REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
27 | 05 | 2019
   

Confabulario

Nuevos Brevicuentos


Roberto Bañuelas

INFORMACIÓN VERSUS COMUNICACIÓN
El hábito de sacralizar la mediocridad autobiográfica de los autores dominicales con la complicidad de lectores tránsfugas de los tomos de Dios y de los libros de Europa, obsoletos desde que no son ya más el catálogo del poder y del castigo, los diarios y la televisión -en envolvente simultaneidad- anuncian las profecías y su cumplimiento de guerras que no alcanzan ni el exterminio ni la paz. Conflictos, desastres, depredación, violencia, crueldad y hambrunas. El asombro, la incredulidad y el terror de seres, sembrados y cultivados en un planeta donde los perseguidos y los marginados huyen entre promesas de igualdad y el sofisma gastado de los derechos humanos, convertidos en monopolio y privilegios de inhumanos que, como clase en el poder, conserva el equilibrio en la cúspide oscilante de los movimientos sociales que, a veces, ilusoriamente triunfantes, comparten los beneficios del pan y el circo. Cada noche, en lugares exclusivos y filiales del paraíso, los magnates del pan cenan y celebran con los empresarios de los espectáculos, mientras los tahoneros y los domadores absorben pesadillas en espera de otro día de trabajo para domesticar a soñantes despiertos y uncirlos al carro del consumismo.

COMPARSA
Con una vocación merecedora de mejor talento, ella se sentía inmensamente feliz de participar en las funciones de ópera -como comparsa- al lado o lejos de los grandes nombres inventados por la publicidad y las intrigas. Se conformaba, humilde y generosa, con respirar el mismo aire envenenado de los efímeros victoriosos.

MISTERIO AGREDIDO
No hay guía, líder, patriarca, dictador o tirano que no lance proclamas y manifiestos en forma de preguntas precisas a las cuales no debemos responder si queremos vivir para participar en otro aniversario de la grandeza prometida.
Cada vez que alguien, en nombre de lo probable mata el misterio, nos reduce la vida y terminamos marchando por un camino que nos lleva a la negación del futuro.

TORBELLINO DE LA VIDA SOÑADA
En la fuga de los ensueños inconclusos, la otra cara del misterio se cubría con la noche del año bisiesto. La masa de silencio, flotando como nube cargada de tormenta, invitaba a los exploradores perdidos a lanzar sus agudos gritos de auxilio para punzar el vientre de la onda fría tejida con ausencias transparentes. Lo invisible se forma con todo lo que no queremos ver, pero tú, conmocionado por el galope de una pareja de unicornios en celo, marchas hacia un horizonte que aleja su línea divisoria, y no hay mar ni llanura que atrape o acerque la estación de tu destino. Sin más horario de vida que la ruta que inauguras cada día, te obstinas en rescatar profetas que no encontrarás por que se afantasmaron desde el día de tu llegada, dejándote por herencia la plenitud de la soledad.
Absorto en la prolongación del momento presente y sus eslabones inmediatos de pasado y futuro, siento que se petrifica el paisaje y que todas las bestias se convierten en estatuas de celebraciones al vacío y al olvido, perfectamente organizadas por los que sólo tienen memoria para recordar la fuga del pretérito y la gloria-ficción de los héroes muertos, mientras tú, yo, vosotros y ellos, galopamos en un caballo apocalíptico que implora más la pensión que el pienso luego existo frente a un reloj de arena que también de noche marca la suma y la resta de este laberinto de pasiones y sueños de extravíos que llamamos vida.

CONDICIONANTE PASTORIL
Si las vacas pudieran hablar o si nosotros pudiéramos entender la clave cifrada de sus mugidos al atardecer, llegaríamos a la conclusión de aportar un mensaje al verde de los prados y a la madurez marchita de los hombres. Pero el retorno del buen salvaje es imposible ante la invasión de máquinas, los programas de mimetismo y la muerte en vida hacia monstruosas mutaciones.

LA ESPERADA FUGA DE LA TARDE
La luna abandona el amarillo de la tarde y se incrusta en el cielo como un medallón de fuego. Con engañosas señales de tregua, la selva finge quietud ante la vida que se muestra imprescindible para luchar contra la muerte o para encontrarla. Las nativas, con sus ojos destellantes de noche, en espera de la fecundidad, invocan a la luz de la luna y de las fogatas para acuciar a una generación venidera de guerreros que vibra en el insomnio rojo de vientres no habitados de anhelantes madres que sueñan un alumbramiento que coincida con la aurora.

GENÉTICA CIRCUNSTANCIAL
Destalentados de nacimiento, los mediocres ambiciosos van por la vida sin vencer más obstáculos que la diaria gimnasia de las genuflexiones, el dominio de la frase oportuna y el halago servil que dan con antológica certeza en el blanco del vanidoso poder.
Prófugos del pretérito imperfecto, se instalan como conquistadores en lo condicional de un presente subjuntivo hasta convertirse en abanderados activos del escalafón, en expertos negadores de la razón y en victoriosos cómplices del atraso organizado.

LA INVENCIÓN DEL MALIGNO
Con la tristeza, la impotencia para intentar el bien, los defectos y los vicios que padecemos, se integró la síntesis de un ser maligno al cual atribuimos la causa de todos los errores humanos. Al mismo tiempo que la creación de un dios caído, se formó la representación de un dios perfecto que simboliza el cúmulo de las más elevadas aspiraciones, que el hombre no cumple, gracias a que el dios bueno le otorgó una infinita capacidad de perdón.

EL TIEMPO SE DIVIERTE
El tiempo es un dios contemplativo y feroz que se complace en las variaciones de la vida y de la muerte. A favor o en contra de las estatuas solemnes y heroicas, cuando se cansan de serlo, el tiempo se divierte con el juego de mutilar los brazos de las que representan a bellas mujeres, la nariz de los filósofos y la cabeza de los usurpadores de victorias.

CELEBRIDAD
La sonrisa de la mujer es siempre espontánea al lado del triiunfador. Los homenajes y los reconocimientos forman parte de la dieta alimenticia aunque el éxito no necesite de ceremonias. Los desempleados se ocupan en contemplar, desde lejos, el banquete ofrecido a la minoría selecta presidida por el profesor Darwin que esta noche se bañó y se peinó las barbas que tanta solemnidad le reditúan en su distinguida posición de profeta financiado.

* Del libro inédito Los inquilinos de la Torre de Babel.