REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
11 | 12 | 2019
   

Arca de Noé

Racismo en pleno siglo XXI


Dalia Maria Teresa De León Adams

A partir del siglo XX se dio paso al siglo de grandes inventos que revolucionaron nuestra forma de vida, me refiero a inventos como propulsar cohetes espaciales a la luna, como parte-aguas para enviar satélites artificiales y naves al espacio sideral en búsqueda de futuras rutas y conocimientos sobre el origen del Universo; también me refiero a los medios de comunicación que hoy día nos parecen sencillos, pero que con su alta tecnología rompiendo las barreras de la lenta comunicación, beneficios de la ciencia, arte y noticias que ahora llegan de manera instantánea gracias a las computadoras, teléfonos, celulares, radios, mensajería, robótica, aparatos electrónicos, entre mucha nueva tecnología como taxis voladores que comienzan muy recientemente a circular en la ciudad de Paris.
Tales logros podrían verse con orgullo, pero al parecer no van a la par con la ideología o consciencia social que impera a nuestras sociedades aún precarias. Digo precarias pues no podemos referirnos con orgullo a nuestra humanidad.
Falsos valores sociales siguen imperando en todos los lugares del planeta, en donde las diferencias económicas, sociales y raciales aún nos apabullan.
Continúan existiendo sectas y grupos represivos, como el ku kus klan o el neo-nazismo. Actitudes machistas y malinchistas aún son acogidas en el mundo entero, junto con los complejos de superioridad o inferioridad puestos en pugna ante la procedencia étnica-cultural, que continúan filtrándose en el ámbito colectivo provocando grandes conflictos.
En Francia, país portador de grandes pensadores e ideólogos, fue la región portadora del legado que pretendiera ser “el prototipo de igualdad entre los derechos humanos” postulados a través de la Revolución Francesa en 1789, pero continúa sin embargo siendo la cúpula de un etnocentrismo y racismo petulante.
La raza ideal, postulada por el complejo psicológico alemán hitleriano, sigue acogiendo en varias regiones del planeta, a sociedades secretas neo-nazis.
La Organización de los Derechos Humanos como organismo Internacional, no ha logrado redimir conflictos, como por ejemplo, el anti judaísmo en contra de la comunidad islámica que han padecido desde 1947 específicamente grandes masas en territorio Palestino.
En los Estados Unidos de América, país que simboliza la “Democracia Social” es la región que alberga a una gran contingencia pluri-étnica, estableciéndose asimismo como una cúpula pluri-religiosa mundial. El gobierno lejos de resolver las diferencias ciudadanas, ahora proclamó al líder racista, misógino de Donal Trump, pese a saber que carece de bases políticas y de una plataforma política-ideológica que sustente su posible capacidad como dirigente político presidencial, fue electo casi mayoritariamente por la ciudadanía norteamericana, ante el gran desagrado mundial, sabiéndose de antemano que afectaría las relaciones y acuerdos económicos internacionales. El dólar por lo pronto continúa fluctuando a la alza afectando nuestra moneda y con ello la muy probable amenaza del deterioro de nuestra economía, y ello sin aún considerar las deportaciones masivas y una relación hostil con el gobierno vecino.
Las comunidades mexicanas “chicaneadas” dieron la espalda al partido opositor y, con ello, a sus compatriotas, al votar a favor de Trump, al igual que la mayoría de la comunidad latina, africana, semita y oriental. ¡Casi increíble de asimilar!
Entonces cabe el preguntarnos, ¿de qué ha servido el avance de la ciencia y la tecnología con una sociedad mundial difícil de sanear?