REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
08 | 12 | 2019
   

Letras, libros y revistas

La biblioteca de David recomienda...


David A Figueroa Hernández

Arquitectura, historia y poder bajo el régimen de Porfirio Díaz. Ciudad de México, 1876-1911. Nos encontramos ante una verdadera investigación que refiere a las diferentes vertientes sobre las que giró la arquitectura y las grandes edificaciones que reflejaron la capacidad, el poder, la prospectiva del régimen así como sentar las bases modernas del urbanismo y de la ingeniería ya entrado el Siglo XX.
Entre cada una de las páginas, Arnaldo Moya Gutiérrez, nos transporta a la dinámica sobre las que se idearon y construyeron las máximas obras que dieron vida al Porfiriato como un régimen absorto ante los reclamos sociales pero vívido ante los requerimientos que auguraban una ciudad moderna como debía ser la Ciudad de México y un país en vías de modernización.
Dicho lo anterior, en las páginas de este libro se desmenuzan las principales obras que dieron vida al régimen de Díaz: la Columna de la Independencia, el Palacio de Correos, el edificio de la Secretaría de Obras y el Palacio de Bellas Artes (conocido entonces como el Teatro Nacional). Sin embargo, otras magnas obras -inconclusas- también fueron objeto de grandes estudios en la presente investigación tales como el Palacio Legislativo Federal (el más grande del mundo en su tipo), el Panteón Nacional (que terminaría en una magna y suntuosa ceremonia a la Apoteosis de los Héroes de la Independencia en torno a un Catafalco efímero como cierre de los Festejos del Centenario en 1910). Finalmente, también se hace alusión al manicomio La Castañeda, la ampliación del Palacio de Lecumberri y la Penitenciaría Nacional, así como a los avances en comunicaciones y modernización de la propia ciudad en torno a la celebración de las Fiestas del Centenario de la Independencia.
Una de las facetas interesantes de la presente lectura -más allá del aspecto netamente histórico que ya de por sí es valioso-, son los argumentos vertidos en torno a la arquitectura e ingeniería que dio vida a todas las edificaciones ya descritas; su sólida concepción como un estilo neoclásico, resultado de un modelo victoriano, clásico y barroco que además plasmó un aspecto importante del régimen: poder político. En términos teóricos, resulta imposible pensar la construcción de obras magnas sin lo alusivo y concerniente al poder que ellas mismas despliegan; de eso trata también esta interesante lectura.
No está de más comentar que la metodología empleada por el autor fue importante tanto en la recopilación histórica del material pertinente que se encuentra en diversos recintos a resguardo cuidadoso, sino que también conjugó la parte artística, estética, a los conceptos de ingeniería y arquitectura modernos para darle un matiz importante no sólo desde el punto de vista netamente histórico sino de urbanidad contemporánea, lo que hace doblemente enriquecedor su estudio.
Mucho podemos hablar de lo bueno o malo del régimen del General Porfirio Díaz, pero lo importante es que la Ciudad de México actualmente posee una variedad importante de recintos que la ciudadanía hace suyos, valora y se engrandece de ellos ante el mundo y sin embargo, muchos fueron ideados y levantados en la ápoca referida, con todos los asegunes que ello conlleva. Podemos estar o no de acuerdo con el régimen en comento pero no podemos negar el cariño de un patriota ni mucho menos, la visión de un estadista por su país.

Arquitectura, historia y poder bajo el régimen de Porfirio Díaz Ciudad de México, 1876-1911. Arnaldo Moya Gutiérrez. Conaculta. 2012, 560 pp.

Comentarios: dfigueroah@yahoo.com.mx