REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
21 | 10 | 2019
   

Confabulario

El prístino ensueño


Ulises Velázquez Gil

Nunca perderé el prístino ensueño
que orilla mis naves –¡palabras!–
hacia un buen puerto, el menos abrumador,
si se permite dicha licencia.

Nunca dejaré que el prístino ensueño
se llene de dudas hechas al primer
intento de cerrar la memoria,
como si ganara, con lujo de detalles,
una realidad escrita con desesperanza.

Nunca malbarataré el prístino ensueño
de vivir en la realidad de sus milagros,
visibles donde la distancia inscribe un territorio;
confiando al tiempo detener el destierro,
sin tocarlo a la vera del camino.

Nunca borraré el prístino ensueño
al maldecir los parajes de mi incertidumbre,
instantes que ejercen mi reincidencia
y solamente un fraternal suspiro
sabrá dejarme en paz, o quizás eso intente.

Nunca olvidaré el prístino ensueño
de la poesía, ir hacia otros lares
buscando la respuesta menos violenta
de todas; aspiro a ver en mi alma
ese límpido esmeril (las palabras)
cuya solar confección fortalezca
mis visiones, marinas de mi corazón.

Nunca negaré el prístino ensueño
si conjuro el franco encuentro
con todos mis poetas mayores
(Carlos, Octavio, Jaime, José Emilio),
quienes conocieron primero el infierno
encontrando después su toral residencia.

Nunca perderé el prístino ensueño:
la Poesía.

(Aquí ya lo dije todo,
aún espero –si se puede–
confirmar mi respuesta. Quizás.)