REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
16 | 10 | 2019
   

Letras, libros y revistas

Imprecisiones sobre hecho para un escenario de Tacita Dean


Roberto Bravo

Tiempo es distancia
Un gran texto en escena
puede no ser un guión extraordinario

El filme corre sin música

El escenario frente al público
no tiene principio ni fin
es circular

¿Lo que sucede en el plató existe?
Es vida

¿Es un trabajo escénico?
Es una película no una representación teatral

El actor camina por el proscenio
Como la Tierra da vueltas en el firmamento

Es un monólogo
Pero no es un soliloquio.

El círculo al que dio inicio
al terminar se cierra en sí mismo.

Es arte.
Roberto Bravo

TACITA DEAN EN LONDRES
Tácita Dean y el cineasta Christopher Nolan (Interstellar) encabezaron los eventos del 59 Festival de Cine de Londres 2015, al conversar este 9 de octubre pasado sobre el futuro de las películas analógicas. Participó en esta discusión también el Director del Museo Cinematográfico de Austria Alexander Horwarth. Los tres estuvieron de acuerdo en que el cine de celuloide está creando sus propios espacios, Tácita y Nolan que están viviendo en los Ángeles pusieron de ejemplo esta parte de USA en la que continuamente están abriéndose salas privadas donde se exhibe con mayor frecuencia cine de 16 mml. y 35 mml.
En pocas palabras, Tácita Dean concluyó “Que debe haber en la industria cinematográfica un medio distinto al digital, en el que los artistas, los cineastas y el público puedan elegir para apreciar una historia llevada al cine por un cineasta o hacer arte.”
El 10 de octubre, un día después, se exhibió en el Tate Modern la película, Event For A Stage (Hecho Para Un Escenario) de Tácita Dean como parte del Festival. La tensión lograda durante 50 minutos por el actor Sthepen Dillane (Juego de Tronos) arrebatando las páginas del monólogo de las manos de Tácita que estaba sentada en la primera fila, mientras recitaba a Shakespeare, decía fragmentos de la literatura popular, mezclados ambos con historias personales llevaron al público a un permanente cambio de emociones, no sólo por lo que decía sino por la fuerza de las imágenes surgidas de esta dinámica.

Fue una tarde memorable.