REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
17 | 07 | 2019
   

Arca de Noé

La culta polaca


Por Supuesto

Inteligencia militar y policiaca
‪‬‬‬‬‬‬‬
Oximorón perfecto –conceptos que se oponen–, dicen algunos, es 'inteligencia militar' o 'inteligencia policiaca'.
Sin embargo, tanto se ha invertido en lo que el gobierno llama 'labores de inteligencia' y todo mundo conoce como simple espionaje o 'intromisión en vidas ajenas', que cabría preguntar, ahora que se ha puesto en claro que fueron los agentes de estos grupos policiacos o militares los que propiciaron la fuga de El Chapo Guzmán, si no sería conveniente evaluar a quienes aspiran a ocupar esos puestos y no concentrar los esfuerzos y las diatribas en los pobresores que no quieren la evaluación, porque no les parece apropiada para ellos y los conocimientos que les han impartido.
El aguerrido Claudio X. González, que tanto empeño pone en exigir que los pobresores se sometan a la evaluación haría bien en exigir lo mismo para esos 'inteligentes agentes'.
No se crea que al esforzado Claudio X lo mueve su patriotismo de altas miras, sino porque, aseguran los maestros de la CNTE, cobra su membrete 'Mexicanos primero' entre $6,000.00 y $10,000.00 por prepararlos para que aprueben. Y como son más de medio millón los pobresores que se deben someter al examen para conseguir una plaza o un ascenso, el negocio se antoja bastante jugoso.
Es más, para que vea Claudio que La Culta Polaca sí es patriota de a devis y no se anda con mezquindades en esto de brindar “servicios a la comunidad”, está dispuesta a cederle los derechos de aplicación del cuestionario que ha ideado, para medir qué tan “inteligentes” son los de la intelligentsia.
La Culta Polaca es tan desprendida que ni siquiera aspira a que por estas aportaciones a la “sociedad civil” se le reconozca con la medalla Belisario Domínguez o la Eduardo Neri, y menos aún la de Mexicanos primero, si es que estos ricachones gastan su lana en reconocimientos cívicos.
En última instancia, el cuestionario queda a la disposición de todo el que quiera aplicárselos a nuestros émulos de la FBI o de la CIA. Está confeccionado con preguntas de opción múltiple, para no fatigar con minucias las pocas neuronas de los agentes, que la Patria necesita para acciones más trascendentes y lucrativas, como las Noches de Ronda 2, 3, 4 (la 1 fracasó) y las que sean necesarias para que los de extranjia le entren con su cuerno, a fin de llevar a la prosperidad al país y para que no quede mal Peña Nieto, que prometió poner al país entre los más desarrollados, nomás que los legisladores le aprobaran sus reformas y sobre todo la Energética.
Pregunta 1. Cuando oye la palabra Inteligencia:
a) Se lleva la mano a la pistola (como Millán Astray o Göring, o Goebbels).
b) La relaciona con la inconveniencia de leer.
c) O intelige que hace referencia a lo que se elige (intelige).
Pregunta 2. ¿Qué entiende por “punto de fuga”?:
a) La construcción de un túnel.
b) Una composición musical.
c) Una falla en el tanque de gas estacionario.
Pregunta 3. Si en las conversaciones telefónicas que graba ilegalmente escucha la palabra “escape”:
a) Le informa a Virgilio Andrade que por algún lado se están apropiando de dineros públicos.
b) Entiende que algún cibernauta se refiere a una tecla de pronta salida de la computadora.
c) Se acuerda que debe llevar el auto a que le revisen el mofle.
Pregunta 4. Si en algún correo-e descubre que alguien envió el siguiente mensaje: “Dos son tres, si bien lo miras,/ tres son cuatro y ya te admiras./ Cuatro son seis y de esta suerte/ seis son cuatro si se advierte”
a) Considera que alguien no sabe contar.
b) Piensa que se trata de una combinación de caja fuerte.
c) Borra el mensaje de su informe, para evitarle quebraderos de cabeza al jefe.
Pregunta 5. Si descubre que un jefe militar ordenó ¡Abatir!:
a) Estima que es una instrucción culinaria para un soldado pinche (ayudante de cocina): “A batir esas claras de huevo, a punto de turrón”.
b) Piensa que se trata sólo de doblegar al enemigo.
c) Relaciona el término con los aplausos al Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas (a batir palmas al Señor Presidente).
Las respuestas al final... de su carrera.

Presentación rumbosa de un libro de Héctor Anaya
El lunes 17 de agosto, a las 18:00 horas, en el vestíbulo de Radio Educación (Ángel Urraza y Adolfo Prieto, colonia Del Valle), el verónimo de esta sección, Héctor Anaya, va a hacer una presentación rumbosa de su libro, el 26 de su producción, Gente con nombre de calle (La Historia está en la calle), publicado por la Coordinación de Extensión Universitaria, que dirige René Avilés Fabila, en la UAM de Xochimilco
El elenco será realmente histórico. Lo comentarán el novelista, académico, conductor radiofónico, Paco Prieto; el narrador, periodista, editor cultural, Ignacio Solares y el actor Héctor Bonilla, que ha interpretado personajes históricos y ha incursionado en la Historia para producir espectáculos culturales. Intervendrán también el músico y cantante Cruz Mejía y la periodista y conductora radiofónica Blanca Lolbee, en una faceta poco conocida, que sorprenderá a muchos de los que asistan.
Y desde luego habrá gente con nombre de calle, como Cervantes y Sor Juana Inés de la Cruz, y gente de calle sin nombre.
Y para finalizar, libros, libros, libros, para brindar a gusto con bebidas, para embriagarse de cultura y tradición, con buenas muestras del arte 'botánico'.
Eso sí: hay que llegar a tiempo, porque el límite es el cupo.
¡Y se va a llenar!
Informes y ventas al 5553-2525 y abrapalabra@prodigy.net.mx
'Come frutas y verduras'

Y a ver cómo le va en la Feria
Luego de esta presentación en Radio Educación, el domingo 23 habrá otra en Pachuca, dentro de la Feria Universitaria del Libro (FUL), que organiza la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo.
Durará dos horas y se trasmitirá por la frecuencia de Radio Red AM, de las 17:00 horas a las 19:00, en un programa en vivo, Huellas de la Historia, que conducen el escritor y maestro de Literatura Paco Prieto y la comunicóloga Blanca Lolbee.
Este programa se podrá escuchar por la frecuencia radiofónica o por la vía de internet en toda la república y más allá de las fronteras nacionales, lo que resultará del interés de otros radioescuchas, ya que el libro aborda también el sentido de la Historia que le dan otros países a los personajes o a los acontecimientos.
A ver cómo le va en la Feria al verónimo de esta sección, Héctor Anaya.

La venganza del idioma
El pobre de Donald Trump, que tanto lamenta lo que México le ha aportado a los Estados Unidos, nunca sabrá lo que el idioma español le depara en el año 2050 al país al que seguramente llegaron sus antepasados como migrantes hace algunos años, porque a mitad de este siglo, Estados Unidos será el país con más hispano-hablantes.
Por lo menos es lo que calcula el Instituto Cervantes, que en su último Informe avisa que serán 135 millones de estadunidenses los que tendrán al español como su idioma materno, dominado o estudiado. México quedará en segundo lugar, porque su tendencia demográfica es descendente, en tanto que crecerá en Estados Unidos más la población de “latinos”, mexicanos y de otros países de Centro y Sudamérica.
Se cumplirá así la profecía que el líder de los chicanos, César Chávez planteó hace varios años: “Vamos a recuperar el territorio que nos arrebataron los gringos. ¿Saben de qué manera? Con la panza de nuestras mujeres”. Con esos mismos hijos están imponiendo en el país vecino el español, a la inversa de lo que pasa en México, donde infinidad de “gringos nacidos en México” abominan del español de sus padres y hablan una mescolanza de ambas lenguas, para terminar siendo ignorantes en dos idiomas.
Son los que hacen posible el ridículo anuncio de una compañía que ofrece el peor servicio de telefonía celular, Movistar, cuyo genio propagandístico debe haber sacrificado dos de sus cuatro neuronas al idear: “Selfie se dice igual aquí (se supone México) y allá (Estados Unidos of course)”.
¡Claro! Y también retrato se dice igual aquí y allá, si no se traduce. Y estúpido, aplicado a un pésimo publicista, lo mismo, si no se traduce y aunque se traduzca se oye bastante parecido.
Pero como no hay nadie que le ponga freno a la colonización del lenguaje, en cualquier momento, los de esa empresa telefónica “demostrarán” que star se dice igual aquí y allá, hasta que el español se vuelva lingua franca, no por acciones del gobierno mexicano, que ni en español ni en inglés se expresa bien y puede repetir la aberración del “Pronunciamiento de la Presidencia” con cualquier motivo, pues no hay asesores en la burocracia oficial que consulten el Diccionario de la Academia de la Lengua Española, para descubrir que el tal “Pronunciamiento”, única y nada más quiere decir: Alzamiento militar contra el Gobierno, promovido por un jefe del Ejército u otro caudillo.
No significa –apréndanselo también, comunicadores– declaración o manifiesto, sino simplemente levantamiento armado, que si es cobijado o inspirado por la Presidencia, tendría que ser calificado de “autogolpe de Estado”.
Pero como dicen que “la venganza es un plato que se sirve frío”, ya se está incubando en el país vecino, de crudos inviernos, la venganza poética de que el español desplace al inglés agringado de la mesa de la comunicación.
No son pocos los que pretenden en México pasar por alto la importancia del español, uno de los seis idiomas oficiales de las Naciones Unidas y hacen todo lo posible, hasta el ridículo, para ir al vecino país en visita de Estado y presumir que hablan inglés, aunque sea martajado (y no por la forma como lo pronuncie la Sahagún), para quedar bien con el mandamás de la Casa Blanca (la otra).
¿Han visto alguna vez a un presidente gringo hacer el mínimo esfuerzo por dirigirse en español cuando visita algún país hispano-hablante? ¿Se imaginan a Obama tratar de que lo entiendan los “mexicanos”? El imperio jamás se rebaja a usar el idioma de los subyugados. ¿No los griegos aseguraban que eran bárbaros los pueblos que no hablaban griego? ¿Y los romanos no aceptaron el término para referirse al ber-ber-ber que creían escuchar de los árabes, que por eso también fueron tenidos por bárbaros?
Por eso, los gringos nacidos en México –según la ocurrencia de Monsi– procuran olvidar la trascendencia del español, el primer idioma materno del mundo, por los 23 países que lo hablan, en América, Europa y Asia, a diferencia del inglés, que sólo es nativo de tres: Estados Unidos, Inglaterra y Naimar, o del chino, que es de un solo país.

¿De veras quieren que lean?
Campañas van, campañas vienen, tal vez desde los tiempos de Vasconcelos, tan fallido como los demás presuntos promotores de la lectura, que se presentan como descubridores del hilo negro que hará de México “un país de lectores”.
Se busca acabar con el analfabetismo total y con el funcional, pero los resultados han sido pobres, en consonancia con las rutinarias campañas, que no van más allá de los “cuentacuentos”, que sustituyen la lectura directa con la popularización de la anécdota, con el esquema de “platícame un libro”, tan absurdo como creer que platicarle una película a una persona, equivale a que la haya visto.
Si el analfabetismo total ha disminuido, no como lo haría suponer la costosa disposición del erario, es por simple presión oficial y laboral, que le exige al trabajador ínfimo saber leer y escribir, pero no estimula el gusto por hacerlo. Los métodos son elementales y los recursos humanos y técnicos tan repetitivos, que parecería que nadie evalúa lo que se gasta en la obtención de resultados tan pobres. La nueva campaña orquestada por el gobierno y la iniciativa privada (Lee veinte minutos al día), en que participan figuras públicas, gente famosa, no distinguidas por su cultura, es un rotundo fracaso.
Leer por gusto, hallarle placer a lo que se escribe, es algo que no se explora oficialmente. No se imbuye el interés por escribir o leer, sino que se obliga al alumno y al ciudadano a leer obras que no entiende y a escribir de manera que no comunica, sino que cumple con el mínimo requisito académico a que obliga la Sintaxis.
Por Supuesto no escribe de oídas, ya que en conferencias o cursos impartidos incluso a profesores de segunda enseñanza, especializados en la materia de “Español” ha podido comprobar que no están preparados para motivar la escritura ni la lectura, puesto que a ellos nadie les enseñó y además los planes oficiales de la educación básica no consideran sino la construcción de una oración con los mínimos componentes: sujeto, verbo, complemento directo e indirecto. No más. ¿Cómo se une esta oración con la que sigue o con la anterior? Los planes de enseñanza no incluyen redacción y los maestros generalmente no van más allá de lo que se les pide.
¿Habrá algún escritor profesional que se atreva a decir que en el sistema escolarizado, desde educación básica a superior le enseñaron a escribir? Eventualmente pudo haberse encontrado un maestro excepcional que sí lo guiara, pero más por iniciativa propia que por exigencias pedagógicas. ¿Qué autor verdadero escribe conforme al esquema de las monografías o las tesis, que a lo sumo se enseña en las áreas superiores de la educación?
¿El Estado o los empresarios, de veras quieren que la gente se cultive, aprenda a leer, sea capaz de interpretar un texto, de trascenderlo? Decía Kafka que “Se lee para preguntar”. ¿Estarían dispuestos a correr el riesgo de formar lectores críticos que cuestionen y no se traguen las ruedas de molino con que se pretende explicar todo: desde la fuga del Chapo hasta el fracaso de la Ronda 1, los descalabros de la economía, los conflictos de intereses de los altos funcionarios o la devaluación del peso?
¿Cuándo, además, se ha visto a funcionarios del gobierno o de las empresas privadas con un libro en la mano, o cuándo han hablado de los autores que leen o cuándo los han citado en sus discursos o conferencias? La idea que queda en muchas personas es que no hace falta ser lector para escalar puestos de poder, encabezar empresas, triunfar en la farándula, los deportes o la política.

¿No hay Mancera que la que arde?
Ya se deshizo Mancera, perdón, el doctor Miguel Ángel Mancera, de los funcionarios incómodos que podrían obstruir su ilusa pretensión de ser candidato presidencial, pues según dicen en su campaña para ser Jefe de Gobierno del DF había ofrecido que a la mitad de su sexenio valoraría quiénes deben continuar en el gabinete y quiénes no.
Lástima que no prometió también que los habitantes de la capital podríamos decidir si continúa apoderándose de los espacios públicos y sigue exprimiendo los bolsillos de los capitalinos.
Porque al parecer no hay quién le impida usar el Zócalo como se le antoje y siempre y cuando le lleguen al precio, ya sea una productora de las películas de James Bond, unos promotores del béisbol, los organizadores de las carreras de autos Fórmula Uno o los que organizan la Aldea Digital.
¿Y si los de la CNTE se cooperan y le llegan al precio, les prestará también la Plaza de la Constitución? ¿Qué los de la Asamblea del DF no pueden regular el uso del espacio público? ¿Los asambleístas de Morena se atreverán a contenerlo?

Escribir y leer en el Taller de Abrapalabra
Escribir y leer, pero escribir de veras y leer de verdad, son dos asignaturas pendientes que una Reforma Educativa auténtica tendría que haber incluido como ejes del cambio social y de los saberes necesarios, ya que tarde o temprano un profesional exitoso (contador, ingeniero, químico, arquitecto, artesano, comerciante, obrero calificado) podrá ser llamado a dar una conferencia, escribir un artículo, conceder entrevistas y entonces se enfrentará al grave problema de no saber ordenar sus ideas, comunicarlas por escrito, saber qué decir, ni cómo. Entonces descubrirá que debía haber aprendido a escribir y a leer. ¿Por qué no ahora?
En el taller Abrapalabra, el escritor y maestro de Creación Literaria, Héctor Anaya, imparte regularmente en trimestres, cursos de Redacción y de Lectura de los Clásicos Castellanos y Universales, que se complementan para introducir en el terreno de la Escritura al profesional o a quien se va a iniciar en alguna carrera y se percata que no tiene los recursos para entender lo que lee y organizar, no sólo con corrección sino también con emoción, lo que pretende comunicar.
El próximo martes 18 de agosto, en la colonia Condesa, se abrirá el curso trimestral de Redacción Literaria, exclusivo para 10 alumnos (a fin de conservar el trato personal y aumentar la eficacia del aprendizaje) y el sábado 22 comenzarán los cursos de Lecturas de los Clásicos para entender a cabalidad lo que escribieron autores consagrados, más citados que leídos, con lo que se complementa la formación del escritor, pues en los grandes creadores: Homero, Cervantes, Lope de Vega, Dante, Shakespeare, Cervantes, Platón, Maquiavelo, Camus, García Márquez, Lope de Vega, Sor Juana, Goethe, Schiller, López Velarde, Kafka, Virgilio, Quevedo, Martín Luis Guzmán, Rulfo, hallará los mejores ejemplos de recursos literarios.
El límite es el cupo, el costo es accesible y los resultados reconocidos.
Informes al 5553-2525 y abrapalabra@prodigy.net.mx