REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
22 | 07 | 2019
   

Apantallados

Rostros de la literatura - Treinta y cuatro fotografías de Carlos Bracho


Mario Saavedra

Ya Baudelaire reconocía al referirse a Delacroix, de quien fue su primer gran defensor y promotor a ultranza, la generosa y noble compañía que sus colegas los pintores y escultores habían venido haciendo –desde tiempos inmemoriales– del oficio literario. El primero en teorizar sobre la naturaleza sinestésica del arte moderno, cuando en igualdad de circunstancias defiende y promueve a Wagner en París, el autor de Las flores del mal supo también poetizar sobre esa cuasi indestructible “constancia de memoria” que han representado las artes visuales para con sus demás hermanas, cuando eternizan el semblante humano del arte y de sus creadores.

Ya en el siglo XX, escritores como Susan Sontag, en ese juego de espejos que es la propia creación y el diálogo abierto entre las distintas artes, se ocupó a su vez de consignar lo que un filósofo visionario como Walter Benjamin había logrado descifrar de lo expresado una centuria atrás por el clarividente poeta maldito: “El verdadero rostro de la creación”. Y la propia Sontag lo confirmó en su desgarrador ensayo Ante el dolor de los demás, cuando atestigua que “…si la mirada del otro no es capaz de penetrar en el alma de quien sólo observa y no mira, acaso permanecerá la osadía del extraño que interrumpe en la intimidad”.

Casi contraviniendo la tesis del transcurrir inexorable implícita en la filosofía de Heráclito de Éfeso, la fotografía ha sido desde sus orígenes testimonio de lo que permanece eternamente para la memoria. Y en nuestra propia tradición nacional tan prolífica en virtuosos de la lente, la figura señera del artista-fotógrafo por antonomasia Manuel Álvarez Bravo se erige como la del gran maestro, quien en su amplio y variado registro dejó de igual modo constancia de los rostros de muchos artistas eternizados por la mirada poética de quien consiguió penetrar en el alma misma de creación.

Siguiendo esta tradición, el reconocido actor, hombre de letras y también fotógrafo Carlos Bracho nos regala con estas treinta y cuatro imágenes detenidas en el tiempo, para conocimiento de las futuras generaciones que ya no tuvieron la oportunidad de conocer a igual número de distintos creadores que a través de la palabra han construido la memoria literaria de México y el mundo, la evocación imperecedera de algunos “rostros de la literatura”…

Rostros de la literatura, o mejor sería decir …de la escritura, pues incluye no sólo a literatos sino también a periodistas, y en su mayoría a artífices de estos dos oficios que René Avilés Fabila reconoce más que cercanos en su imprescindible Incómoda frontera entre el periodismo y la literatura, pasa amplia revista. Empezando por los premios Nobel Pablo Neruda y Octavio Paz, de igual modo han tenido cabida en este ecléctico y plural recorrido, para honrar su memoria, otros personajes, también ya desaparecidos, de la talla del poeta Efraín Huerta, el cuentista Juan José Arreola, el polígrafo Carlos Montemayor, el dramaturgo Víctor Hugo Rascón Banda y el también poeta y hombre de teatro Alejandro Aura; o los más vinculados al cine, de igual modo ya muertos, Alejandro César Rendón y Jaime Casillas. Las más todavía en activo, figuras literarias, o bien con peso específico en ambos campos arriba mencionados, o incluso sólo periodistas con un notable anclaje en el terreno cultural, cuando no académicos o filólogos, Carlos Bracho rinde aquí también tributo a estos otros reconocidos oficiantes de la escritura (algunos de ellos, premios nacionales), de distintas generaciones, imagen viva de un México que si en algo no muestra crisis alguna, es en su naturaleza pródiga en talento: Miguel Aroche Parra, Carmen de la Fuente, Roberto Gómez Bolaños “Chespirito”, María Luisa “La China” Mendoza, Juan Bañuelos, José Martínez, Hugo Gutiérrez Vega, Marco Antonio Acosta, Eraclio Zepeda, Miguel Sabido, Froylán López Narváez, Leopoldo Ayala, René Avilés Fabila, Felipe Garrido, Marco Aurelio Carballo, Dionicio Morales, José Agustín, Eugenio Aguirre, Silvia Molina, Vilma Fuentes, Óscar de la Borbolla, Adolfo Castañón, Bernardo Ruiz e Ignacio Trejo Fuentes.


*Rostros de la literatura. Treinta y cuatro fotografías de Carlos Bracho. Exposición fotográfica que se presentará en la Feria del libro en Hidalgo, del 15 al 20 de agosto de 2012.