REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
14 | 10 | 2019
   

Arca de Noé

La evolución occidental no puede comprenderse sino a partir del legado asiático)


Dalia Maria Teresa De León Adams

Si hablamos del cómo surgieron las lenguas, aún hacia finales del siglo XVIII solamente se encontraba una explicación en base a preceptos bíblicos; es decir que tanto sociólogos como historiadores se basaban en la explicación teológica que brinda el Antiguo Testamento.
Nos referimos al pasaje bíblico con respecto a la Torre de Babel, en donde se narra de manera mítica-mágica-religiosa tanto del nacimiento, como la diversificación de las lenguas, ello ante el castigo divino que Yahvé lanzó a los hombres por ser pecadores, enviándoles como castigo las diversas lenguas para con ello, impedir el entendimiento entre aquellos hombres.
Pero a partir del siglo XIX, con el descubrimiento de un sánscrito de la antigua lengua hindú se descubrieron diversas afinidades tanto lingüísticas como culturales con respecto a las sociedades arias, es decir europeas, según los datos arrojados por las investigaciones realizadas por Schlegel Bopp; juicios retomados por R.P. Coeurdoux en el libro “Memoires de l’acadamie des inscriptions”.
En 1818 tanto los teóricos antropólogos lingüistas Dask y, en 1822 Grimm, ante este hecho supusieron que existían leyes que transformaron los genes y dieron paso al evolucionismo lingüístico através del tiempo. Ello debido a las alteraciones que con el paso de largos periodos, permitieron la transformación y diversificación de una sociedad ancestral desaparecida y, con ello, la aparición de las diferentes lenguas que existen.
Lo más interesante de dicho estudio, es el hecho de haberse considerar a posteriori a la India, no sólo como la cuna, o por lo menos el lugar más próximo en donde surgieron las primeras formas primitivas de desarrollo de “toda la humanidad”.
Por otro lado Karl Marx hacia el año de 1853 sostuvo que el fundamento de toda la evolución se fue gestando debido al nivel de las relaciones materiales de los individuos entre sí. Que lo económico determina a lo social y el tipo de lazos de relación laboral, bajo leyes de correspondencia que han ido determinando los diversos modos de producción y, con ello, las diferentes épocas o niveles de desarrollo.
Además sostuvo la hipótesis de que es, a partir del estudio de estas etapas o teorías económicas, en que la evolución occidental no puede comprenderse, sino es a partir de las formas asiáticas, pues es en dicho escenario en donde se encuentra la génesis del hombre.
Finalmente entre estas aseveraciones fue que Karl Marx intentó confirmar aparte, una nueva teoría acerca de que en la lengua hindú, por ende, se encuentra la clave para testificar que de ella surgió la diversidad lingüística.
Desgraciadamente aún cuando quiso investigar para dar testimonio a su nueva teoría, no tuvo tiempo necesario para hacerlo y corroborarlo.