REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
24 | 07 | 2019
   

Letras, libros y revistas

La biblioteca de David recomienda...


David A Figueroa Hernández

Sara más amarás. Amar para vivir; vivir para amar. Cuando hablamos de Juan José Arreola nos remitimos a una de las plumas más prolíficas y exquisitas que México ha dado al mundo de la literatura y a otras artes; a través de sus obras podemos acercarnos a este gran personaje que, quienes lo trataron, no sólo le atribuyen una sinceridad inigualable, también una honesta prosa literaria solamente igualada a su apasionamiento sincero por la vida y el amor a quienes le rodeaban.

La presente lectura es la última muestra de su cariño sincero y de sus sentimientos placenteros plasmados en su oda literaria. Las cartas contenidas en ella corresponden a su diario vivir, su apasionamiento por la persona que le robó el alma y el corazón y a quien dedicó una vida plena de amor: Sara Sánchez.

Los diferentes avatares que Arreola sorteó para poder conquistar el amor de Sara y conducirlo por buen cauce, lo llevó a enfrentarse a todo tipo de inconvenientes como fueron los relacionados al tema económico y profesional.

Editada por Joaquín Mortiz, Sara más amarás, se convierte en una máxima del autor, posterior a su muerte, y deja en el lector un profundo apego a la pareja, a la familia y a la literatura que siempre lo acompañaron. Asiduo lector y ajedrecista apasionado, desde temprana edad mostró gran preocupación por su esposa, por sus hijos, por sus padres, por sus tías.
Las líneas de cada carta, atestiguan el amor verdadero que profesó a Sara desde el primer momento; conquistó su vida y corazón. El abundante vocabulario que despliega con una magistral belleza, representa el inigualable apego a su familia.
Sus viajes, que a la postre se volvieron constantes, modificaron su estilo de vida pero nunca dejó de sentir ese amor que da la tranquilidad para emprender nuevos proyectos, cada vez de mayor alcance, aunque siempre se sintió indigno del amor que le profesaba su querida Sara, e inclusive, nos habla del miedo que llegaba a sentir en caso de fracasar profesional y literariamente.

Con el paso de los años, sus palabras fueron traducidas a diversos idiomas y reconocidas mundialmente; hijo de una familia humilde del estado de Jalisco, nos envuelve en cada una de las páginas de sus diferentes obras; la presente, nos enseña cómo a temprana edad, se condujo a través de los laberintos del amor, lo que dio paso a una estabilidad emocional digna de subrayarse así como la constante para lograr una vida más dichosa.

Importante resaltar que debido a sus constantes viajes -como él lo llamaba matrimonio a distancia-, la lejanía nunca fue un pretexto para no pensar en su familia y en la persona a la que todos los días escribía para demostrarle su cariño aún en las actividades más cotidianas; el papel logró que ese contacto floreciera y se consolidara en una gran historia de amor.
El maestro Juan José Arreola nos heredó una obra maravillosa en cada renglón, en cada carta, en cada enseñanza. Persona prolífica ante una honestidad que solamente la proporcionan los libres de espíritu.

Educado entre mujeres dulces y comprensibles como fueron sus hermanas y tías, duró muy poco su estancia en Zapotlán no obstante, ese contacto le permitiría admirar a tan magníficos seres que el creador nos envió. Juan José Arreola estaba hecho para algo más y no esperó para enfrentar su destino que lo conduciría a alcanzar el reconocimiento por sus pensamientos plasmados en cada una de sus lecturas.

Juan José Arreola. Sara más amarás. Ed. Joaquín Mortiz. 2011, 265 pp.

dfigueroah@yahoo.com.mx