REVISTA DIGITAL DE PROMOCI脫N CULTURAL                     Director: Ren茅 Avil茅s Fabila
10 | 12 | 2019
   

Clave de sol

La afinaci贸n en "La"


Jorge Alvel谩is

Actualmente los m煤sicos afinamos nuestros instrumentos usando como referencia la nota 'La', ajustada a 440 Hertzios [los Hertzios (Hz) son las veces que el aire vibra en un segundo]. El instrumento que toca la nota mencionada vibra 440 veces en un segundo, mueve el aire a esa misma frecuencia y nuestro o铆do percibe la vibraci贸n del aire como la nota 'La'.
Han existido anteriormente otros ajustes para dicha nota, desde 480 Hz (en los 贸rganos alemanes que tocaba Bach a principios del siglo XVIII) hasta 400 Hz (general a fines del mismo siglo).
En la red se encuentra mucha literatura fant谩stica sobre la afinaci贸n a 432 Hz y 440 Hz, desde las explicaciones m铆sticas que hablan de la resonancia del cosmos hasta la patra帽a de que los nazis impusieron la afinaci贸n a 440 Hz por medio de un decreto mundial cuyo documento se perdi贸 al finalizar la guerra (quienes cuentan esa historia no dicen c贸mo se enteraron de la existencia de dicho decreto ni c贸mo los nazis pudieron dictar la pol铆tica de sus enemigos).
Una versi贸n menos rebuscada dice que el acuerdo mundial de afinar a 440 Hz proviene del incipiente desarrollo tecnol贸gico de los sistemas de grabaci贸n: en los inicios de dicha tecnolog铆a, los equipos y materiales de grabaci贸n no eran capaces de registrar bien las frecuencias extremas de los sonidos.
Con la afinaci贸n a 432 Hz los graves 鈥攍as notas bajas鈥 perd铆an fuerza y los agudos 鈥攍as notas altas鈥 se escuchaban opacos, sin que hubiera forma electr贸nica de compensar la deficiencia (no exist铆an los ecualizadores que hoy usamos para acentuar o atenuar frecuencias). En cambio con la afinaci贸n a 440 Hz, los sonidos suben casi un cuarto de tono, haciendo a los graves m谩s perceptibles en las grabaciones y aumentando la brillantez de los agudos.
Para la incipiente industria discogr谩fica esto signific贸 un avance que val铆a la pena estandarizar para facilitar la producci贸n, as铆 que la afinaci贸n mencionada se acord贸 (o se impuso) internacionalmente en 1939 como est谩ndar de afinaci贸n, reiter谩ndose en 1975.
Hoy en d铆a muchos m煤sicos afinamos medio tono abajo (415.3 Hz), lo cual nos resulta c贸modo para cantar, especialmente cuando se tiene que sobrevivir de tres o cuatro presentaciones semanales de tres horas en promedio cada una.
La ventaja es que hoy tenemos ecualizadores para compensar la opacidad de frecuencias altas que se produce al bajar el tono, as铆 como equipos de amplificaci贸n y de grabaci贸n que permiten registrar cualquier sonido grave sin problema.
La afinaci贸n a 432 Hz es m谩s c贸moda para las voces y la tecnolog铆a ya no es un impedimento para usarla, as铆 que muchos colegas est谩n pugnando para que se establezca como est谩ndar mundial.
Nadie est谩 obligado a usarla, al igual que nadie est谩 obligado a usar la afinaci贸n 440 Hz; pero quienes producimos grabaciones buscamos sujetarnos a ciertos est谩ndares a los que el p煤blico est谩 acostumbrado, de manera que nuestras producciones no suenen extra帽as al o铆do promedio.