REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
25 | 05 | 2019
   

Arca de Noé

Lo que falta es tener confianza en nosotros mismos


Dalia Maria Teresa De León Adams

En términos psicológicos la falta de una identidad propia, además de la carencia real, de un sentimiento de orgullo por nuestras propias raíces, es el factor que ha ido gestando un complejo de inferioridad en gran parte de nuestras sociedades latinoamericanas, ante la presencia extranjera. De tal modo que la belleza y lo que consideramos idóneo se pronuncian en base a la estética y pensamiento sajón, como prototipo ideal tanto en la cultura como en el sector socio-mercantil.
El individuo hispanoamericano no se siente competitivo ante otro que haya realizado estudios en Europa o en el norte de América y, mucho menos con los nativos de dichas regiones.
Sin embargo, el mito de su superioridad cultural comienza a verse como eso, “un mito” pues cómo podemos ponderarlos como grandes intelectos poseedores de un alto acervo cultural si desconocen todo lo que no les es propio, como nuestra realidad latina.
De tal modo que su interés por la historia generalmente no abarca a los países del Tercer Mundo, asociándonos muchas ocasiones de manera trivial, pensando que vivimos en México por ejemplo, a la manera de la imagen que produjo en el exterior el cine Nacional Mexicano con sombreros, pistolas y caballos, metidos en las cantinas con una idiosincrasia arcaica.
Nuestras noticias actuales casi no llegan ante ellos. Para el Europeo, América solamente es interesante en su contexto estadunidense y canadiense, en tanto que Asia es abordada por la industria japonesa, coreana y china. Su mirada hacia parte de África ha sido por los protectorados que poco a poco han ido perdiendo.
Sin embargo las cosas cada día van cambiando gracias al gran desarrollo tecnológico en el medio de las comunicaciones. De tal manera que México al haber obtenido su satélite artificial hacia finales del siglo pasado, logró abrir grandes rutas informativas.
Hoy México empieza a hacer gala de grandes actores y directores que han sido galardonados en la Unión Americana y en eventos internacionales en Canes, Guanajuato, etc., así como premios Novel y Cervantes por algunos de nuestros baluartes en literatura, ciencia y galardones en Pro de la Paz.
Las rutas del comercio se han ido ampliando y diversificado, fortaleciendo la industria automovilística y el mercado de productos naturales y nuestros científicos poco a poco van desarrollando propuestas.
No se trata de ir perdiendo identidad, ni de sentirnos felices con nuestras raíces genéticas, sólo que no debemos perder piso con ello, pensando que debemos retroceder, pues ahora somos portadores de otra mezcla genética y siendo congruentes deberíamos tener una visión más bien hacia el futuro, fortaleciéndonos en todos los campos del desarrollo y el intelecto.
Con todo esto deseo concluir diciendo que a nuestras gentes latinas, no les hace falta capacidad ni intelecto competitivo, LO QUE FALTA ES LA CONFIANZA EN NOSOTROS MISMOS.