REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
22 | 07 | 2019
   

Arca de Noé

No todos los dinosaurios midieron varios metros


Dalia Maria Teresa De León Adams

En la época denominada de “los Dinosaurios” los animales existentes medían en su gran mayoría varios metros, como es el caso de los Saurisquios, conocidos también como Dinousaurios Gigantes, los cuales alcanzaban hasta los 21 metros de longitud; poseían pelvis de lagarto comparable a la de los Reptiles Voladores o Lagartos Alados, estos de 8 metros de largo.
Sin embargo también existieron en la misma era, animales que poseían tan solo algunos centímetros en longitud, como es el caso del Ornitisquio o del Avipeldiano.
La constancia sobre la existencia de estos animales prehistóricos data del año de 1824, momento en el cual fueron desenterrados por primera vez varios restos fósiles en Inglaterra; suceso que fue tomado como trascendental, pues permitió saber con certeza científica, la existencia primigenia de dichos seres.
El término de “Dinosaurios” se los otorgó el palenteólogo británico Richard Owen; término que significa “Lagarto Terrible” acorde con la etimología griega de los vocablos “Deinós” y “Sauros”.
En la actualidad se cuenta con algunos centenares de dichos restos localizados en la llanura central del norte de América, para situarlos con exactitud, en el borde del valle del río Deer y en la zona central de Alberta; en el desierto de Gobi, en Asia Central y, en Mongolia.
Otros fueron localizados en la zona ártica de Alaska y en algunas regiones europeas.
La “paleontología” es la ciencia que trata sobre el estudio de los restos fósiles, siendo uno de los objetivos a investigar, la búsqueda sobre la, o las causas que propiciaron la desaparición de los dinosaurios sobre la faz de la tierra.
Al respecto se han dado diversas respuestas como posibles a la interrogante; la del cambio climatológico que les afectara al grado de desaparecerlos; la falta de recursos alimenticios; el cambio de presión atmosférica y gases venenosos; el oxígeno excesivo por la abundancia de plantas; las cenizas volcánicas o por la radiación cósmica.
Sin embargo, la teoría más reciente según los planteamientos de Walter y Luis Álvarez es la de la “extinción súbita”. Dicha teoría está sustentada por los vestigios que se encuentran en la arcilla enriquecida con iridio, en las inmediaciones del Gubbio, una pequeña ciudad en Italia. Sucedió que la capa inferior de la piedra caliza contiene abundantes fósiles, en tanto que en la zona superior, se encontraron muy pocos de ellos. Ello les llevó a la conclusión de que los dinosaurios desaparecieron de ipso acto.
Posteriormente se fueron localizando algunos depósitos similares en diversas zonas del planeta. En base a este hallazgo dicha teoría vino a considerarse certera para algunos antropólogos, en tanto que otros científicos la consideran dudosa.
Empero a todo, sin duda alguna la teoría sobre “la caída de un meteorito en la tierra” como causa de la extinción de los dinosaurios es la más aceptada; hecho que ha inspirado a novelistas y cineastas para recrear el momento del supuesto suceso.
Y, para terminar con respecto a los dinosaurios, su extinción y la aparición de vida humana, le comentaremos sobre los hallazgos del paleontólogo James Scott, quien sostiene que nuestra especie es posterior a la era de los dinosaurios, lo cual intenta sustentar mediante su obra intitulada “Paleontology”:
-“Hasta las especies más primitivas de Homo Sapiens (hombre) vivieron mucho después de que desaparecieran los dinosaurios… Aún tomando en consideración los fenómenos de plegamientos de cortezas terrestres, las rocas que contiene fósiles humanos, siempre aparecen por encima de los que conservan huesos de los enormes reptiles denominados dinosaurios, por lo que se desprende de que estos últimos pertenecen a una época anterior a la de los restos humanos.”-
Para la antropología, la antigüedad de un fósil o cualquier pieza arqueológica es determinada mediante el registro de la capa geológica en donde se encontró. La paleontología continúa investigando los sucesos transcendentales en cuanto al conocimiento sobre el origen de la vida en nuestro planeta, lo cual no deja de ser interesante para todos.