REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
16 | 10 | 2019
   

Confabulario

Foro de aforismos y reflexiones


Roberto Bañuelas

A
ABNEGACIÓN


• La abnegación, sacrificio que se hace por amor, exige otro sacrificio cuando el amor termina.

ABOGADOS

• El abogado que salva a un criminal es, al mismo tiempo, su defensor y su cómplice.

• Los buenos abogados manipulan el centro de la ley con la periferia de las palabras.

• La mitad de la sociedad está siempre en conflicto con la otra: ambas necesitan de los abogados.

• Los abogados de los criminales pudieran ser, inconscientemente, simpatizantes del crimen.

ABSOLUTISMO

• El absolutismo monárquico, cada vez que ha invadido la historia de algunos pueblos, se ha manifestado como el poder apoyado en el contubernio de la brutalidad y la estupidez.

ABSTINENCIA

• Los abstemios practican el vicio de no tener ninguno.

• También es abstemio el que se abstiene de la continencia.

ABSURDO

• Lo absurdo es con frecuencia la lógica de lo que no se quiere comprender.

• Absurdo es todo lo que comprendemos como natural en quienes no comparten nuestras opiniones.

ABURRIMIENTO

• La gente que habla mal de la gente, no lo hace siempre por maldad, sino para combatir el aburrimiento.

• El hastío es la reacción y la fatiga concentradas de la alegría largamente buscada.

ACADÉMICOS

• Los académicos de la lengua son más inquisidores gramaticales que artistas creadores.

ACCIÓN

• Tantos hombres que hablan de la Creación del mundo sin hacer nada en é1.

ACEPTACIÓN

• Desde mucho antes de situarnos frente a la sucesión de espejos, luchamos por reconocernos y aceptarnos a nosotros mismos.

ACIERTOS

• Los aciertos protagonizan la individualidad; los errores, para tener vigencia, solicitan la solidaridad de grupo.

• Los aciertos son individuales y son combatidos; los errores, al contrario, suelen ser de grupo y tolerados en forma solidaria.

ACTOR

• El buen actor finge que no está fingiendo.

• El actor es un ser que violenta su naturaleza en aras de la expresión: debe hacer coincidir la potencia y las diferencias de su personalidad con las exigencias intrínsecas del personaje.

• El actor es un desfile de máscaras expresivas.

• La vida del actor es un tránsito de contrastes violentos: vive para prestar vida a personajes y fantasmas, goza y sufre con ellos, desde el aprendizaje, los ensayos y las representaciones, renunciando a su propia vida personal.

• El actor que triunfa casi carece de vida personal; pero el que fracasa o está desempleado, sufre por los seres imaginarios que no interpreta: en ambos casos, la personalidad del actor es el puente por el que caminan personajes que absorben su vida individual.

• El actor es un experto en dar vida a los fantasmas para nutrir la propia.

ADÁN

• Adán, a pesar de la maldición que luego le cayó, nunca trabajó, no hizo las tareas escolares de sus hijos ni tuvo suegra.

• También Onán era hijo de Adán.

ADMIRACIÓN

• Es importante admirar con sinceridad: sólo así encontramos el equilibrio para todo lo que rechazamos con fervor.

• Admiramos en los demás el parecido de lo que es admirable en nosotros mismos.

• La gente admira todo aquello que expresa el nivel de su comprensión.

• Con odio y envidia, los mediocres han elaborado una fórmula dife¬rente de admiración.

ADULACIÓN

• Abundan los que hacen de la adulación una carta de presentación.

• La adulación es el retrato hablado que se hace al poderoso.

• La adulación es la llave que abre todas las puertas de la vanidad.

• Quien desea ser adulado adorna con mentiras la verdad de su vanidad.

• La adulación consiste en disuadir a una persona de sus errores, y, al mismo tiempo, persuadirla de los méritos que cree tener.

• Los autoelogios forman la pequeña biografía de la adulación y el vacío personal.

ADULTERIO

• El adulterio es una forma de fidelidad de los propios impulsos.

• El adulterio es la venganza del desamor.

• Hay adúlteras que sufren de paradójica fidelidad: piensan en el marido cuando están con el amante.

• El adulterio es una expresión de la libertada al margen de la igualdad.

ADVERSIDAD

• La adversidad es como una obra de teatro que busca intérpre¬tes adecuados y los encuentra.

• Si de fortuna se trata, la adversidad es sólo la falta de coinci¬dencia entre nuestras ambiciones y la realidad.

• Personalizamos la adversidad sin pensar que es un mal social regido por la injusticia.

AFECTACIÓN

• Toda afectación es una apariencia construida con mentiras consis¬tentes.

• La afectación consiste en apropiarse de los defectos ajenos como efectos personales.

AFLICCIONES

• El hombre suele ser generoso y solidario con las aflicciones de sus conocidos.

AHORRO

• Durante cada período de corrupción administrativa, los políticos ahorran para ellos lo que se iba a gastar el pueblo en sus necesidades.

• Nadie puede ahorrar la mitad de lo que gana si no percibe el doble de lo que necesita.

ALBEDRÍO

• Si existiera y fuese efectivo el libre albedrío, no habría pobres, pero tampoco ricos porque no habría acumulación de excedentes contrarios a la libertad del albedrío.

ALEGRÍA

• Anhelamos con tanta fuerza la alegría o la felicidad que las confundimos con la ausencia del dolor.

• La verdadera alegría se parece al amor correspondido y al buen vino.

• En la vida debemos ser fuertes: sólo así será posible soportar nuestras propias alegrías y los dolores ajenos.

ALMA

• El alma se alimenta de ilusiones cuando el cuerpo no se satisface de realidades.

• El alma, sin la acción conjunta de la inteligencia y la sensibili¬dad, es lo mismo que nada.

• El alma es el tesoro oculto de los pobres de espíritu.

• El alma es la luz que producimos con la vida inteligente del cuerpo.

• Son muchos los que piensan y hablan de la inmortalidad del alma cuando sólo les consta la fugaz permanencia del cuerpo.

AMANTE

• Nada tan contradictorio para un hombre infiel como que cada una de sus amantes quiera ser su esposa y su esposa pretenda ser la única amante.

• Para los llamados amantes perfectos el matrimonio no es un obstáculo.

• Todo amante agotado se transforma en un moralista contemplativo.

AMBICIÓN

• La ambición material y el temor de perder lo poseído, hacen que el hombre odie y respete por igual a sus enemigos y a su prójimo.

• La ambición y los ideales no van juntos en la misma persona, pero suelen sustituirse.

• La ambición enfermiza por la riqueza es, en forma subliminal, el triunfo de la antropofagia.

AMISTAD

• La amistad con las mujeres conduce al matrimonio o a la infidelidad.

• Las grandes amistades van de la mano con los grandes intereses.

• La verdadera amistad se sustenta en el afecto, la admiración y el respeto.

• Los amigos, atacados del mal de envidia, evolucionan a ser enemigos sinceros.

• La amistad es el amor propio, correspondido.

AMOR

• El amor es un bien mientras no nos hace mal, y, es un mal, cuando es el bien que no está a nuestro alcance.

• El amor impulsa a algunos hombres al heroísmo y a otros al ridículo.

• El amor es la realidad más largamente deseada y la más breve de la vida.

• El amor se afirma y prolonga con la renovación de emociones insatisfechas.

• El amor nunca es igual: por eso no terminamos de conocerlo.

• Los juramentos de amor, expresados al calor de la pasión, resultan siempre excesivos y comprometedores para quien los dijo.

• El soltero que busca amor en el placer y el casado que busca placer en el amor recorren, al mismo tiempo, el mismo camino en sentido contrario.

• El amor se parece a un viaje por mar: aunque no naufraguemos, siempre terminamos mareados.

• El amor ideal y perfecto que todos queremos, siempre cuesta más.

• No debemos arrepentimos de haber amado, mucho menos de ser amados: el mal que pudiera hacernos el amor se compensa con el bien que queremos encontrar en él.

• Se puede ser inconstante en amores, pero no en el amor.

• Si las mujeres no dudaran de un amor grande y verdadero, la explosión demográfica sería mayor.

• El amor ideal, afortunadamente, se parece demasiado al amor no idealizado.

• Nos traicionamos más fácilmente con las palabras que con el amor.

• El amor siempre exige el sacrificio de quien ama más.

• El amor libre es igualmente dependiente.

• La amistad construida sobre los escombros de un amor, se parece más a una tumba que a un monumento.

• El amor es una enfermedad de la que nos curamos cuando nos volvemos a enfermar.

• Cada mujer que deja de amarnos, nos ahorra el futuro de su vejez.

• Al amor, aunque sea un sentimiento personal, se le define con más convencionalismos que poesía.

• Los amores eternos, basados en los intereses creados y en los elogios mutuos, suelen ser de corta duración.

• No le exijamos al amor las grandes acciones: é1 ya tiene la suya.

• El amor es un sueño que nos despierta de otro.

• El amor es el tributo que se paga con la juventud para tener algo que recordar en la vejez.

• En el amor desdichado, duran mucho menos las ilusiones que el olvido.

• El amor es un padecimiento que sustituye la obsesión por alguien con el olvido de todo.

• Aunque el amor no es ciego, se orienta mucho por el tacto.

• Hay hombres que, mientras no logran la conquista sexual del amor, cometen el delito de versificar.

• Los actos del amor son siempre más breves que los intermedios de las desilusiones.

• Aquellos que afirman comprender el amor, sólo comprenden la hora presente de su amor.

• “Te amaré toda mi vida” y “Nunca te podré olvidar”, son frases tan hermosas que resultan demasiado para una sola persona.

• El amor también ennoblece y justifica la existencia.

• Es frecuente que las mujeres duden de un amor grande y verdade¬ro o lo rechacen: pero suelen cambiar de opinión cuando ya todo es¬tá perdido, lo cual incrementa el número de solteras resentidas.

• Con las palabras apasionadas nos engañamos fácilmente; con el amor también.

• El día que nos resulta inevitable el encuentro con el amor, nos convertimos en poetas inéditos.

• Cuando un hombre y una mujer se han amado e insisten en conservar una amistad, ésta se convierte en los restos lamentables de un naufragio.

• Con el amor se sueña, se goza, se padece y se vuelve a soñar.

• El amor también puede ser el acto recíproco de entrega y posesión.

• El amor apasionado pretende las grandes acciones, pero se consume a sí mismo.

• Se habla del amor como de un deber. Lo raro es encontrar a alguien que hable del amor como de su más grande y hermosa experiencia personal.

• En el harem, aunque las mujeres practican el amor lésbico, son fieles a un solo hombre que es su dueño.

• El amor, como experiencia ajena, puede ser tema de crítica, como sentimiento personal, puede ser tema inevitable de mala poesía.

• Al hombre no le basta, como a la mujer, con vivir plenamente el amor... siempre le da por escribir la crónica de su sentimen¬talismo.

• La mujer, decepcionada por amor, llora y maldice; el hombre, por la misma causa, insiste en vengarse escribiendo malos versos.

• En el amor se busca el pecado individual contra las apariencias de las virtudes sociales.

• En amor, el instinto sexual clama y actúa; mas cuando declina, declama, razona y calla.

• El amor al prójimo es apenas una tolerancia mutua.

• Mientras el hombre habla de conquistas amorosas, la mujer, ama.

• Socialmente, el amor es un instinto deformado y mitificado por la moral en uso.

• Cuando se llega a amar a una mujer en cuerpo y alma, se la sigue amando en el cuerpo o el alma de otras mujeres.

• Nadie amaría más a sus enemigos que el antropófago.

• El amor es la posesión de un sueño de posesión.

• Sólo el amor da la ilusión de prolongar el instante en la eternidad.

• Cada vez que amamos al prójimo estamos dando el amor que nos sobra por nosotros mismos.

• El amor platónico, si existiera, sería como la constante falta de apetito en todos los banquetes.

• La mayor constancia en el amor es la amenaza de lo efímero.

• Se da el nombre de amor a la expresión más o menos poética de los reclamos del instinto.

• Cuando acariciamos un bello cuerpo de mujer, cerramos los ojos, lo cual demuestra que al amor le gusta fingirse ciego.

• En el amor desdichado duran mucho menos las ilusiones que el olvido.

• Quien es dueño de talento y se ama a sí mismo, como si el prójimo lo amara, logra proyectarse en obras artísticas que contrastan con el vacío de los que se toleran a sí mismos como si el prójimo los conociera.

• El amor es profundo y elevado, intenso y breve, luminoso y laberíntico. Se parece, en su intensa confusión, a la incertidumbre de nacer y a la incógnita de morir.

• Sin amor propio, es tan pobre el amor que damos como el que inspiramos.

• El “Amaos los unos a los otros” resulta cada vez más inoperante porque se trata de una aspiración suprema para seres demasiado humanos e ideales. Después de cada guerra que ha sido más cruel y devastadora, la humanidad ya sólo entiende la proposición terrible de “aniquilaos los unos a los otros.”

• Demasiado sensibles, coronamos el amor con frases hechas de poetas desamados.

• Amaos los unos a las otras y ateneos a las consecuencias.

• Para el ser sensible, la vida y el amor son el hoy, el pasado y el futuro.

• Puede llamarse amor a la expresión más o menos poética de los reclamos del instinto.