REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
26 | 05 | 2019
   

Confabulario

Ella


Rocío Fiallega

Se despertó convertida en flor.
Sabía que no era verdad, siempre había sido una mariposa, se mentía atesorando el deseo de pertenecer, conjuraba con los ojos cerrados “deseo-arraigo llega a mí, con la gracia del viento, deseo-vuelo vete de aquí, libérame”.
Odiaba sus patas diminutas, patitas nerviosas que se asustaban con cualquier nimiedad, no eran raíces que penetraran la tierra con esa furia de la supervivencia, con la sed del alimento vital, sino esta inmisericorde armonía entre una rama y otra, como una danza.
Se lo dijo su madre: mariposa eres y serás; cuántas veces le habló de sus abuelas y el trazo de sus hilvanes hacia las alturas para convertirse en refugio y fortaleza, anhelando la transformación; cuántas veces lloró porque Ella no comprendía su Naturaleza.
Pero volvía sobre su canto nuevo “Movimiento sensual de colores, caricia del viento, llama de mis ancestros, denme el secreto. Aquí mis raíces, ya no hay alas, tiembla pecho mío, para surgir de la hoja. Extensiones de mi cuerpo, tierra vulnerada, no más movimiento, estoy floreciendo”.
Apareció el silencio.
Por fin estaba en tierra, alas deshilachadas, las garras del gato queriendo averiguar si aún vivía.