REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
18 | 10 | 2019
   

Letras, libros y revistas

Mesita de noche


Patricia Zama

Festival de letras en medio de un festín de sangre
Habla el escritor español Manuel Vicent (73 años): “Antes pensaba que ser escritor era un oficio casi sagrado. Pero es como otro, ni mejor ni peor y que hay que hacerlo lo mejor posible. Si eres albañil, hacer un buen tabique. Si eres cirujano, no dejar las tijeras dentro. Si eres escritor, hacerlo lo mejor posible sin creer que porque las cosas se te ocurren son importantes”… Manuel Vicent participó en el Hay Festival de Xalapa y al respecto escribió: “Poco antes de comenzar la fiesta literaria fueron arrojados desde un puente sobre la autopista unos veinte cadáveres, los cuerpos por un lado y por otro las cabezas cercenadas… En medio de ese festín de sangre el Hay Festival se celebró en Xalapa… Un grupo de escritores, poetas, artistas y críticos, establecidos en un hotel de la ciudad, cada uno con su ego a cuestas, tuvimos que hablar de literatura, cine y periodismo… Bastaba con bajar de la colina de las letras para ver pasar a la Bestia cargada de almas en pena en busca del paraíso a través de México dividido en dos, el culto, rico y sensible, el brutal, violento y encanallado. En medio, un grupo de escritores y artistas tocaba el violín sobre un barrizal de sangre”.

Vida de película
Steve Jobs, fundador de Apple, platicó cincuenta horas con el escritor Walter Isaacson para que escribiera su biografía (Debate) y sus hijos supieran por qué no siempre estuvo con ellos y comprendieran lo que hizo. Sonny proyecta hacer una película: la primera novia de Steve Jobs (1955-2011) con la que tuvo una hija, Chrissan Brennan, cuenta que la mayoría de las veces ella se iba a la cama y él se quedaba escribiendo poesía. Steve se casó por segunda vez y tuvo tres hijos. Uno de sus ejercicios era reescribir las canciones de Bob Dylan, adecuándolas a su estilo y circunstancia. Así lo cuenta en un reportaje que publicará la revista Rolling Stones, escrito por su ex compañero de trabajo en Apple, Jeff Goodell. El padre de Steve Jobs, el sirio Abdulfatá John Jandali (80 años) dijo que Joanne Schiebl, la madre del fundador de Apple, lo dio en adopción porque no estaban casados, y que ya de adulto el hijo le contestó algunos correos electrónicos. La segunda hija de Joanne Schieble es la escritora Mona Simpson, casada con un guionista de la serie “Los Simpson”. Los hermanos de madre se conocieron de adultos. El padre adoptivo de Steve, Paul Jobs, era un maquinista. “Mi hijo era un genio”, dijo el padre biológico Abdulfatá John Jandali.

Sueños del Nobel
“Un poema no es otra cosa que un sueño que yo realizo en la vigilia”, declaró Tomas Tranströmer (80 años), Nobel de Literatura 2011. “El sueño y el poema vienen de la misma persona. Tienen algunas leyes compartidas. Tengo una relación de mucho amor con el sueño. Me voy a la cama como si fuera a una fiesta. El despertar es casi siempre una desilusión”. Nacido en Estocolmo, Tranströmer reconoció que de la poesía no podría mantenerse ni alimentar a una familia, así que estudió psicología, una profesión que no perturbase la escritura. Dijo que en la adolescencia pensó que sería pianista, pero que más tarde lo dominante fue la poesía. Hace años sufrió de ictus apopléjico que le paralizó el lado derecho del cuerpo. Es el séptimo autor sueco premiado. Lo entrevistó Antonio González Iglesias para El País.

El regalo de Dios para los escritores
David Martín del Campo (58 años) opina que el periodismo, para un escritor, es un regalo de Dios porque te permite conocer el país, la gente más interesante y los hechos más elocuentes y circunstanciales. Gracias a esa experiencia él escribió la mitad de sus novelas: Dama de noche, Las siete heridas del mar e Isla de lobos… A propósito de su nuevo libro El azul de Van Gogh (Conaculta) a David Martín del Campo lo entrevistó Julieta Riveroll para Reforma.

Premios y homenajes: Molina, Campbell, Pacheco y Sheridan
“No se imaginan lo que me falta por aprender”, dijo José Emilio Pacheco (72 años), “y lo que siento que ya no voy a alcanzar a hacer”. Uno siempre aprende, y siempre hace las cosas por primera vez. Uno dice ya sé escribir, pero se sienta y es como la primera vez que se enfrenta a un texto”. José Emilio Pacheco recibió el Premio Alfonso Reyes de manos del presidente de El Colegio de México, Javier Garciadiego. Sobre Alfonso Reyes, el galardonado dijo que su mérito mayor fue encontrar el tono mexicano apropiado para la prosa porque, antes de Reyes, se consideraba que escribir bien era escribir como se escribe en Madrid.
El escritor y columnista Guillermo Sheridan (61 años) declaró que no es logro ni consuelo sino sorpresa el Homenaje Nacional de Periodismo Cultural “Fernando Benítez” que recibirá en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara en diciembre próximo. Dijo que quienes hablan peor del periodismo suelen ser los mejores periodistas, como H. L. Menken y Cyril Connolly. Recordó que este último dijo que la literatura es el arte de escribir algo que debe leerse dos veces, mientras el periodismo debe captarse de inmediato. Sheridan dijo que desprecia al Estado y a sus abundantes sucedáneos, “creo en la moral universal y en la fraternidad, y ya metido en las grandes netas creo que Mozart es Dios y Bach su profeta”. También habló del Twitter: “Lo usaré cuando ya no diga ni pío. Por lo que he visto esa cosa es la santificación del tartamudeo. Es como leer estornudos. Mis avances tecnológicos se detuvieron en el kindle (el libro electrónico) y en el cepillo de dientes eléctrico”. Ha publicado los libros Los Contemporáneos ayer y Señales debidas” y colabora en Letras Libres. Lo entrevistó Jorge Ricardo para Reforma.
Autora de novelas como La mañana debe seguir gris, Ascensión Tun, La familia vino del norte, Imagen de Héctor y El amor que me juraste, Silvia Molina recibió un homenaje por sus 65 años de edad y 35 de labor artística en la sala Manuel M. Ponce de Bellas Artes. La acompañaron Hernán Lara Zavala, David Martín del Campo, Adolfo Castañón y Rafael Pérez Gay… “A Silvia le tocaron los años duros del feminismo y el ‘peace & love’ lenonnista”, dijo David Martín del Campo, “sin embargo, ella pasó por alto la moda. Escribir es lo suyo desde que decidió emular a su padre. Su escritura tiene algo de ineluctable destino. Habita atmósferas que podríamos llamar la dulzura, la sutiliza, el secreto, la contención y la intimidad femeninas. Silvia Molina escribe igual que una paloma saltando al vuelo”.
Federico Campbell, quien recibió un homenaje en la sala Manuel M. Ponce de Bellas Artes, “es todo lo contrario de un académico porque su fuente vital es el placer, nunca lee por obligación”, escribió José María Espinasa. “Además es de esos críticos que han aprendido a comunicar sus reflexiones en textos breves, a dar información sin que parezca pretensión erudita de quien todo lo sabe”.

¡Indignaos!
El francés de origen alemán Stephane Hessel (94 años) acaba de publicar su autobiografía Mi baile con el siglo, donde cuenta sus experiencias en la II Guerra Mundial y en el cuerpo diplomático francés, tras adquirir la nacionalidad francesa, y su participación en la redacción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Stephane Hessel es autor del libro ¡Indignaos!, que dio origen a las revueltas del mundo árabe, de España y ahora de Estados Unidos.

Novedades en la mesa
En el libro Élite y Universidad Nacional 1945-1970 (UNAM 2011), el historiador Fidel Astorga analiza la estructura de gobierno de la UNAM, por medio de sus instituciones y de los universitarios que han estado al frente de ella, cuyo pensamiento ha trazado la identidad de esta institución. El libro acaba de ser presentado en la Facultad de Filosofía y Letras… El presidente de la agencia española de noticias EFE, Álex Grijelmo, presentó en Madrid el Libro del estilo urgente, su primer manual de periodismo multimedia, con directrices prácticas profesionales… Miguel Ángel Muñoz presentó en Madrid el libro Espejismo y realidad. Divergencias estéticas de Rafael Canogar, con notas y comentarios del propio Muñoz, escritor y director de la revista Tinta Seca. Este libro es el resultado de la correspondencia de Muñoz con el pintor toledano.