de mayor tradici贸n en Alemania, entre ellos, Berl铆n, Hamburgo y Munich. Bar铆tono-bajo que en su magnifica carrera ha cubierto un vast铆simo repertorio, ha dejado una memoria imborrable en las inagotables 贸peras alemana, francesa e italiana, en tan diversas como definidas l铆neas de canto en las cuales sus formidables dotes tanto vocales como interpretativas han hecho escuela. Por el color de su timbre, por la extensi贸n de su voz, por su capacidad interpretativa, por su depurada t茅cnica y por su exquisita musicalidad, entre otros muchos m茅ritos art铆sticos, ha podido de igual modo consentir otras no menos demandadas especialidades del canto, como el lied o el oratorio. Por estas y muchas otras razones, por cuanto hablamos de un artista cuya vena creativa se ha extendido con similares talento y fortuna a las 谩reas de la composici贸n, la docencia, la escritura literaria y la pl谩stica, el maestro Ba帽uelas ha dignificado y enriquecido la gloriosa n贸mina de los Titta Ruffo, los Ettore Bastianini, los Leonard Warren, los Tito Gobbi, los Giuseppe Taddei, los Robert Merril, los Rolando Panerai, los Dietrich Fischer-Dieskau, los Piero Cappuccilli, los Hermann Prey, entre otras grandes leyendas de su tesitura.
Notable en los roles estelares para bar铆tono y bar铆tono-bajo de cl谩sicos del repertorio oper铆stico como Las bodas de F铆garo y La flauta m谩gica de Mozart, o Lucia de Lammermmor de Donizetti, o El Barbero de Sevilla de Rossini, o La Traviata y Un baile de m谩scaras y Otello y Don Carlo de Verdi, o Payasos de Leoncavallo, o Tosca y La Bohemia de Puccini, o Andrea Chenier de Umberto Giordano, o Fidelio de Beethoven, entre otros muchos papeles con los cuales triunf贸 en M茅xico y en el extranjero, Ba帽uelas accedi贸 al mucho m谩s selecto mundo de la discograf铆a oper铆stica, terreno 茅ste en el que por ejemplo tuvo la enorme fortuna de figurar entre las primeras voces que realizaron, en 1976 y bajo la direcci贸n musical del egregio Eugen Jochum al frente de la Orquesta de la 脫pera Alemana de Berl铆n, para el prestigiado sello Deutsche Grammophon, una celeb茅rrima grabaci贸n de Los Maestros Cantores de Nuremberg, de Wagner, compartiendo cr茅ditos con Fischer-Dieskau, Christa Ludwig y Pl谩cido Domingo. Este y otros registros est谩n considerados ya entre los de antolog铆a, por la calidad de su reparto y por el sonido conseguido por sus respectivas batutas al podio.
Un bastante representativo y fiel registro de este exitoso andar discogr谩fico es, por ejemplo, el tercer volumen de la Colecci贸n 鈥淕randes voces de la 贸pera en M茅xico鈥, promovido por la Coordinaci贸n de Extensi贸n Universitaria de la UAM-Unidad Xochimilco; su producci贸n art铆stica corri贸 a cargo del contratenor y pianista de prosapia H茅ctor Sosa, con notas y estudios introductorios del sabio investigador y music贸logo Octavio Sosa, su hermano, para rendir merecido tributo a un artista singular. Proyecto musical de incalculables repercusiones, ya que consigna algunas de las m谩s notables actuaciones de nuestras grandes leyendas belcant铆sticas, aqu铆 se reproducen varias de las muchas inolvidables interpretaciones de una de las voces que han protagonizado momentos de esplendor en nuestro quehacer oper铆stico nacional. Este formidable y evocador recuento incluye algunos de los m谩s importantes duetos y aires concebidos para bar铆tono y bar铆tono-bajo, que en la dotada interpretaci贸n de Roberto Ba帽uelas coinciden adem谩s con algunos de los momentos estelares de nuestro quehacer oper铆stico nacional, en tres diferentes d茅cadas: los sesenta, setenta y ochenta. Evidencia incuestionable del talento interpretativo de una de nuestras m谩ximas glorias vocales, los dos discos que conforman este volumen de la citada colecci贸n reviven, para la eternidad, algunos de los pasajes m谩s brillantes 鈥揺stelares para la tesitura, solo o a d煤o鈥 de c茅lebres actuaciones de Ba帽uelas en producciones nacionales de las 贸peras Las bodas de F铆garo y La flauta m谩gica, de Mozart; de Fidelio, de Beethoven; de Lucia de Lammermoor y La Favorita, de Donizetti; de Falstaff, Otelo, Rigoletto, La traviata, A铆da y Don Carlo, de Verdi; de Payasos, de Leoncavallo; de Fausto, de Gounod; de Andrea Chenier, de Giordano; de Tosca, de Puccini; de El Prisionero, de Dallapicolla, en la producci贸n de estreno de esta obra en M茅xico. Quien comparti贸 escenario, dentro y fuera del pa铆s, con algunas otras leyendas belcant铆sticas del siglo XX, bajo la batuta y la direcci贸n esc茅nica de otras grandes personalidades del mundo de la 贸pera, varias de las actuaciones aqu铆 consignadas contaron con otros nombres de invaluable recuerdo, tanto para quienes tuvieron oportunidad de presenciar algunas de estas memorables funciones como para quienes con ellas se puedan formar una idea de los que fueron a帽os de gloria de la actividad belcant铆stica en M茅xico, en la admirable y ejemplar trayectoria de un artista sin parang贸n.
Admirado y querido por los m谩s de sus colegas y disc铆pulos, mucho nos conmovi贸 corroborar esta deferencia sincera y agradecida en un sentido homenaje, en su m谩s reciente cumplea帽os, por parte de sus alumnos en la c谩tedra que tan ilustre artista y maestro imparte desde hace muchos a帽os, con la sabidur铆a y la generosidad que le caracterizan, en la Escuela Nacional de M煤sica de la UNAM. Honor a quien honor merece, este sensible tributo a una de nuestras leyendas vivientes del quehacer belcant铆stico mexicano contribuye a hacer visible entre las nuevas generaciones la verdadera estatura de uno de esos personajes que parecieran de otra 茅poca, un aut茅ntico humanista del Renacimiento que por otra parte desborda tambi茅n humildad y bonhom铆a.