REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
21 | 08 | 2019
   

Letras, libros y revistas

Porfirio Díaz. Entre el mito y la historia


David A Figueroa Hernández

Porfirio Díaz. Entre el mito y la historia. A lo largo de nuestra historia gozamos de figuras que han sido representativas para la evolución del México moderno y una de ellas es sin duda Porfirio Díaz.
Para muchos mexicanos este presidente representó un momento importante al importar a una sociedad convulsionada, la denominada pax porfiriana así como el progreso (resultado de una ideología denominada positivista); para otros, su mandato resultó en un gobierno alejado de la sociedad y traidor a los ideales democráticos que enarboló al momento de ser electo. Al final, la historia no puede obviar lo importante que este régimen fue para nuestro país.
En este sentido, el estudioso inglés Paul Garner, quien ya anteriormente nos había regalado un libro previo respecto al mandatario mexicano (Porfirio Díaz. Del héroe al dictador. Una biografía política), en esta ocasión refiere a su gobierno a través de un análisis interesante al presentarnos tres instantes bien marcados en la historia: porfirismo, antiporfirismo y neoporfirismo. En el primero, se establece el régimen así como sus múltiples afinidades que lo mantienen y justifican; en el segundo, los diferentes gobiernos posrevolucionarios que no comparten la visión moderna y avanzada del régimen; por último, el tercer concepto que refiere a la concepción asumida a partir de las últimas dos décadas y donde se busca una reconciliación histórica con la figura de Porfirio Díaz.
En este sentido, los análisis realizados hoy a cien años de su deceso (Paris, 1915), orillan a múltiples estudios sobre lo que representó su mandato para la sociedad mexicana, que si bien, con claroscuros como cualquier otro, devinieron en una consecución directa en el México revolucionario.
Sabemos de antemano que la Revolución se propuso extinguir de raíz todo fuego del pasado inmediato y quizá sea por ello que se ha dejado de lado esta etapa importante para el México actual; sin embargo, no podemos olvidar que si el viejo militar hubiese fallecido antes del año 1905 (antes de las masacres en Cananea y Río Blanco, antes de los descontentos sociales más visibles y antes de la crisis derivada por los Estados Unidos y su cambio al patrón oro) o si se hubiese retirado de la silla en 1910 (tal como lo refirió en la entrevista con James Creelman), hubiese pasado a la historia como el mejor Presidente de México.
Los problemas que surgieron y que se agravaron con el régimen del Gral. Díaz a la fecha no han encontrado reconciliación; importante será la dimensión que los estudios objetivos le otorguen en un futuro, sin agravios ni sobresaltos emancipadores, sino con una justa dimensión de las hechuras del régimen, tal como él lo demostrara al declinar el cargo más alto del país: “…que calmadas las pasiones que acompañan a toda revolución, un estudio más concienzudo y comprobado haga surgir en la conciencia nacional, un juicio correcto que me permita morir, llevando en el fondo de mi alma una justa correspondencia de la estimación que en toda mi vida he consagrado y consagraré a mis compatriotas…”.
Sobre lo anterior es que Paul Garner explica, a lo largo de sus páginas, las condiciones políticas, sociales y económicas que derivaron en el régimen de un mexicano que siempre pensó en la evolución del país, que exaltó los beneficios de la inversión y el orden realizados, aunque para ello, pasaría por alto las exigencias de la clase media, que a la postre de su cerrazón, derivaría en su derrocamiento.

Porfirio Díaz. Entre el mito y la historia. Paul Garner, Ed. Crítica. 2015, 369 pp.