REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
22 | 07 | 2019
   

Confabulario

Nada pasará


Martha Figueroa de Dueñas

A Daniel en su cumpleaños, 26 de noviembre

No va a dejar de llover, seguirá escuchándose el barullo de los caracoles pequeños. Los ríos no perderán sensualidad. Ni su paso múltiple arriba en el Amazonas y el Orinoco. Los niños seguirán jugando. En su permanente vuelo las mariposas pintan el firmamento, o están prendidas en una rosa. Los amigos riéndose entre la borrachera de los navíos. El mar sin cambiar su cadencia ni su voz desde la arena, hasta el manglar. Simplemente, nada pasará. La música no se deja de sentir. Las flores no pierden su perfume, y las estrellas siguen la ruta hacia la Aurora.

El color de la piedra será el mismo, Keops no se derrumbará. Ni el Nilo se va a secar. Los teatros y cines cumplen con sus carteleras. ¿Habrá otro crack en Wall Street? El desierto, sin florecer, seguirá siendo oro en paisajes de dunas. Eros como imagen del amor y del deseo, Isis como Heva, Nueva York como la órbita del mundo. Borges el gran maestro de las palabras y las ideas. Y las amadas voces volverán a caer en arenas doradas.

Las Nieves Eternas no se derretirán. Ni los bosques perderán su verdor, y entre sus ramas el crepúsculo frasea el silencio. Mis amigos poco a poco me olvidarán. Y nada pasará.
Mi hija querrá que su hija sea como yo, y tratará de deletrear el poema del Verbo oculto perceptible en la sinfonía del Universo, va a recibir las enseñanzas jerárquicas de los círculos del Amor Divino, y verá las Esencias que se esparcen en el mundo. En el cosmos perpetuo se suceden los eclipses. Los ruidos no se silencian y a Wagner alguien lo escucha.

Sólo tú llorarás.
Libre de mi cuerpo, me escaparé en los abismos de la atmósfera. Entre vuelos de hojas y enjambres de pájaros asustados. Con mi cara vuelta al cielo esperaré la Purificación astral para continuar con la ascensión celeste.
Solo tú me verás.
Y cuando retorne, pasado ese sueño etéreo, tú me encontrarás en los bosques de robles por tu fuerza.