REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
19 | 08 | 2019
   

Confabulario

Foro de aforismos y reflexiones


Roberto Bañuelas

GENEROSIDAD

• La generosidad es una rara enfermedad que siempre encuentra hombres inmunizados.
• La generosidad es otro mito que alimenta la resignación de los marginados.
• La generosidad, aunque no gane siempre, tiene más prestigio que el egoísmo.
• La generosidad no consiste en dar lo que nos sobra, sino lo que nos enriquece.

GENIO

• El genio se manifiesta y demuestra en obras que no pueden ser creadas por todos los talentos.
• La gente no necesita genios; la humanidad, sí.
• El genio es una síntesis de los valores raciales e históricos que, encarnados en un ser humano con potencialidad creadora, convulsiona y desarrolla la cultura de su siglo.
• El genio es un fanático que tiene razón.
• El talento se adapta; el genio, rebelde y visionario, confronta.
• El genio transforma el presente en una anticipación del futuro.
• Sólo los genios que contribuyen a la destrucción son respetados en la vida.
• El genio, para la realización de sus obras, parte de la conclusión de que la Creación está incompleta.
• El genio, en aparente contradicción con la sociedad que lo engendra, es la síntesis individual de la violencia y de la armonía de una época.
• Genio es todo creador que ilumina y enseña más allá de su sociedad y de su tiempo.
• Sólo el genio es capaz de superar las etapas de decadencia artística, oponiendo una poderosa visión creadora; los talentos normales, adocenados y conformistas, se agrupan en sectas de elogios mutuos para exaltar y justificar su capacidad imitativa.
• El genio crea la obra original que los talentos menores imitan hasta llegar a un plagio recreativo de múltiple consumo.
• El genio crea del presente hacia el futuro. El talento, en forma utilitaria, recrea del pasado para el presente.
• El genio, a través de sus obras, es la síntesis de las cualidades de una raza diferenciada en una época determinada.
• El verdadero genio transforma la lucha del presente hacia un futuro ilimitado.
• El genio, que es objeto de burla de los tontos, tampoco es comprendido por los inteligentes domesticados.

GENTE

• La gente se parece a los símbolos que exalta.
• La gente hace de la tradición el escudo que protege su atraso secular.
• La ventaja de cuando la gente se equivoca, es que la culpa la tienen siempre los demás.
• La gente, sin importar a la clase que pertenezca, prefiere creer que saber.

GOBIERNO

• Un mal gobierno es como un tumor maligno, pero el pueblo tiene miedo de la operación.
• Con la injusticia de que los pueblos tienen el gobierno que se merecen, la venganza se produce cuando los gobernantes tienen el pueblo que les odia.
• El gobernante, aunque sea deficiente y destructivo, no deja de recibir la adulación de los abyectos.
• Hay siempre mejores hombres y más sabios entre los gobernados que entre los gobernantes.
• Los gobiernos despóticos han logrado la igualdad de la pobreza para las grandes mayorías.
• Casi todos los políticos, para triunfar en las elecciones y gobernar, declaran con sus discursos la guerra a la pobreza; pero una vez que han llegado al poder, la guerra es muy corta y se restablece la paz para que no desaparezcan la desigualdad y la injusticia.
• El pueblo, con su trabajo, no es el creador de la pobreza que padece, sino cada gobierno que autoriza la injusta concentración de la riqueza.
• El gobernarte, poderoso y corrupto, considera un deber primor¬dial sustraer la riqueza para que no la derrochen los pobres en aliviar sus ingentes necesidades.
• Todo mal gobierno se caracteriza por los funcionarios enrique¬cidos que lo integran y la falta de vergüenza frente a la pobreza y el atraso del pueblo.
• Si los gobernantes expresaran en un lenguaje llano las promesas de Libertad, Justicia y Progreso, no tendrían necesidad de emplear ese galimatías confuso que genera las fórmulas de la continuación del engaño.

GRANDEZA

• Trabajamos y soñamos para conquistar y continuar la plenitud del instante perfecto que define el orden de la existencia hacia la grandeza.
• El más grande ideal: conquistar y continuar en la vida el instante perfecto de la creación.
• Los grandes llegan a la humildad por cansancio.
• Los humildes no son grandes; pero algunos grandes, con sentido del humor, practican la humildad.

GRATITUD

• La gratitud es una virtud tímida que contagia: es por eso que las personas que han recibido un favor se quedan en la condición de ingratas.
• La forma más fácil de ser molestos se da cuando encontramos a una persona a quien un día hicimos un favor y no nos necesita más.
• La gratitud sigue siendo una gran virtud que no se gasta por la falta de uso.
• Entre la gente humilde, la gratitud es mayor que los pocos bienes que recibe.
• A causa de la naturaleza ambivalente del hombre, éste suele transformar el bien que recibe en el mal de la ingratitud.
• La gente mezquina prefiere olvidarse de la gratitud que llevarla como un gran peso.

GRAVEDAD

• La gravedad es la ostentación de los efímeros.
• La pose de la gravedad es como el papel de calidad para la pági¬na en blanco.
• La gente grave, cuando se aburre, cree que está meditando.

GUERRA

• La guerra, especialmente la de dominio y despojo, representa la supervivencia de la más primitiva brutalidad de la especie.
• Los países poderosos hacen siempre lo posible por no evitar la guerra.
• Siempre hay un ensayo de guerra entre los que quieren hacerla y los que intentan evitarla.
• El hombre padece tanta injusticia, rencor acumulado y venganza incumplida, que está más dispuesto a creer en la guerra que en la paz.
• En la guerra siempre ganan los poderosos que, por edad y razones de salud, no van al frente de batalla.
• Las diferencias de raza, idioma, religión, cultura y costumbres, son suficientes causas y pretextos para hacer la guerra contra el país más débil: la paz se logra con el consecuente despojo.
• Históricamente, todo país poderoso hace la guerra para defender lo que con tantos sacrificios ha robado.

H



HÁBITOS

• El hábito de ser amado se compensa con el de volver a amar y habituarse al ser y no ser de la pareja.
• Los hombres, como los elefantes, cargan en el cerebro -como un hábito- la cadena que sujetó el cautiverio de su infancia.
• Cambiar de hábitos y costumbres equivale más a dejar de ser que volver a ser.
• La gente prefiere los malos hábitos conocidos que los buenos por conocer.
• Los hábitos onerosos son parientes de los vicios.
• Quienes practican el hábito de pedir prestado, padecen también el de olvidar sus deudas.
• Para establecer el mínimo del equilibrio social, no deben confrontarse ni entrar en pugna las costumbres con las leyes.
• Las costumbres populares se incrustan en lo absurdo de la tradición frente a la pereza del cambio.
• La persistencia de hábitos se opone a todo cambio con la molicie del pasado.

HABLAR

• Se conquistan menos enemigos hablando bien de sí mismo que mal de los demás.
• Los que hablan mucho y bien de sí mismos ahorran y evitan otra autobiografía.
• No se debe confundir la verborrea con la elocuencia.
• Desde la verdad hasta el engaño, se dice siempre lo que piensa.
• Hablar con la verdad requiere de menos palabras que las necesarias para mentir.
• Los profetas hablaban poco, pero todavía se oyen.
• Aun con pocas palabras, la gente habla demasiado.
• Las últimas palabras de cada hombre se acercan a la totalidad del silencio.
• Las palabras, al margen de su significado, son señales sonoras que ratifican que estamos vivos.
• Los profetas, sin ser científicos, siempre han hablado del futuro.

HÉROES

• Los héroes son, en muchos casos, suicidas frustrados, premiados por la ocasión y embellecidos por la leyenda.
• El llamado héroe es algunas veces un suicida afortunado; otras, un desesperado que se enfrenta a un grupo de creyentes en la derrota.
• El culto a los héroes sirve para recordar a los hombres todo lo que no han sido capaces de hacer.
• Los héroes de una nación son los verdugos de otra.
• Los héroes son los sobrevivientes de la inspiración y la inmolación.
• Sin los héroes, la historia sería sólo un tedioso archivo.
• En épocas de desgracia, la gente feliz se refugia en el llanto y en la oración. El heroísmo, cuando se da, surge de la legión de desesperados.
• El heroísmo, para ser reconocido, debe superar a la propia muerte y a la vida de los demás.
• La mayoría de los posibles héroes mueren antes de tiempo.
• Para pequeños héroes, de los que la patria se ufana, se erigieron inmensos monumentos ecuestres para personajes que nunca montaron en un caballo ni combatieron entre los promotores de la muerte organizada.