REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
25 | 05 | 2019
   

Arca de Noé

Luchemos juntas por la vida


Martha Chapa

Las estadísticas son aterradoras: siguen muriendo en este país más de diez mujeres al día debido al cáncer. Dicho en otras palabras y con otros reveladores datos, tan sólo el año pasado fallecieron en México cinco mil mujeres debido al cáncer de mama.

Por eso, cada vez que nos convoquen a sumarnos a esta lucha responderemos con todo lo que esté de nuestra parte.
Ahora los invito a unirse en favor de la vida y a dar esperanzas a las mujeres mexicanas que padecen cáncer, ya sea de mama o cervicouterino.

En diversos momentos ha aflorado la generosidad de instituciones, organizaciones e individuos. Necesitamos que esa solidaridad sea no sólo frecuente sino permanente. Los invito a unirse también a este esfuerzo apoyándolo decisivamente y contribuyendo a que miles de mujeres salven sus vidas gracias a la detección y el tratamiento oportuno de la enfermedad.

Cuando una mujer se salva de morir se salva también una familia, ya que las mujeres suelen ser el eje rector de sus hogares. Cuando la amenaza del cáncer entra en un hogar borra las sonrisas y la armonía para convertirlas en lágrimas y dolor. Peor aún, a veces conduce a la disolución de la familia.

Tan lamentable situación se ve agravada por la falta de recursos, el desconocimiento y la ausencia de una cultura de la prevención. Por ello, el gran objetivo es hacer factible el tratamiento de mujeres de escasos recursos, así como crear conciencia e informar a la población en general sobre esta enfermedad. Las estadísticas son claras: la prevención y la detección oportuna del cáncer hacen la diferencia.

Aprovecho, pues, para reconocer a las instituciones que tanto se han distinguido en esta lucha por la vida, como son el Instituto Nacional de Cancerología de la Secretaría de Salud, la Asociación Mexicana de Lucha contra el Cáncer, el Grupo Reto, la Fundación Cima, Avón y la Casa de la Amistad.

Nuestro entusiasmo y apoyo deben traducirse en programas específicos de apoyo a la mujer mexicana que padece cáncer, además de atender a las comunidades más desprotegidas del país.

Por cierto, un gran ejemplo es la construcción de la Clínica de Mama, donde se despliegan labores relevantes. Debemos reconocer que el panorama cambia si se cuenta con la información necesaria para efectos de una detección y tratamiento oportunos.

Estamos, entonces, ante una tarea urgente e inaplazable que nos necesita a todos y todas. No dejemos de hacerlo. Hay muchas maneras de ayudar, como acudir a cualquier de estos organismos e inscribirnos en sus diferentes campañas y actividades.

Un poco de tiempo o un poco de dinero, al menos, pueden significar desde este momento salvar una vida.

http://www.marthachapa.net/
enlachachapa@prodigy.net.mx
Twitter: @martha_chapa
Facebook: Martha Chapa Benavides