REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
27 | 05 | 2019
   

Arca de Noé

Real maravilloso


Dalia Maria Teresa De León Adams

Siendo el real maravilloso el concepto literario otorgado por el escritor cubano Alejo Carpentier, a los rasgos de un tipo de novela, como explica en su libro La novela en vísperas de un nuevo siglo, una propuesta literaria o un estilo que ha llevado al escritor latinoamericano a plasmar metafóricamente la crónica de su tierra americana. Plasma ese real maravilloso que día a día vive dentro de su cotidianidad, mediante lo mítico mágico que encierra nuestras culturas.
Lo real imaginario de ese modo pasa a ser el “real maravillo” que forman nuestros pueblos, y que se acentúa en lo autóctono.
La obra de Alejo Carpentier, exquisita y barroca en cuanto su estilo altamente estilizado y abundante en el manejo que le logra plasmar con su gran cúmulo de conocimientos y amplia creatividad y cultura, rasgos con los cuales atrapa al lector, persuadiendo tanto al crítico, como al cronista de su obra.
Pero es importante hacer hincapié respecto a que el real maravilloso, no solamente alude a la literatura latinoamericana, sino que excede sus fronteras.
Gabriel García Marques argumentaba que toda America Latina era un real maravilloso, pero más allá de esta concepción, valiosa por cierto, el real maravilloso es aplicable a muchos pueblos del mundo, pues qué pueblo ha estado exento del mundo mágico-cultural, en donde el mito cobra realidad dentro de las creencias y forma de vida social.
El mismo Gabo al escribir Cien años de soledad comentó, que se basó en el real imaginario de su pueblo, comentando por ejemplo que el personaje de “la joven bella y virgen que un día tornó su vuelta vestida de blanco rumbo al cielo, para no volver jamás a ser vista”, se basó en la explicación que la madre de la joven dio cuando su hermosa hija núbil se fue con un extranjero, ya próxima a su edad madura.
Retomando los argumento de Alejo Carpentier, es interesante advertir en su obra Tientos y diferencias la siguiente apreciación: “Lo maravilloso comienza a serlo de manera inequívoca cuando surge una inesperada alteración de la realidad, el milagro de una revelación privilegiada de la realidad, de una iluminación inhabitual o singularmente favorecedora de las inadvertidas riquezas de la realidad, de una ampliación de las escalas y categorías de la realidad, percibidas con particular intensidad en virtud de una exaltación del espíritu que lo conduce a un modo de estado límite.”
Y a este respecto Carlos Santander escribió aludiendo a lo que llamara “tiempo maravilloso de la obra de Alejo Carpentier” de manera filosófica y etimológica: “Lo maravilloso es siempre una modalidad fantástica que según sea el sistema valorativo de la época, va siendo afectada por el contraste de los tiempos. Es la diferencia que va desde la literatura de los pueblos primitivos, que hacen nula la distinción entre el mundo natural y el mundo escatológico, a la literatura de los pueblos de cultura altamente desarrollada.”
Por otra parte, recurriremos al comentario que hiciera Carlos Fuentes, respecto al máximo exponente del realismo mágico, y en específico comenta dentro de su obra Carpentier o la doble adivinación, en la novela hispanoamericana: “Interpretada a menudo con justicia, como una cima del realismo mágico al barroco hispanoamericano, la obra de Alejo Carpentier no es sólo la cúspide, sino las laderas. Como toda literatura auténtica, la de este gran novelista cierra y abre, culmina e inaugura; es puerta de un campo a otro, vale tanto lo que dice, como lo que predice.”
Finalmente resumiendo, podemos asegurar que Alejo Carpentier con su “Real maravilloso” legó una obra literaria con gran ingenio y estética literaria, que plasmó a manera de crónica de ese real maravilloso que forman todos nuestros pueblos latinoamericanos.