REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
19 | 08 | 2019
   

De nuestra portada

Literatura brasileña


José Miguel Naranjo Ramírez

En el pasado mes de agosto Brasil fue el centro de atracción mundial debido a la celebración de los juegos olímpicos. Aprovechando ese contexto, este artículo será dedicado a conocer parte importante de la literatura brasileña, y el libro que inicia este ciclo literario se titula: Gran Sertón: Veredas, del escritor João Guimarães Rosa.

João Guimarães Rosa
En Brasil la lengua oficial es la portuguesa, considero que eso ha sido un factor fundamental para que su literatura sea menos conocida en nuestro continente, sin embargo, Brasil a lo largo de su historia ha tenido y tiene grandes escritores que han producido obras literarias monumentales, el ejemplo es: Gran Sertón: Veredas, obra que es considerada como parte integrante de las novelas del Boom Latinoamericano.
Metafóricamente la novela es tan grande como el propio Brasil, leerla es un verdadero reto a la paciencia, al esfuerzo, a la investigación de datos, personajes, porque, además, si bien en Brasil se habla el portugués, esta lengua va variando conforme a sus regiones, y por si fuera poco, Gran Sertón: Veredas, está escrita con regionalismos, costumbrismos. Para ser sincero su lectura es muy complicada y sufrida, pero entre más lees y cuando se concluye la lectura, realmente queda uno impresionado y fácilmente se comprende porqué Carlos Fuentes y otros grandes escritores, incluyeron a esta obra como parte integrante del Boom.
En la novela nos encontraremos con dos palabras claves, por una parte Sertón, que en el Brasil son grandes extensiones territoriales, desérticas, abandonadas, incivilizadas, y por otra parte la palabra Yagunzo, que se utiliza para definir a un grupo de personas que vivían en el Sertón. Ahora bien, en esta parte de la explicación surge la pregunta: ¿Cómo es que los Yagunzos llegaron a habitar estas tierras casi inhabitables?
En las investigaciones realizadas sobre el origen de los Yagunzos, me encontré que originalmente fueron personas que vivían en la ciudad, cometieron algún delito y cuando fueron sentenciados la pena consistía en mandarlos desterrados al Sertón. Con el paso de los años este grupo de personas conformaron bandas de delincuentes y cuando el Gobierno quiso actuar ya era tarde, porque existían grandes bandas que se dedicaban a robar, asesinar, violar e incluso entre las mismas bandas de los Yagunzos se asesinaban ya sea por odio, rivalidad, rencor, etc. En este contexto el Gobierno mandó al ejército para acabar con los Yagunzos y se vivió en el Brasil otra matanza como tantas que se han realizado en nuestro continente.
Todo lo antes narrado servirá para poder entrar de lleno a la novela: Gran Sertón: Veredas, y es que si bien estamos ante una novela total donde se desarrollan gran cantidad de temas, es indudable que el motivo central es narrar noveladamente el hecho histórico antes comentado. El personaje central se llama Riobaldo, sobre él girarán todos los demás protagonistas los cuales en algún momento logran adquirir una relevancia similar a la de Riobaldo, con la gran diferencia que toda la novela es un monólogo de Riobaldo, para ser concreto el personaje nos contará su vida a través del recurso de la memoria, mediante recuerdos conoceremos un sinfín de historias y anécdotas vividas en el gran Sertón.
Son muchas las historias contadas, en ellas conoceremos cómo era la vida en el Sertón, Riobaldo nos describirá geográficamente el Brasil inmenso y poco habitado, las costumbres, el modus vivendi de los Yagunzos, la forma de expresarse, sin dejar de puntualizar que estamos ante una novela filosófica, que si bien es regional por el lugar donde suceden los hechos, al mismo tiempo es universal por la temática desarrollada sobre el bien, el mal, Dios, el diablo, el amor, la violencia, el machismo, la prostitución y ningún derecho de la mujer, ciertos planteamientos sobre la homosexualidad, en general es una verdadera obra maestra.
Lo que Riobaldo nos cuenta son historias dentro de una sola historia, no obstante, hay una historia interesante que desde la experiencia personal de la lectura empecé a presentir el final desde la página ochenta y mi presentimiento tristemente fue real, todo lo contado siempre estará rodeado de guerras. Joca Ramiro era el jefe de la banda de los Yagunzos, Zé Bebelo es el jefe del ejército enviado por el Gobierno para matar a toda la banda, los Yagunzos lograron vencer al ejército y detuvieron a Zé Bebelo, bajo sus normas y costumbres realizaron un juicio contra Zé Bebelo y la resolución final fue perdonarle la vida, esta decisión no fue unánime, Hermógenes (quien es un personaje histórico real) estuvo en contra de la decisión y a traición asesinó a Joca Ramiro.
Con el asesinato a traición cometido por Hermógenes y Ricardón, surgió una guerra que se desarrollará en toda la novela, Zé Bebelo regresó y se integró al grupo de los Yagunzos para vengar la muerte de Joca Ramiro, hasta esta parte de la historia tenemos tres grupos y posiciones definidas. Zé Bebelo y toda su gente incluyendo a Riobaldo estaban unidos para matar a toda la banda de Hermógenes, sin olvidar que el ejército está en la guerra con el objetivo de acabar con todos los Yagunzos.
Riobaldo no es Yagunzo de origen, pero era un hombre importante en la banda, junto a él siempre estuvo Diadorin quien además era hijo de Joca Ramiro, en toda la historia claramente se percibe que Riobaldo está enamorado de Diadorín, las características físicas de Diadorin son muy bellas, los dos son grandes amigos y guerreros. Riobaldo en la historia tendrá varias vivencias íntimas con mujeres, Diadorin normalmente actúa con misterios y le provocan celos las aventuras de Riobaldo. El final de esta historia es trágica, pero al mismo tiempo hermosa, confesándole que siempre imaginó y atinó la verdadera personalidad de Diadorín.
Finalmente, conocer y adentrarse en la literatura brasileña es todo un verdadero disfrute, pero particularmente leer y comprender la novela Gran Sertón: Veredas, es un verdadero reto y quien logre llegar al final de la lectura, merecerá por puro mérito colgarse una mellada olímpica, no importa que no sea de oro, la experiencia de la lectura en sí lo vale.

Jorge Amado
Jorge Amado es uno de los destacados escritores brasileños que es muy amado en todo el mundo, si bien las obras de Jorge Amado son muy reconocidas y difundidas, gran parte del enorme reconocimiento y admiración que se le tiene al escritor, es por las posiciones políticas que tuvo, fue un hombre crítico, firme, por años vivió exiliado de su país natal, a pensar de los difíciles momentos que le tocó vivir, en sus obras está siempre presente su país y particularmente el estado de Bahía donde el escritor nació.
Lo antes comentado se encuentra brillantemente plasmado en la novela titulada: Tocaia grande, que es traducida como Emboscada grande. En esta agradable novela Jorge Amado nos contará noveladamente el nacimiento de la Ciudad de Irisópolis, teniendo como antecedente inmediato a la tristemente recordada Tocaia Grande. Para ser más preciso, la novela narrará el nacimiento y fin de Tocaia Grande, en el final de la obra Jorge Amado manifiesta que lo sucedido después, es decir, cuando Tocaia Grande se convierte en Irisópolis, no tiene gracia contarlo.
A pesar que la novela es amplia, su lectura es amena, ligera, porque en esta magistral obra Jorge Amado nos va contando cómo nació el pueblo, cómo se fue integrando, el origen de cada persona, de cada familia o familias, sus costumbres, las maneras de sobrevivir, pero al mismo tiempo Jorge Amado estaba describiendo ciudades, culturas, injusticias, abusos, desigualdades, autoritarismo, vandalismos, en general, una vez más en esta novela está claramente representado el conflicto entre civilización y barbarie, y lo peor es que todo terminó precisamente en eso, en una barbarie.
El primer punto importante por comentar es el nombre, ¿Por qué este valle deshabitado cuando se empezó a poblar nació como Tocaia Grande? En la novela habrá dos figuras sobresalientes, por una parte el Coronel Boaventura Andrade quien era un cacique, líder político, poseedor de grandes extensiones territoriales donde sembraba cacao, y al lado del Coronel siempre estará su capanga (matón a sueldo) llamado Natario da Fonseca.
El Coronel Boaventura estaba molesto y preocupado porque su rival político el Coronel Elías Daltro, había impuesto al intendente de Itabuna y eso representaba un menoscabo a su poder, además, supo que su enemigo había contratado gran cantidad de capangas para asesinarlo y quedarse con unas tierras que estaban en disputa entre los dos caciques, fue entonces cuando Natario da Fonseca le propuso el plan a su jefe de orquestar una emboscada y acabar con todos los matones contratados y después ir por el Coronel Elías Daltro.
La emboscada fue todo un éxito, Natario y sus hombres acabaron con todos los enemigos y ese hecho provocó acabar con el Coronel Elías Daltro. A partir de este suceso el Coronel Boaventura Andrade se consolidó como el hombre poderoso de toda la región. Natario de ser un capanga se convirtió en Capitán del ejército, pero hay algo más, el lugar donde Natario ejecutó la matanza, era un lugar hermoso, deshabitado, y el Coronel Boaventura teniendo el control político total, acordó con un Notario para que le escriturara porciones de esas bellas tierras a Natario, y éste además de Capitán fuera un próspero terrateniente sembrador de cacao.
Lo antes narrado es el origen del nombre de la novela: Tocaia grande; sin embargo, aquí apenas inicia la historia, porque en cada capítulo Jorge Amado nos irá contando cómo fue llegando cada persona a vivir en una zona inhabitada, existirán varios personajes que en la novela se van convirtiendo en figuras claves, ¡cómo no recordar al Turco Fadul Abdala!, quien al inicio era un vendedor ambulante y cuando conoció Tocaia Grande decidió hacer su casa y vivir allí hasta su muerte, siendo uno de los primeros habitantes y muy famoso en toda la historia por su gran tórtola.
Tocaia Grande se fue poblando poco a poco, por supuesto que todos los que llegaban a vivir a este Valle eran personas que habían sido maltratadas por la vida, ejemplo las prostitutas u otros que preferían vivir en un mundo de carencias a seguir siendo esclavos de la clase explotadora de la ciudad, o algunos que habían delinquidos. Para todos los nuevos habitantes, Tocaia Grande se había convertido en su nueva casa y habían adquirido una familia.
Un ejemplo de lo antes señalado es Bernarda, esta niña de 14 años de edad había sido desvirgada por su padre y aunque llegó un momento que ya no sentía dolor, siempre sintió asco. Cuando su madre murió, Bernarda se escapó y se fue a vivir a Tocaia Grande, allí la recibió su padrino el Capitán Natario, le puso casa y se dedicó a la prostitución. Otro ejemplo es una familia completa de Sergipanos que por años habían trabajado las tierras de sus amos y un día fueron echados como animales, sin ningún derecho y explicación.
Tocaia Grande vivió momentos de fiestas, amores, alegrías, muertes, desbordamientos de ríos que casi desaparecen al pueblo por completo, y por si fuera poco, todavía no se recuperaban de las inundaciones cuando llegó la peste que mató a diez personas, a pesar de todo lo que sucedía en esta nueva sociedad, el Turco Fadul decía que eran todos para uno y uno para todos, no había leyes, ni iglesias, y si bien muchas de sus acciones podrían ser vistas como incivilizadas, bárbaras, era un pueblo que empezaba a desarrollarse pese a todos los males. Con los años Tocaia Grande fue conocida, llegó la Iglesia, el Estado, y el final lo podrá leer usted, por ahora concluiré diciendo que no sé si son más bárbaros los civilizados que los incivilizados e incluso ya no sé las diferencias entre unos y otros, lo que sí sé es que por lo menos entre los incivilizados siempre existió la palabra cumplida, el honor y amor a la libertad.

Rubem Fonseca
A sus 91 años de edad el escritor brasileño Rubem Fonseca, sigue siendo un referente imprescindible de la literatura brasileña y latinoamericana. El escritor brasileño inició su carrera cuando ya era un hombre maduro, pero eso no fue un impedimento para su consagración como escritor, al contrario, sus obras son ampliamente difundidas y leídas. Rubem Fonseca se ha convertido en un verdadero clásico latinoamericano que hay que leer, porque, además de su bella prosa, su obra sigue teniendo una vigencia impresionante y tristemente sigue desnudando no sólo los problemas del Brasil, sino de Latinoamérica y esto lo podremos apreciar en su novela titulada: Agosto, publicada en el año 1990.
La novela lleva el título de Agosto, porque tendrá como escenario central el año y el mes de agosto de 1954, cuando el entonces Presidente de Brasil Getulio Vargas, después de una fuerte crisis política se suicidó. Lo anterior es el punto de partida de la novela, pero lo más interesante es que ni el Presidente, ni la crisis política que vivía Brasil, serán los temas centrales e incluso todos los temas girarán en torno al gran protagonista de la historia y el único hombre honesto que tenía el Brasil, un Comisario de policía llamado Alberto Mattos.
Agosto es una novela policiaca e histórica, la trama inicia con el asesinato de Paulo Machado Gomes Aguiar, quien era uno de los principales socios de una poderosa empresa denominada CEMTEX, el Comisario Mattos es el encargado de investigar el crimen contra Paulo. Una de las principales características del comisario Mattos es que a lo largo de su carrera policiaca ha sido un hombre incorruptible, por ese hecho vive de manera modesta en un pequeño departamento, acompañado de discos y libros, los políticos o ricos que tienen algún conflicto con el Comisario, le dicen que es un policía de quinta, porque en general su vida es muy modesta.
Mattos de joven tuvo una novia muy bella llamada Alicia, se percibe en la lectura que Mattos la amó, pero por diversas circunstancias (incluyendo la económica) Alicia lo abandonó, en la vida actual Mattos tiene a una enamorada llamada Salete, esta chica que es descrita como modelo está enamorada de Mattos, ella en sus inicios se dedicó a la prostitución, en ese ambiente conoció a un empresario y político rico, le puso departamento, se la llevó a viajar por toda Europa, a pesar de los lujos y comodidades, Salete seguía enamorada del Policía.
Cuando Mattos inició la investigación del asesinato de Paulo Gomes, fue descubriendo que una de las sospechosas era la viuda de Paulo, llamada Luciana Borges, pero hay algo más interesante, uno de los socios poderosos y amigo personal del asesinado Paulo, se llama Pedro Lomagno, quien resultó ser amante de Luciana Borges, y por si fuera poco, Pedro Lomagno era el esposo de Alicia la antigua novia del policía Mattos. Por si faltará agregarle datos a esta investigación, Paulo Gomes vivía con Luciana, pero tenía un hombre de piel negra de amante, y Pedro Lomagno aunque vivía con Alicia, al igual que su amigo, le gustaba que el mismo negro que hacía feliz a Paulo, lo hiciera feliz a él.
La investigación que estaba realizando el Comisario Mattos es un punto importante de la novela, porque en ella se irán involucrando más personajes incluyendo al Senador Vitor Freira, quien también era homosexual, con la diferencia que a éste le gustaban preferentemente los niños y cuando fue descubierto en un acto perverso por el vigilante del edificio donde vivía, el vigilante fue asesinado para evitar cualquier desprestigio contra la buena imagen del Senador.
En el mismo mes de agosto del 54, fueron contratados unos matones para acabar con la vida del periodista Carlos Lacerda, quien era Diputado y fuerte opositor al régimen de Getulio Vargas. Lacerda logró salir ileso del atentado, pero quien murió fue su guardaespaldas quien era un oficial de aviación militar apellidado Vaz; este atentado y muerte del oficial conmocionó a Brasil, la mayoría de los medios que estaban en contra del régimen no tan sólo condenaron el hecho, además, culparon a Getulio Vargas como el principal responsable del atentado. Lacerda sintiéndose poseedor de la verdad absoluta también culpó al Gobierno del atentado, y pidió la renuncia inmediata del Presidente.
Gran parte del Ejército, la Marina y las Fuerzas Aéreas, solicitaron la renuncia del Presidente Getulio Vargas, si no lo hacía se veía venir el golpe de Estado. En medio de esta terrible crisis política que vivía Brasil, las investigaciones del Comisario Mattos seguían adelante, entre más avanzaban las pesquisas más políticos poderosos salían involucrados, por supuesto que los interesados en que no se aclararan los crímenes que investigaba Mattos, contrataron matones para acabar con él, y con toda persona que representara algún peligro.
Uno de los matones más eficientes que aparecen en la novela lleva el apodo de Chicao, es un negro fuerte, quien no falla en sus servicios. Pedro Lomagno tenía un sentimiento especial por Chicao, y le pidió desapareciera a Raimundo quien era vigilante del edificio donde vivió Paulo Gomes y el vigilante le había dicho a la policía que un negro de sus características había entrado al edificio el día que asesinaron a Paulo. Tengo que confesar que la forma en que el negro Chicao asesinó al vigilante Raimundo es horrorosa, cruel, inhumana, pero, ¿quién podría dudar que la realidad supera a la ficción?, es más, les adelanto que cuando Chicao regresaba de cometer el crimen, traía los dedos de Raimundo en el saco y cómo se divirtió tirándolos en una manifestación que pedía la renuncia de Getulio Vargas.
La novela es un verdadero Thriller, su lectura es entretenida, intrigante, y aunque en toda la historia hay una voz que clama en el desierto, esta voz fue apagada, porque en el desierto no hay nada, y como dice el Tango Cambalache: “Que el mundo fue y será una porquería ya lo sé en el 506 y en el 2000 también.” Esto se puede comprobar cuando uno de los personaje más corruptos y poderosos le dice a su guarura: “–No es necesario. Aquel policía güevón que me perseguía ya entregó el equipo. Los otros policías están todos en mi nómina. Todos. Guardias, detectives, investigadores, delegados. Si no fuese por mí, las mujeres y las hijas de la mayoría de ellos no se comprarían un vestido nuevo en sus aniversarios.”
Finalmente, que digno resulta ser un ciudadano de quinta, con un pequeño departamento lleno de discos y libros, para todo lo demás los ejemplos abundan.

Nélida Piñon
El 29 de septiembre de 2015, el periódico El País publicó una entrevista recién realizada a la escritora brasileña Nélida Piñon, la que nos ayuda mucho a conocer y comprender los temas que aborda la escritora en su abundante obra, por tal motivo, antes de presentar su novela Tebas de mi corazón, publicada en 1974, transcribiré una pregunta de la entrevista antes mencionada que considero oportuna en el desarrollo del presente artículo.
“P. Pero el compromiso, sobre todo, es con la literatura: usted misma ha asegurado que no piensa nunca en el lector cuando escribe.
R. ¿En quién voy a pensar? ¿En un profesor de Harvard? ¿De Salamanca? ¿Y dónde se quedan los brasileños? A mí me gusta pensar en un indio del Amazonas, que me pueda leer dentro de 40 años. Me gustaría pensar que el pobre de hoy, el que no tiene acceso a nada, descubra dentro de unos años a una brasileñita que amaba Brasil y la literatura. No sé cuál es el destino de lo que escribo.”
La respuesta de Nélida Piñon aclara su forma de ver y escribir literatura, y es que en la novela Tebas de mi corazón, el universo que nos presenta es primitivo, pueblos antiguos de América e incluso se perciben como aldeas o pequeñas comunidades. La novela está impregnada de simbolismos y posee un técnica narrativa diferente, en momentos su lectura es compleja porque no hay un orden cronológico y sus personajes aparecen y desaparecen, se confunden, cambian sus roles, sin embargo, lo antes señalado no impide identificar la gran variedad de temas desarrollados en esta magistral obra.
Desde un análisis personal considero que el gran tema que aparece recurrentemente en Tebas de mi corazón, es el simbolismo, toda la historia tiene el escenario central en el pueblo de Santísimo, cerca de este pueblo está Asunción que resulta ser un pueblo más desarrollado, poseedor del famoso Teatro Iris y el almacén dorado. Asunción es presentado como el gran rival de Santísimo, partiendo de estos dos lugares centrales en la obra, aparecerán muchos personajes que al inicio se pueden ir ubicando por las relaciones entre ellos, con el avance de la lectura no tan sólo todos están relacionados, además, las relaciones entre los habitantes de Santísimo se confunden para el lector, ya no sabes quién es pareja de quién, si un personaje vive, muere, si es representado por su pasado, por un recuerdo, una idea, o si su espíritu sigue vivo y es el que habla.
Encontraremos en todos los nombres que aparecen en la obra el simbolismo a plenitud, en Santísimo no había Iglesia ni Sacerdote y cuando el Padre Ernesto llegó a habitar una temporada, la primera gran experiencia que tuvo fue que Angélica estando a instantes de morir no quiso confesarse, no le interesaba vivir más. Eucarístico es otro importante personaje que renunció a todo para dedicarse por completo a la construcción de su barco, por encima de su familia, del amor, el sexo, la comida, estaba su pasión por la madera y el terminar el barco era su obsesión total.
Atila es un personaje que al inicio adquiere gran relevancia porque fue al pueblo de Asunción y se robó a Eulalia. Por muchos días los habitantes de Santísimo estuvieron preparados para enfrentar la guerra contra Asunción por la afrenta realizada, la guerra nunca llegó, mientras tanto Eulalia en toda su vida dejó de suspirar por Asunción, su mirada siempre estaba dirigida de manera entrañable hacia el pueblo de donde había sido raptada.
En las diversas historias que va narrando la novela, claramente se percibe que todos los extranjeros que llegaron a Santísimo por una u otra circunstancias mueren o se van sin nunca más volver. Eulalia decidió tirarse al río Alvarado porque la corriente iba rumbo a Asunción, su hija Hidalga siempre va a platicar con Eulalia a la orilla del río, el doctor Floriano llegó y murió en ese pueblo, Santísimo moría en silencio.
Al inicio se nombra mucho a Triste Figura, sin saber de manera clara qué persona es o de dónde surge este personaje. En la novela nos encontraremos con la historia que en Santísimo en la reproducción de animales nunca había nacido un novillo macho, esto preocupaba a todos y más si esa desgracia se pudiera trasladar a sus habitantes, pero un día llegó un toro de Asunción y éste fue rechazado, con el tiempo sin que nadie viese de dónde llegó, apareció un toro al cual llamaron Triste Figura, al inicio estaban extrañados pero felices con el toro. Triste Figura resultó todo un semental y procreó muchos machos, uno de sus habitantes descubrió que en los huevos del toro tenía escrito la palabra Asunción, a pesar de la gran molestia respetaron al toro por ser padre de muchos machos, pero al final el toro se volvió maricón.
miguel_naranjo@hotmail.com