REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
22 | 05 | 2019
   

Confabulario

El hombre ha muerto, luego el arte ha muerto luego entonces el comic ha muerto Parte II


Edgar Aguilar Farías

En el siguiente articulo intitulado “Los Superhéroes y los amigos que los acompañan” de Olivier Fuentes, pude constatar lo que dije anteriormente, que esta revista sería un elogio a la historieta norteamericana. El artículo es de los más extensos de la revista, 19 páginas, y en él las biografías de los más destacados autores de Estados Unidos y su arte secuencial (término inventado por Will Eisner) las más extensas.
Pero lo más irónico de todo esto no es el hecho de la cantidad de páginas dedicadas o imágenes empleadas sino su baja calidad periodística de artículo.
Verdaderamente esperaba un trabajo detallado, perfectamente documentado en especial por la amplia bibliografía que uno puede encontrar de estos superhéroes, un reportaje con un perfecto análisis (aun cuando favorezca en todos los sentidos a este tipo de arte secuencial y su género de superhéroes). Pero nada de eso se puede leer en tal artículo.
Y esto sucedió porque Oliver es un periodista de la nueva ola, tan nueva que toda o casi toda la información que extrajo la obtuvo del You Tube, de tres documentales subidos a la internet; estos documentales son: “Historia Historietas Cómics Supermán Batman Mujer Maravilla Spider-Man Hulk X-Men ESPAÑOL (SPANISH)”, “documental superheroes cap 1, Cap 2 y Cap 3” y La historia del comic -de 1920 a 1929- parte1, parte 2 y parte 3. El primero es un documental reciente del History Channel intitulado originalmente “Comic Book Superheroes unmasked”, el segundo de la BBC de Londres y el tercero solo es un fragmento de un documental más largo del History Channel intitulado “Comic the 9th art” donde hablaban de toda la historia universal del comic, pero que alguien solo subió un fragmento.
Aparte Oliver se valió del Wikipedia, pero no el que está en español sino el que está en inglés para su información de los sucesos de los años 50´s y de los estragos que hizo el libro La seducción de los inocentes del doctor Fredric Wertham.
Para validar mis acusaciones he de mencionar dos hechos que menciona en su reseña y demuestra lo que yo digo. En “La historia del comic -de 1920 a 1929- PARTE1” existe un error en la traducción, pues las agencias internacionales de periódico que se mencionan y sus tiras sindicadas, son en realidad los Syndicate y éstas son las agencias de dibujantes que trabajan para los periódicos y que fueron creadas poco después de las rivalidades entre los dos primeros titanes de la industria periodística Joseph Pulitzer del New York World y el New York Journal de William Randolph Hearst (este suceso importante en la historia del comic no es mencionada ni remotamente en el artículo). Entonces el término syndicate no se refiere a un sindicato sino es el nombre que adoptaron las agencias antes mencionadas, la palabra anglosajona Unions es el término correcto para referirse a un sindicato.
La más importante Syndicate que sigue funcionando hasta nuestros días es la King Feature Syndicate, pero ésta, y vuelvo a aclarar, no es un sindicato, es una agencia que contrata dibujantes y tiene registrado bajo el Copyright a varios personajes de las tiras cómicas de distintos creadores como Garfield y Flash Gordon y aun así da reconocimiento a los autores de sus tiras.
Y así lo encontramos en los párrafos del artículo de la revista muy interesante; “(…) Famous Funnies y New Fun. La primera recopilaba las tiras que ya habían sido publicadas en los diarios, mientras que New Fun, al no poder costear las cuotas de las tiras sindicadas, publicaban material propio…”
Esta información también se menciona (menos lo referente a las susodichas tiras sindicadas) en el documental “Historia Historietas Cómics Supermán Batman Mujer Maravilla Spider-Man Hulk X-Men ESPAÑOL (SPANISH)”.
Este error delató a nuestro reportero y su poco o nulo conocimiento de una metodología de la investigación, suponiendo que no sepa nada de la historia de los comic strip, que hoy se cuenta como una historia aparte del comic book, pero como investigador era su deber hallar y confirmar todas sus fuentes, en caso como lo que he dicho existiera algún error por parte de la traducción o del redactor de dicho origen de sus datos.
Otro párrafo que encontramos y que tomo casi tal cual del documental mencionado es el siguiente: “(…) Una colaboración de dos páginas, hecha por Siegel y Shuster, apareció en la revista Look; en ella Superman de plano volaba para capturar a Hitler y a Stalin y los llevaba a una corte internacional…”
En el documental se menciona que los llevó a la sociedad de naciones, e incluso en una imagen de las viñetas de la historieta mencionada aparece en un globo donde van a ser llevados Hitler y Stalin por Superman, pues la corte internacional (que creo que se refiere a la que está en la Haya) aún no existía, existieron varias cortes que trataron temas de navegación y cuestiones diplomáticas entre los estados de Gran Bretaña y los Estados Unidos a lo largo del siglo XIX así como otros asuntos entre estados de América y Europa, pero tal corte no se formaliza hasta después, cuando se crea la ONU y es la encargaba de juzgar casos de crímenes de guerra o de lesa humanidad. Otro detalle que pone en evidencia la falta de conocimientos de nuestro articulista.
Sobre esto último he de mencionar que en todos los documentales se hacen reseñas de la historia, cómo se vivía en esos años, qué sucesos importantes pasaban, lo más destacado que bien pudiera haber sido importante para el desarrollo de la historieta (y que cualquier historiador del arte debe hacer, aun si es la historia de la historieta), pero no en nuestro reportaje de la historia del comic estadunidense.
En él, la falta de una reseña histórica y de establecer alguna relación con el mismo es total, solo lo hace cuando habla de lo sucedido por el doctor Wertham y el macartismo de los años 50´s. Supongo que a Oliver le enfada la historia por eso comete tales errores y por eso la relega de sus notas.
Y puedo mencionar un sinfín de similitudes y palabras o ideas tomadas textualmente de los tres documentales, pero creo que con lo mencionado aclaro perfectamente mi punto.
Al que lea estas palabras le pido que vea los documentales antes mencionados y luego lea este artículo de esta revista y juzgue si tengo razón o no. Sin embargo puedo mencionar algo que si no viene en ninguno de los tres documentales y le daría algo a su favor a nuestro reportero, pero, y lo veremos más adelante, pone a tal revista y sus reporteros en un desacuerdo sobre un punto principal, del cual bien pudieron reunirse en una junta, comparar notas y establecer como punto de acuerdo entre todos ellos y esto es acerca de los orígenes de cómic.
Durante años se estableció que los periódicos son el punto de inicio de las historietas y luego vendría The Yellow Kid el cual dio inicio al particular lenguaje de este arte secuencial. Bien es cierto que actualmente este viejo convenio académico ha quedado relegado, pero aun así The yellow Kid bien puede ser el origen de la historieta norteamericana. Sin embargo el reportaje pone como fuente del origen de tal tipo de historieta a The adventures of obadiah oldbuck de Rodolphe Töpffer que es una traducción en ingles del libro de este autor Suizo.
Curiosamente Rodolphe Töpffer para los americanos no es el padre de la historieta, incluso Scott McCloud lo pone así en su libro Entender al comic en cuya teoría establece que los orígenes del mismo se remontan incluso a tiempos tan viejos como los romanos y descarta a este autor Suizo, el cual sí es tomado en serio por los Europeos en especial en estos últimos veinte años.
Obviamente luego nuestro articulista pone a The Yellow Kid, abuelo de Superman y demás héroes de los comic (según la versión oficial que viene en los tres documentales ya mencionados) pero mi queja está en el hecho que el redactor de tal nota, tomó de quién sabe dónde tal información, que aunque cierta, la tomó sin analizar y tomar en cuenta el contexto de lo dicho por él mismo, y de hecho de alguna forma descarta que el comic sea un “arte americano” como afirma Stan Lee en estos documentales, pues claramente sus orígenes son europeos y si trataba de resaltar las virtudes de este arte secuencial, no lo hace muy bien que digamos.
Pero ¿Por qué surge The Yellow Kid? ¿Dónde se publicó por primera vez? ¿Quiénes fueron Joseph Pulitzer y William Randolph Hearst? ¿Qué fue la guerra hispano– americana? Son preguntas que no encontrarán respuesta en esta destacada nota de la revista MUY Interesante, otro terrible error de este reportero.
De hecho la falta de análisis de la historia del cómic es lo más destacado de estas palabras escritas. Ponen muchos datos y autores y títulos, pero incluso descarta a muchos otros, muchos números especiales que hicieron historia como “Superman contra Cassius Clay” y su memorable portada que estuvo en el Guinnes Records por el número de rostros de famosos en ella (el que tiene el actual Guinnes Records por el número de personajes en una portada de comic, es el de la boda de Dead pool de reciente publicación) o las dos series de crossover entre Marvel y DC comic, así del especial de Spiderman acerca del S-11 (que se menciona en el documental de superhéroes de la BBC) o el de este mismo personaje y Barack Obama.
De hecho es una historia vacía de contenido y da una leve mención de los que dibujaron héroes que no eran súper héroes, como un hecho aislado o solo un “antropopitecus” en la evolución de los superhéroes que es su tema principal y aun estos están viciados por la visión de las editoriales de Marvel y DC comic.
De hecho en vez de hacer un crítica al artículo, debería hacerla a los documentales, pues al final todo proviene de allí, incluso la visión de supremacía de los superhéroes en el arte secuencial. Así la visión del superhéroe como tópico de las historietas trasciende al extenderse esta versión de la historia.
Este duopolio que aparenta estar separado por una rivalidad mercantil, en verdad actúa junto para mantener subyugada al arte secuencial, no solo manteniendo un imperio editorial que abarca todas las áreas del marketing, sino incluso documentales y ensayos serios como; “los hijos del átomo, once visiones sobre la patrulla – X” de Alpha Decay y “Los superhéroes y la filosofía” de Tom Morris y Blackie Books, son solo algunos ejemplos.
La supuesta popularidad de los actuales héroes de la Marvel proviene de un esfuerzo conjunto de otros medios, incluso académicos, y estos se ayudan de esta historia tratando de crear un falso debate, pero el cuál solo es un simulacro y crea una idea de que Marvel comic y DC comic son y serán los que lleven la batuta del arte secuencial no solo en Estados Unidos sino en todo el mundo, una más de las consecuencias de la globalización dirán algunos. En todo caso también la falta de crítica de por qué los comic solo pueden ser de Superhéroes es un error no solo de la revista o algo intencional de los documentales mencionados sino en general de muchos artistas gráficos cuyas ideas ya están formadas, así de guionistas y público en general cuyo conformismo da como consecuencia un Establishment.
Tal establishment dicta que el comic strip y sus personajes solo fueron una necesidad evolutiva en la historia del comic book, así mismo el comic humorístico el del western, el pulp que está relacionado con la novela negra y el cine noir y de ciencia ficción formal es algo alejado e inexistente en nuestra actualidad, según esta visión de la historia, así como el deseo de un comic más maduro, crítico y actual un mero capricho de una generación que pasa, pero en el cual los mismos valores quedan intactos.
Incluso en la parte de la historia que habla de la formación del Comic Code no se pregunta el por qué si el Dr. Wertham atacó a los superhéroes de frente estos no desaparecieron si incluso en esa época su popularidad había decrecido importantemente. ¿Qué intereses se ocultan detrás de esto? Si incluso se menciona en dicha nota lo siguiente. “… A Julius Schwartz, entonces editor de DC, se le pidió que tratara de regresar a los superhéroes al mercado…” ¿Quién se lo pidió? El público, Washington, ¿Quién? Por eso es importante poner el contexto histórico en una historia así, para darnos una idea de los intereses en juego más allá de los mercantiles y otras coartadas que se pudieran entender.
La consecuencia directa de establecer este Comic Code fue la de sacar del mercado comic del género del terror, el thriller, la ciencia ficción y otros que tomaban popularidad y que incluso se volvieron críticos de su sociedad. También por ello la historia del comic Strip (la tira cómica de los periódicos) se cuenta aparte y no en conjunto como una historia del arte secuencial estadunidense.
Pero así se escribe la historia. Ésta será siempre la interpretación de los opresores, borrando sucesos y hechos de quienes quisieron e intentaron hacer un cambio factible y borrando los actos coacciónales que hicieron estos para derrocarlos y hacer parecer que fue una lucha entre el bien y el mal, cuando no lo fue.
En todo caso la historia jamás podrá ser borrada totalmente ni cambiada ante las contradicciones que surgen al leerla y como sucedió con el descubrimiento de américa y sus conquistas, todo quedará en evidencia y a la luz de quienes busquen la verdad y se pregunten ¿de verdad fue así?
Incluso la dirección del artículo nos lleva a una idea que comenzó a rondar desde comienzos de esta década; “el éxito solo se alcanza cuando tu historia alcanza otro medio” en este caso el cine. Actualmente las salas cinematográficas exhiben un gran número de cintas del género de superhéroes que aunque ya fastidian, no se contempla que dejen de exhibirse. Esto se pone como un logro natural, aun cuando no sea la primera vez que se hace ni se tenga claro cuantas veces se ha hecho.
Antes que Superman y Batman fueran importantes tiras, ya existían versiones cinematográficas de tiras cómicas muy leídas, como “El fantasma” de Alex Raymond y “Terry y los Piratas” de Milton Caniff. Existe una versión cinematográfica del “El fantasma” reciente, pero la que yo digo es otra cinta de los años previos a la segunda guerra mundial.
Incluso entre las décadas de los 70´s y los 80´s hubo algunos fracasos cinematográficos de cintas de bajo presupuesto de los héroes de Marvel. He incluso en los principios de los noventas se hicieron algunas otras cintas de bajo presupuesto de estos mismos héroes cuyas cintas VHS se quedaron empolvándose en las gavetas de los video clubes.
De hecho no hacen mucha mención (por lo menos no en ese artículo) de todas las cintas basadas de otros comic y que hayan tenido éxito, o no, lo cual demostraría su importancia basándonos en este concepto de valores.
Lo cual me hace preguntarme ¿por qué no menciona la fecha de cuando la Warner Bros compró la editorial DC comic? ¿Y cuánto costó? ¿Cuándo Walt Disney adquirió a Marvel Comic? Y ¿en cuántos millones? Borran estos hechos para evitar salirnos de su contexto y de ver que el comic es ya un subproducto del marketing cinematográfico. La muerte del comic.
De hecho el artículo es vacío en especial al final cuando se acerca a la historia actual, no mencionando, por ejemplo, La muerte de Superman hecho relevante en esta historia de los superhéroes, pues al final solo es eso, una frívola historia de los Superhéroes, así como el hecho de rasurar a otros tantos superhéroes importantes, como Kick ass, The Savager Dragon, The Maxx y Hellboy que tiene dos películas y uno de los más destacados dibujantes de este medio que es Mike Mignola, hasta el salvador de Marvel Dead Pool sufrió al no aparecer en este artículo cuando en esa época (mediados del 2015) ya daba de qué hablar. Podía dedicar varias páginas solo para mencionar a todos los Superhéroes, anti héroes y heroínas no mencionados, pero creo que ya quedó claro el porqué no son mencionados.
Así entre sus biografías la ausencia de Todd McFarlane es algo que tendría que mencionar y que aparece en tales documentales y otros tantos que he visto.
Ya para terminar. La controversia de la autoría de Batman entre Bill Finger y Bob Kane, no viene en ninguno de los documentales antes mencionados, más que su nombre (de Bill Finger) en el documental de los superhéroes de la BBC. Aquí nuestro escritor Oliver se puso a indagar verdaderamente. Sin embargo todo lo demás solo demuestra su falta de crítica periodística y curiosidad verdadera de un reportero acerca de su nota, esto solo lleva a un acto de desinformación que al parecer ya es el común denominador de todo el periodismo nacional, pese al sin fin de muertos de personas que trabajan para este medio, o es que acaso las notas de desaparecidos periodistas ¿solo serán una coartada para darle prestigio al periodismo? Es algo que no me atrevo a responder.