REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
19 | 08 | 2019
   

Arca de Noé

La culta polaca


Por Supuesto

La temeraria estrategia anti-Trump
Solamente a un estadista de la talla de Peña Nieto y atracomulcas que lo acompañan, se les pudo haber ocurrido un plan tan temerario, como el que ha desplegado el Gobierno mexicano.
Ni modo de decirle a quien realmente dicta nuestras acciones, que si aumenta los aranceles a los productos mexicanos, le corresponderemos con incrementos parecidos a sus productos alimenticios, desde maíces transgénicos hasta salmones de Alaska o trigales texanos, pollos de Kentucky o pastas dentales de Colgate-Palmolive, detergentes de USA, coches de Detroit, celulares y computadoras de Silicon Valley, cereales (de los asesinos cereales), alimentos enlatados, refrigeradores, planchas, licuadoras, televisores, combustibles, y un largo etcétera, que sólo perjudicaría a los consumidores mexicanos, que no tendrían ni qué comer ni qué beber y tal vez ni en qué caerse muertos, porque a lo mejor, sin que se haya divulgado ya también las funerarias y los panteones pasaron a manos gringas (disfrazados).
Eso no, ese radicalismo es bravuconería, propia de quien no sabe negociar y sólo quiere el fácil voto de los resentidos. Que lo proponga López Obrador, a nombre de la soberanía nacional, de la autonomía de gobierno, es de esperar, pero no de un estratega genial.
Y si Trump hará efectivo, con su gabinete terrorífico y de reminiscencias hitlerianas, lo de expulsar a mexicanos malignos y nocivos, delincuentes, drogadictos, violadores y lo que es pior “prietos y chaparros botijones”, porque si fueran blancos, altos y panzones, todavía serían soportables, no vamos a actuar rencorosamente, ni porque levante un muro que o pagamos con dinero o con territorio (Baja California no le disgustaría a Trump, ya que hasta quería hacer edificios en Rosarito y estafó a la gente con 100 millones de pesos). No podemos ser revanchistas como él y no le devolveremos a los gringos que vienen a México a drogarse y emborracharse, ya que en los puntos fronterizos sí les venden alcohol a quienes ya cumplieron 18 años y no tienen que esperar a tener 21 para que en gringolandia les sirvan, legalmente, un vaso de whisky o una chela, siquiera.
No, ésas serían medidas desesperadas y los estrategas como el señor Meade, el derrochador Secretario de “Economía” señor Guajardo, que gasta a manos llenas para rehacer “su” edificio, y alquila otro en Paseo de la Reforma mientras reacondicionan el suyo, nos aseguran que la devaluación y el momento ominoso que vivimos, debemos considerarlo “de oportunidad”. Como el dólar ya cuesta más pesos, les vamos a vender más productos nuestros, a cambio de menos billetes verdes: biznagas, nopales, jabón del Tío Nacho, matracas, tamales, escobas, jarabitos para la tos, pildoritas homeopáticas, tila, ruda, manzanilla, charales y en fin productos de alta tecnología como las letales armas bioquímicas de los tacos de suadero, buche y moronga.
Aunque Enrique de la Madrid, Secretario de Turismo, hijo del presidente que con el GATT empezó a empeñar la soberanía mexicana, asegura en su condición de próximo Mr. Amigo de los Estados Unidos, que con el peso devaluado vendrán más turistas gringos, que derramarán millones de dólares.
Tal vez el pobre no se ha enterado, porque al igual que los demás iletrados componentes del gabinete nacional, desconoce lo que el sociólogo norteamericano Wright Mills aseguró hace tiempo: "el americano es el único turista que va por todo el mundo sin salir de su país" y explicaba que ello se debe a que viaja en líneas aéreas norteamericanas, se hospeda en hoteles que pertenecen a las cadenas de Estados Unidos, donde consume la comida de su país, habla en su idioma materno y se moviliza en automóviles rentados a empresas gringas. Pero, además, de remate, se asegura de cubrir en su propio país y con su moneda el viaje “todo pagado” que cubre el boleto de avión, el hospedaje, la comida y los transportes. Así que, Mr. Henry, ¿en qué beneficiará a México que venga el turista gringo? Porque hasta las propinas están incluidas en su plan turístico.
Ya dispuso Peña Nieto, para intimidar a Trump, que se divulgue la ayuda que el gobierno prestará a los mexicanos que expulse el xenófobo republicano, pues se les dará hasta apoyo emocional. Trabajo, quién sabe, porque si por eso se fueron..., pero se gastará mucha saliva en ellos. Sin embargo, la fórmula genial es que para vencer a Trump, lo anunció Peña Nieto por todos los medios, debemos tener “buena vibra”. Así que, mexicanos, como un sólo hombre, pongan su celular en vibrador, para que allí se estrellen las malas intenciones del atropellante Mr. Trump.
«Mexicanos, al grito de Trump aprestad el Telcel en vibrador...»

Nueva época de la Escuela de Escritores de la SOGEM
Cuando abrió sus cursos la Escuela de Escritores de SOGEM, en 1987, a iniciativa de su entonces presidente José María Fernández Unsaín, el vicepresidente José Estrada, El Perro y de Alejandro César Rendón, el primer director de la Escuela, se destacó por la excelencia de sus profesores, que eran garantía de profesionalismo, pues todos los que impartían las clases eran reconocidos escritores con obra publicada y un indiscutible lugar en la cultura.
Los alumnos acudían, estimulados por la fama de Hugo Argüelles, Vicente Leñero, Margarita Michelena, Tomás Pérez Turrent, René Avilés Fabila, Marcela del Río, Emmanuel Carballo, Beatriz Espejo, El Perro Estrada, José Antonio Alcaraz, el propio Fernández Unsaín, Arrigo Coen y otros de menor calibre como Héctor Anaya, Bernardo Ruiz, Gerardo de la Torre. El más tullido era alambrista.
Luego, por abandono o fallecimiento, la plantilla de profesores fue cambiando, algunos fueron sustituidos, otros no y en muchos casos los suplentes no tenían ni la obra ni la fama de los anteriores.
En el año 2009 se acordó cambiar el Plan de Estudios, a fin de recuperar el liderazgo de preparación que tuvo la Escuela de Escritores, ante la aparición de otras escuelas que surgieron dado el éxito de la de SOGEM. No se aplicó, entonces, pero ahora que ha llegado a la Presidencia de la Sociedad General de Escritores de México (SOGEM), el dramaturgo Jesús Calzada, uno de los creadores del Plan de Estudios, ha decidido que se ponga en práctica la nueva idea de crear un tronco común de dos semestres, que proporcione a los estudiantes las herramientas suficientes para llegar bien preparados a los otros dos semestres de especialización: narrativa, guiones de radio, cine, televisión, teatro, periodismo y poesía, textos didácticos, ensayo, historia, edición, corrección de estilo, en general la profesionalización de los textos.
Y para dirigir la Escuela en esta nueva etapa, designó al escritor, editor, docente, maestro fundador de la escuela, Héctor Anaya, novelista, ensayista, cuentista, periodista, promotor de la cultura, que fue el otro autor del Plan de Estudios.
El primer semestre, que se inaugurará en el próximo mes de enero, ya tendrá otras características y nuevos profesores de indiscutible experiencia y de reconocido prestigio.
El novelista y ensayista, maestro de literatura, conductor de programas de radio y televisión, Paco Prieto, impartirá la clase de Historia de la Cultura.
Felipe Garrido, Premio Nacional de Letras, narrador, ensayista, traductor (Premio Alfonso XIII), Secretario de la Academia de la Lengua, reconocido promotor de la lectura, Director de Literatura del INBA y de la UNAM, Director de Publicaciones de Conaculta, tendrá a su cargo la asignatura de Comprensión y análisis de la lectura.
Eduardo Langagne, poeta y narrador, Premio Nacional de Poesía, Director de la Fundación para las Letras Mexicanas, impartirá la materia de Prosa y Poesía. Semejanzas y Diferencias.
Carmen Galindo, Maestra de Literatura Mexicana del Siglo XX, de la Facultad de Filosofía y Letras, profesora de Redacción en diferentes carreras universitarias, autora de libros de la materia. Impartirá Redacción y Composición.
Mauricio Carrera, novelista, cuentista, periodista, promotor cultural, conductor de programas de radio, ganador de casi todos los premios de novela y cuento de México, autor de una veintena de libros de cuento, novela, ensayo, testimonio y biografía, se ocupará de enseñar Narrativa. Bases del cuento y la novela.
Andrés de Luna, crítico de cine, de artes visuales y de literatura. Maestro universitario de la UNAM, la UAM y la Universidad Anáhuac, promotor cultural, conductor de programas radiofónicos culturales. Autor de libros de cine, artes plásticas, literatura erótica, preparará a los alumnos en el área de Creación Artística.
Jesús Calzada, con estudios de Teatrología y Dramaturgia en la Universidad de París, impartirá la asignatura de Literatura dialogal, fundamento de la elaboración de obras teatrales, televisivas y cinematográficas. Ha recibido premios por sus guiones televisivos. Preside la Sociedad General de Escritores de México.
Héctor Anaya, Maestro-escritor, (denominación del INBA), autor de narrativa, teatro, ensayo, guión de cine, radio y televisión. Profesor de Periodismo y Literatura y de Redacción literaria en la UNAM, la UAM, la Universidad Pedagógica, el IPN y Cenidi, maestro fundador de la Escuela de Escritores, se ocupará de El Patrimonio del lenguaje (origen de las palabras, sentido y significado). Ha obtenido premios de cuento, cuento infantil, guión cinematográfico y radiofónico y de periodismo.

El gabinete del Dr. (Trump) Caligari
Los siniestros personajes que ha comenzado a elegir Donald Trump para integrar el gabinete con que gobernará a partir de enero, a los Estados Unidos (y al mundo), se parece en lo terrorífico al del Dr. Caligari (película del cine mudo), cuya trama nada tiene que ver con la selección de personal, que llevará a cabo parte de los nefastos planes que durante su campaña expuso Donaldo Trump.
Si aquélla fue una película muda de un sicópata asesino, hombre-espectáculo también, que se hacía llamar Doctor Caligari y era dueño de poderes hipnóticos para obligar a un sonámbulo a ejecutar sus crímenes, la analogía con Trump no es mañosa ni mal intencionada. Ya el republicano, para probar su popularidad sugirió que aunque la gente lo viera asesinar a una persona en la Times Square, de Nueva York, no por ello perdería seguidores. Y por otra parte, amenazó con atacar militarmente a México si se negara a pagar la barda que en su territorio quiere construir y cuya ejecución confiaría a una de sus empresas inmobiliarias, seguramente.
Y al parecer, Caligari-Trump está contratando a sonámbulos que seguirán “ciegamente” a su hipnotizador, porque quieren vivir, dormidos o despiertos, la parte del sueño americano que imaginaron: policías del mundo, dueños de las riquezas de todos, facultados para decidir quien vive y quién no, cuáles países estarán de su lado y cuáles serán marginados.
Los primeros que ha colocado en puestos claves, son de temer, terroríficos, tan peligrosos como Trump, igual de sicópatas. Para asesor de seguridad eligió a Mike Flynn, un belicista antiislamista, que podría llevarlo a apretar el botón rojo y quien lo ha convencido de que debe aliarse a Vladimir Putin, porque los enemigos de ahora son los árabes y los chinos. La Iglesia en manos de Lutero.
Pero los demás son igualmente unas fichitas de diván, que no todos los republicanos recomendarían: Jefferson Sessions será el Procurador de Justicia (que quién sabe si se atreverá a meter a la cárcel a Hillary Clinton, como ofreció públicamente Trump en uno de sus debates). Se opone a la reforma migratoria y a cualquier forma de legalizar a los indocumentados. Por sus comentarios racistas, otro republicano siniestro, Ronald Reagan no logró colocarlo como magistrado, pues tuvo oposición de muchos representantes republicanos.
El nuevo director de la CIA será Mike Pompeo, otro de esos republicanos de pabellón psiquiátrico, enemigo y acusador de Hillary Clinton, supuestamente por haber encubierto a unos atacantes de ciudadanos estadunidenses y de un embajador de Estados Unidos. Con él en la CIA y con James Comey en el FBI, la señora Clinton tendrá dos enemigos jurados que podrían arriesgarse a procesarla, aunque ya Trump aseguró que no procederá contra ella. Pero con esos dos nefandos personajes, México tendrá una vigilancia especial que complicará las relaciones.
El Jefe de Gabinete de Caligari-Trump, será un conocido racista, Rience Priebus, que hasta ahora ha presidido el Comité Nacional Republicano y se ha distinguido como golpeador pertinaz de los Obama.
Y el asesor de seguridad y principal estratega, Steve Bannon, es otro pájaro de cuenta, que aparte de coincidir en las demás fobias de Trump, ha sido señalado por la comunidad judía por sus inclinaciones antisemitas. Fue el Jefe de Campaña de Trump y defensor acérrimo de la “supremacía blanca”.
Los demás serán probablemente del estilo. Aunque para no llevarse sorpresas, Trump les guardará lugar importante a sus hijos y a su yerno, que tienen la marca de la casa y estuvieron cerca de Trump, aun en los momentos en que parecía que iría a la baja en las preferencias electorales. Al fin que en USA parece que el nepotismo les tiene sin cuidado, pues se inclinan más por castigar la mentira que el tráfico de influencias o los conflictos de interés.

La pesardilla, un cuento de diabetes y obesidad
Está por aparecer en estos últimos días del año, un cuento de diabetes y obesidad, llamado La pesardilla, escrito por los médicos Andrew Almazán Anaya y Siraam Cabrera Vásquez y publicado con el sello editorial de Promociones y Proyectos Culturales XXI, S. A. de C. V., cuya principal pretensión, dentro de la amenidad narrativa y con bien logradas ilustraciones del pintor Enrique Iturriaga Sierra, será informar a niños y padres sobre la necesidad de prevenir la enfermedad que se ha convertido en prioridad de la salud pública.
Conforme al texto de la contraportada, la historia que cuenta es la siguiente:
Un niño tiene el sueño aterrador de que se convierte en ardilla y pasa a ser animal de laboratorio, al que se engorda y se le provoca diabetes, para estudiar la relación entre esa enfermedad y la obesidad, la Diabesidad.
Esta historia, entre divertida y atroz, les sirve a los médicos, Dr. Andrew Almazán Anaya y Dr. Siraam Cabrera Vásquez, para mostrar los efectos nocivos que pueden tener una deficiente alimentación y una vida sedentaria, sin ejercicio, en el desarrollo de la diabetes, la segunda enfermedad mortal en México y de la obesidad infantil, que es la primera en el mundo.
Los niños del cuento reciben información aleccionadora sobre cómo prevenir la diabetes y evitar la obesidad, pero en medio de aventuras y de situaciones divertidas.
Un cuento necesario y ameno, de autores reconocidos.
El libro estará en librerías en el mes de enero y en febrero se harán las presentaciones correspondientes. Distribución y ventas: abrapalabra@prodigy.net.mx y 5553-2525. Informaciones adicionales en los teléfonos 6378-6127, 5135-5148; y en el 5534-0111.

Calendario de los 100 años de Constitución
Ya apareció, también, el Calendario cultural que año tras año viene presentando el heterónimo de esta sección, Héctor Anaya, que en esta ocasión y por tratarse del centenario de la Constitución que con parches y remiendos, todavía rige al país, estará dedicado a dar a conocer aspectos singulares de la Ley Suprema.
Pero la información que contendrá, seguramente no se parecerá a la que figurará en las publicaciones oficiales, que con ese mismo motivo de conmemoración editarán los organismos oficiales.
Entre los puntos destacables de este Calendario Centenario, se encuentran los siguientes:
1.- ¿Qué tan constitucional es nuestra Constitución?
2.- ¿Cuántos remiendos se le han hecho a la original? ¿Qué presidentes la 
han reformado más?
3.- ¿Por qué fue considerada antirreligiosa?
4.- Los artículos originales estaban bien escritos. Las reformas no.
5.- ¿Cómo se integró el Congreso Constituyente? ¿Era representativo de la 
población?
6.- ¿Por qué en Querétaro?
7.- La Constitución en sonetos de Griselda Álvarez.

8.- Un constituyente guasón y ejemplar.

Este Calendario no se venderá en librerías (sólo se podrá adquirir en la editorial, teléfono 5553-2525, abrapalabra@prodigy.net.mx). Como la edición es limitada y tiene mucha demanda, lo mejor es apresurarse a adquirirla, porque suele agotarse antes de que termine el año.
En los meses figuran efemérides de escritores nacionales y extranjeros y en este caso natalicios de algunos de los diputados constituyentes que la gestaron.
Ilustrada por los artistas plásticos Derek López, Guillermo Ceniceros y Enrique Iturriaga, cuenta también con las fotografías históricas del Archivo Casasola, proporcionadas por el descendiente de la estirpe de documentalistas gráficos, Gustavo Casasola.


La candidata de Televisa
Un último y rencoroso intento de unirse al empeño priista-panista de frenar la “peligrosa” candidatura de Andrés Manuel López Obrador, le puede costar la ruina a Televisa, que apuesta por Margarita Zavala, con la difusión por su canal estelar del teleculebrón, de intrigas amorosas, infidelidades, villanas maniqueas y malvados porque-sí, La candidata, copia de la House of Cards gringa, que a su vez es una adaptación de la teleserie británica.
Los actores, bien aleccionados o confesos ignorantes, han señalado en entrevistas ad-hoc, que se trata de una obra original, porque no se enteran de lo que en su estrecho campo de intereses se hace en otros países.
En la adecuación que hicieron para México Aída Guajardo y Felipe Ortiz, que a su vez tomaron del argentino Leonardo Bechini, quien se autoproclama autor “original”, aunque es advertible en qué teleserie se “inspiró”, la protagonista Regina Bárcena, presunta senadora, interpretada por una desangelada belleza, llamada Silvia Navarro, actriz (pero de telenovelas), se intenta relacionarla con Margarita Zavala, aunque La Calderona está muy lejos de poder ser comparada en figura con Silvia, helada mujer bonita. La Regina de la ficción está casada con el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, que no se parece a Mancera, pero sí muy forzadamente a López Obrador. En algún momento de la malhechota serie (desde el comienzo se le nota la pésima dramaturgia, muy al estilo Televisa) va a descubrir que el tal gobernante –en la ficción Alonso Román, interpretado por El hombre elefante, Rafael Sánchez Navarro– es un corrupto y para contener su aspiración a ocupar Los Pinos, ella misma se va a lanzar como candidata independiente (y quién sabe si con algún Hildebrando, hermanito del alma, logre un fraude electoral más).
No se tiene planeado que el culebrón dure mucho, ya que sus 67 capítulos concluirán el 21 de febrero (aunque deberían terminar simbólicamente el 23, aniversario de La Decena Trágica, cuando en 1913 Huerta asesinó a Madero y terminó con la legalidad) y será lo mejor para la empresa televisora y para la empresa política, financiada por Peña Nieto, Calderón y algunos de los enemigos de López Obrador, que tal vez crean que de esa manera pueden conjurar el riesgo de que llegue al poder quien no los metería a la cárcel –ya se los prometió–, pero no les permitiría seguir saqueando al país. La tal candidata (la de la ficción, aunque tampoco la fabricada de la vida real) no dará para mucho, a juzgar por el primer capítulo caótico y mal contado, pues ni siquiera la protagonista despierta admiración por su trabajo, ni deslumbra por su simpatía.
El tiro puede salirles por la culata a la dupla Peña Nieto-Calderón, si como se ha divulgado hay un pacto secreto entre el ex presidente panista que con su “guerra al narco” produjo miles de muertos y heridos, y el actual presidente Peña Nieto, que no le va a la zaga en cuanto a muertos, heridos y desaparecidos. El televidente podría entender que el corrupto esposo de “La Candidata” no es López Obrador sino Calderón y por tanto las supuestas encuestas que la colocan a la cabeza de las preferencias electorales (¿de dónde?) pueden venirse abajo, como el castillo de naipes del libreto original (House of Cards).
El acuerdo supondría que el panista le habría asegurado al priista el triunfo electoral, aun a costa de la candidata de su partido, la panista Josefina Vázquez Mota, sacrificio que se le ha pagado muy bien a la autora de un libro que en realidad se titula Dios mío, hazme perdedora (no hazme viuda). A cambio, el actual ocupante de la silla del águila, se empeñaría a como diera lugar en conseguirle a Margarita Zavala el triunfo de su candidatura, para devolverle el favor al PAN, junto con la estancia en Los Pinos.
Si Televisa le apuesta a esta teleserie y a Margarita, para salvarse de la quiebra, pudiera apresurarse, ya que no faltarán los televidentes-electores que se percaten de que quieren manipularlo y rechazarán los “argumentos” de La Candidata y las maniobras cupulares de la televisora y del gobierno.