REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
14 | 10 | 2019
   

Arca de Noé

Carta de Amor: Al joven con el corazón roto


Rafael Martínez de la Borbolla

   Para mi amado hijo Rafael Martínez Sánchez Cid
   “La vida es desierto y oasis. Nos derriba, nos lastima,
   nos enseña, nos convierte en protagonistas de
   nuestra propia historia.”
Walt Whitman.

Alguna vez me compartieron un gran secreto: Las personas sensibles son las únicas que pueden cambiar al mundo. ¡Qué maravilla es el poder sentir las emociones humanas! Las gentes sensibles ven lo que los otros no pueden por las desidias del corazón, leen entre líneas, tienen la capacidad de asombrarse ante los hechos que para los otros pasan desapercibidas, el sentimiento es parte integral de su ser, el blanco siempre será más blanco y el negro será más negro que para la generalidad de las personas, por eso los altibajos emocionales y aún más, le deben a eso su capacidad de crear. Eres único y excepcional. Las personas especiales huelen a sencillez y reflejan un brillo en el centro del alma.
El amor y el desamor son parte de la vida, siempre he pensado que gracias a ellos se inventó la poesía, dirás que es un consejo extraño; pero la verdad es que hay que aprender a disfrutar de la nostalgia y la melancolía que brinda el desamor, momento profundo de reflexión y añoranza, reencuentro con uno mismo, saliste a tu padre, eres un enamorado del amor…. para eso no hay salvación, así que prepárate, ésta es la primera vez pero lamentablemente no será la última, es momento de leer el poema “Los amorosos” del maestro Sabines, la realidad es que los corazones rotos son parte de la vida, así que cuando llegue la indicada disfrutarás aún más de las alegrías que brinda el amor correspondido, todo es una preparación para el gran momento. Y créeme… tu musa llegará. El amor es un sentimiento tan maravilloso y mágico que siempre que aparece, es como si fuera la primera vez. No te quedes mucho tiempo en el desánimo del desamor, no vale la pena perder el tiempo, el mundo está afuera esperándote, abre las alas y prosigue el vuelo, cuando una puerta se cierra es porque se abrirán muchas.
Cree en la magia del amor y decreta que estás destinado a encontrarlo, siéntete afortunado porque sabes irte cuando llega la hora y jamás te quedes estirando manos, alargando brazos, regalando vidas, empeñando sueños y mendigando amor. Nunca te conformes con migajas pues tú te mereces un Universo, el amor debe ser entrega y respeto ante todo, podrás anhelar amores nuevos cuando hayas expirado el espíritu de los viejos.
Las personas más bellas con las que me he encontrado son aquéllas que han conocido la derrota, conocido el sufrimiento, conocido la lucha, conocido la pérdida y han encontrado su forma de salir de las profundidades. Estas personas tienen una apreciación, una sensibilidad y una comprensión de la vida que los llena de compasión, humildad y una profunda inquietud amorosa. La gente bella no surge de la nada.
Que te siga ganando la curiosidad, observa y también participa. Intenta no juzgar, recuerda que cada quien cuenta su historia desde su narrativa de vida y que todos están luchando algún tipo de batalla, sé amable con las personas. Recuerda que generalmente el único momento en que la mayoría de la gente piensa en la injusticia es cuando le sucede a ellos, codéate con ricos y pobres, poderosos y gente del pueblo, políticos e intelectuales, mamones y pendejos, astutos y mentirosos, viejos y jóvenes, artistas pero también obreros y campesinos, si les das la oportunidad todos tienen una historia que contar y generalmente lo único que piden es ser aceptados y sentirse valorados, todos somos importantes, habla poco y escucha mucho; el pez muere por la boca, no confíes demasiado, observa y aprende, respeta a todos y trátalos como a ti te gusta que te traten, pero eso sí, nunca permitas que te falten al respeto, aprende a poner límites, sé autentico y para todos ellos siempre serás Rafael. Rodéate de la gente que te interesa, la que saca lo mejor de ti mismo.
No te dejes vencer por el desaliento. No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte, que es casi un deber. Piérdele el miedo al futuro porque es infructuoso, siempre llega, mejor prepárate para enfrenarlo y recuerda que estás destinado a hacer de tu vida algo extraordinario. No dejes de creer que las palabras y la poesía sí pueden cambiar al mundo.
Ya oscureció, es de noche en México, así cuando se pone el Sol, recuerdo otras épocas más felices en un rancho por los rumbos de Tulancingo, los vastos, vastísimos cielos de Ohio, donde viví un año internado mientras estudiaba, y se mete en mi interior toda esa tierra descarnada que se recoge en una enorme ola precipitándose sobre Puerto Vallarta, donde pasé tantas vacaciones con mi pequeña persona favorita, y todas esas carreteras que vienen hacia la Ciudad de México, atraídas como imán por el ritmo de la gran ciudad, y toda la gente que sueña en esa inmensidad, y sé que el tiempo continúa su paso y que cada persona tiene su vida y preocupaciones, y que aún en silencio uno recuerda a los que no pueden olvidarse porque están destinados a reencontrarse y su vínculo jamás podrá ser vencido, y esta noche saldrán las estrellas, y quizá mi hijo las esté mirando y se acordará de lo que le decía, como si fuera un presentimiento, que cada vez que mirara las estrellas o la luna, se acordará que su papá también las está viendo, y sé está acordando de mí, y la estrella de la tarde dedicará sus mejores destellos a un joven con todo el futuro por delante que vive en Polanco y está por entrar a la Universidad, le apasiona la historia y devora libros, justo antes de que sea totalmente de noche, esa noche que es una bendición para la tierra, que oscurece ríos, nos hace descansar y tomar fuerzas, que nos da la oportunidad de amarnos y por un momento podemos olvidarnos de nuestras aflicciones porque nadie sabe lo que le va a pasar a nadie y todos se sumergen en sus esperanzas e ilusiones y seguirán haciéndose viejos, pero con la seguridad de que mañana saldrá el Sol y tendremos un nuevo día, y que los imposibles de hoy serán posibles mañana. El futuro Rafael, siempre empieza hoy. Recordemos sólo lo que nos convenga recordar, no sufras y jamás temas.

@rafaborbolla