REVISTA DIGITAL DE PROMOCI脫N CULTURAL                     Director: Ren茅 Avil茅s Fabila
10 | 12 | 2019
   

De nuestra portada

Carlos Fuentes, blanco sobre negro


Jos茅 Mart铆nez Mendoza

Carlos Fuentes goz贸 de una imagen prestigiosa. Fue criticado por estar siempre al lado del Pr铆ncipe. Fue muy lejano al intelectual independiente. Aunque renunci贸 a ser un caudillo cultural estuvo siempre rodeado del poder, el dinero y la fama.
Recuerdo un texto period铆stico donde se hablaba de c贸mo a muchos se les ca铆a la baba por el escritor, pero otros lo denostaban. Es famosa la caracterizaci贸n de "guerrillero dandy", de Enrique Krauze, disc铆pulo de Octavio Paz, cuando someti贸 bajo el bistur铆 de su cr铆tica a Carlos Fuentes. Tiene "un estilo de vida burgu茅s y una ideolog铆a antiburguesa..., una visi贸n distorsionada de la realidad mexicana", escribi贸 Krauze en un episodio que dio inicio a la enemistad entre los dos monstruos de la literatura mexicana.

Hace una d茅cada, Emmanuel Carballo declar贸 que su colega "puede manifestarse sin transici贸n como escritor de izquierda o de derecha". Y hace poco, Elena Poniatowska consider贸 que "no es capaz de bajar a los infiernos", en referencia a su sofisticado estilo de vida, mientras la desaparecida diva Mar铆a F茅lix lo defini贸 como "un escritor vedette". Incuso lo llam贸 鈥渕ujerujo鈥.

Ren茅 Avil茅s Fabila hizo una excelente cr铆tica en torno al homenaje por los 80 a帽os de vida de Carlos Fuentes. A la muerte de Fuentes de nueva cuenta recibe comentarios por toneladas sobre su obra, mesas redondas, conferencias magistrales y exposiciones anal铆ticas. Sus panegiristas son cientos y se limitan a un pu帽ado de lugares comunes del elogio sin piedad.

鈥淐on tanto festejo, como nunca le hicieron a Alfonso Reyes, Mariano Azuela, Jos茅 Vasconcelos, Salvador Novo, Mart铆n Luis Guzm谩n, Carlos Pellicer, Jos茅 Revueltas, Rub茅n Bonifaz Nu帽o, Juan Rulfo, Juan Jos茅 Arreola, es imposible no pensar en Carlos Fuentes, en su 茅xito abrumador y desconcertante para un mexicano, en su fant谩stico cosmopolitismo, en su elegancia abrumadora鈥, escribi贸 Ren茅 Avil茅s.

Para sus fans Carlos Fuentes fue un intelectual que ten铆a la estatura moral para hablar a nombre de la sociedad. Fue un ex茅geta que supo interpretar la realidad social y pol铆tica de M茅xico. Fue el gran escritor del realismo simb贸lico. Desde ni帽o fue educado en el 谩mbito de las letras.

"A los 15 a帽os pas茅 el a帽o m谩s maravilloso, al descubrir a Borges, el tango y las mujeres", le confi贸 el escritor hace algunos a帽os a Maya Jaggi, periodista cultural del diario brit谩nico The Guardian. Esa inquietud lo llev贸 desde muy joven a enrolarse en el periodismo. A los 21 a帽os decidi贸 que quer铆a ser escritor y a los veinticinco a帽os public贸 su primer libro, Los d铆as enmascarados. 脡sa, su primera obra, fue revisada por el maestro Juan Jos茅 Arreola.

Mi primer contacto con Carlos Fuentes fue con la lectura de Aura, como muchos otros estudiantes preparatorianos a principios de los setenta, como ocurri贸 con la obra maestra de Gabriel Garc铆a M谩rquez Cien A帽os de Soledad que junto con Aura fueron publicadas inicialmente en la d茅cada de los sesenta.

Desde entonces comenz贸 mi inter茅s como lector por la obra de Carlos Fuentes. Despu茅s en mis primeros a帽os como periodista en el desaparecido diario Unom谩suno, una tarde 鈥揹e principios de los ochenta鈥 cuando me encontraba en la redacci贸n junto con otros colegas, de manera inesperada lleg贸 Carlos Fuentes acompa帽ando a Fernando Ben铆tez, iban de paso pues en seguida partir铆an a una comida. Hicieron una escala para recoger unos papeles que Ben铆tez guardaba en su oficina.

Fuentes nos salud贸 a los pocos reporteros que nos encontr谩bamos en ese momento. No era una novedad, por ah铆 era frecuente que desfilaran los m谩s connotados intelectuales. Fuentes era ya una gran celebridad y uno que ser铆a de sus mejores amigos en la vida, el historiador H茅ctor Aguilar Cam铆n que ya despuntaba entre los intelectuales del pa铆s, emprend铆a en el Unom谩suno una trayectoria que lo llevar铆a a entablar una relaci贸n con la cr猫me de la cr猫me.

A帽os m谩s tarde cuando preparaba mi libro sobre el Retrato In茅dito de Carlos Slim, tuve la oportunidad de charlar con el autor de La regi贸n m谩s transparente y aprovech茅 para preguntarle sobre su relaci贸n de amistad con el ingeniero Carlos Slim, 驴Por qu茅 Slim busca a los grandes intelectuales? 鈥淣o, Slim no nos busca 鈥搈e dijo Fuentes鈥, nosotros lo buscamos a 茅l, porque Carlos Slim nos ilumina. Nosotros aprendemos de 茅l鈥, me reiter贸 el escritor. En efecto, Slim ha mantenido una larga y fraternal amistad con muchos escritores y periodistas, la mantuvo con Octavio Paz como con Fernando Ben铆tez y a lo largo de los a帽os la ha mantenido con Enrique Krauze, H茅ctor Aguilar Cam铆n, Julio Scherer, Carlos Pay谩n, Epigmenio Ibarra, entre otros. Incluso en una ocasi贸n cuando el ingeniero Slim me dio acceso a su archivo me mostr贸 unas fotograf铆as con Carlos Fuentes. La amistad de Fuentes con Slim era entra帽able, tanto que hace unos a帽os cuando a Carlos Slim le rindieron un homenaje en Nueva York, Carlos Fuentes le organiz贸 una cena inolvidable en el c茅lebre Waldorf Astoria en la ilustre Park Avenue de Manhattan.

A prop贸sito de comidas, recuerdo un espl茅ndido texto de mi amigo el escritor Ren茅 Avil茅s sobre los grandes homenajes a Fuentes. Escribi贸 Avil茅s que al autor de La muerte de Artemio Cruz 鈥渓e dieron una comida en el Castillo de Chapultepec para coronarlo como el nuevo emperador de las letras latinoamericanas. Es un fastidio, como si fuera el 煤nico. Los dem谩s seguimos so帽ando con irnos de M茅xico a buscar un pu帽ado de comentarios que permitan saber qu茅 hemos hecho. Para alg煤n d铆a quiz谩 regresar con un costal de cr铆ticas literarias adquiridas en el extranjero y probar que s贸lo as铆 es posible ser profeta en su tierra. La 煤nica que estuvo a la altura de las circunstancias, fue la se帽ora Josefina V谩zquez Mota, antes autora de libros de superaci贸n personal, hoy secretaria de Educaci贸n P煤blica, al felicitar p煤blicamente al autor de La ciudad m谩s transparente dici茅ndole: 鈥淨uerido Octavio Paz, en este tu cumplea帽os鈥︹ Fuentes, gracias a sus excesos de cosmopolitismo, sonri贸 de modo casi natural.

鈥淓l 茅xito de Fuentes fue r谩pido y notable, despert贸 envidias y oleadas de admiraci贸n. Jes煤s Arellano, un escritor de filoso humorismo lo acus贸 de plagio y hasta dio pistas tanto en La regi贸n m谩s transparente como en Aura; en el primero la presencia del Manhattan Transfer de John Dos Passos era evidente, en el segundo, la de Henry James con Los papeles de Aspern. Arellano dio precisiones en un trabajo ciertamente ocioso que m谩s adelante retomar铆a Enrique Krause.
A Octavio Paz lo acusaron repetidas veces de plagio, entre otros, Rub茅n Salazar Mall茅n y no de otros autores sino de su propio trabajo sobre Sor Juana In茅s de la Cruz. Paz, desde帽oso, dijo: Los lobos se alimentan de corderos. Nada ocurri贸, nada salvo que le concedieron el Premio N贸bel de Literatura.

Fuentes supo de las acusaciones, pues las p谩ginas de la denuncia recorrieron el mundillo intelectual capitalino, peque帽o entonces. Tiempo despu茅s, al fin Carlos reconocer铆a no el plagio, s铆 las influencias. En sus primeras fastuosas intervenciones de autor exitoso precis贸 en Bellas Artes (ciclo Los narradores ante el p煤blico): Que ya ten铆a alas propias para volar. Desde entonces ha desde帽ado a sus cr铆ticos y se ha hecho amigo de todo aqu茅l que pareciera tener talento. A diferencia de Paz, Fuentes se neg贸 a ser caudillo cultural. Acept贸 el reinado de Octavio, pero pronto, a pesar de la influencia de El laberinto de la soledad y de la admiraci贸n por Piedra de sol, rompieron abruptamente luego de la publicaci贸n de un texto perverso, ameno, interesante y de dos o tres bandas: Enrique Krauze escribi贸 El guerrillero dandy. Se acab贸 la amistad. El novelista se limit贸 a decir que una 鈥渃ucaracha鈥 hab铆a dado al traste con esa espl茅ndida relaci贸n.

_______________________________

*Jos茅 Mart铆nez M., es periodista y escritor. Es Consejero de la Fundaci贸n para la Libertad de Expresi贸n (Fundalex). Es autor del libro Carlos Slim, Los secretos del hombre m谩s rico del mundo, y otros t铆tulos, como Las ense帽anzas del profesor. Indagaci贸n de Carlos Hank Gonz谩lez. Lecciones de Poder, impunidad y Corrupci贸n y La Maestra, vida y hechos del Elba Esther Gordillo.