REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
14 | 11 | 2019
   

Letras, libros y revistas

Libros, autores, lecturas en La feria de las letras de Coahuila


Cirilo Gilberto Recio Dávila

Diálogo con Alfonso Vázquez Sotelo sobre la Feria Internacional del Libro de Arteaga 2015

Recientemente ha tenido lugar la Feria Internacional del Libro de Arteaga versión 2015, se trata de un acontecimiento que se ha convertido en un foro de las ideas y el conocimiento referencial para Coahuila y comienza a tener repercusión allende las fronteras de la región y del país. Congrega una vasta oferta cultural, forma una excelente atmósfera para el desarrollo social integral, promueve una convivencia plena de oportunidades familiares e individuales. Es un esfuerzo que proviene de 18 años de trabajo continuado y ha pasado por diversas etapas. Sin embargo es en los últimos cuatro años que la Feria del Libro ha adquirido peso regional y nacional, se ha consolidado en la localidad. Comienza por otra parte a despuntar como un evento importante en los medios culturales internacionales. Para comprender mejor la magnitud del fenómeno, la dimensión que ha adquirido actualmente la FILA propuse esta charla al impulsor actual de este proceso: Alfonso Vázquez Sotelo, tratando también de encontrar respuesta a algunas de las inquietudes que la FILA concita.
Cirilo Recio (CR): Me interesa tratar algunas inquietudes que se desprenden de la Feria del libro, veo que se ha consolidado a través del tiempo y ahora se cuenta con una mejor organización, mejores ofrecimientos editoriales, mayor asistencia, pero me gustaría saber ¿cuáles son las dificultades más fuertes en la organización de este evento?
Alfonso Vázquez Sotelo: Siento que como tú dices la feria se ha dado con una consolidación en todos los órdenes. Hemos pasado de lo que alguna vez fue la angustia de lo que podría ser, hacia una posibilidad de mejorar los indicadores que inciden en la población. Presentamos libros y personajes que le dicen algo a la sociedad, traemos una oferta de libros y de personalidades que pensamos resulta no sólo de interés sino también importante para su desarrollo. La feria se desarrolla con tres momentos: a corto plazo que es presentar una oferta editorial amplia, diversa, suficiente para nuestro medio, en un segundo momento promover y realizar actividades que refuercen esta oferta y que de alguna manera establezcan una tradición, esperamos que la Feria se vuelva en una tradición consolidada para el estado y la región.
CRD: Siento que la feria comienza a tener un impacto de mayor trascendencia, por sus invitados, por sus eventos y presentaciones, pero me pregunto, ¿es auto sostenible o requiere financiarse con recursos privados y/o institucionales?
AVS: Requiere recursos tanto del gobierno del estado como de la Secretaría de Educación, ahora en esta edición participa también la Secretaría de Cultura. Estamos funcionando con un presupuesto de 5 millones de pesos que se destinan al hospedaje de invitados, alimentos, traslados, también establecemos una especie de nómina por decirlo así de manera un tanto honoraria para presentaciones, autores, las editoriales llegan con sus propios recursos y ofrecen también solventar los gastos de sus propios escritores. También la feria recibe un pago de las editoriales por el uso de las instalaciones, pero nosotros por nuestra parte ponemos stands a disposición o asignación para ciertos medios institucionales con los que tenemos convenio o acuerdos, como la UNAM por ejemplo, que por su parte nos apoya con actividades o personal. También disponemos de espacios para la difusión de actividades comunitarias como el stand de los artesanos que proporcionamos sin costo.
CRD: ¿Puede la FILA ser auto sostenible?
AVS: No lo hemos contemplado en estos momentos, pero puede ser, a través de concesiones. Tendríamos que hacer concesiones. Por ahora nos estamos enfocando en fortalecer las propuestas del autor al libro. Contamos con cuatro puntos de consulta y un espacio de distribución de los libros y ofertas culturales de la UAdeC, esperamos que a través de la asistencia se vaya generando una actitud que vaya respondiendo a las necesidades de recursos, pero por ahora requerimos de los recursos que se destinan para ella.
CRD: Ahora bien, veo que la sede es excelente, por su ubicación, instalaciones, espacio, pero también pienso que sería tal vez bueno descentralizar ciertas presentaciones en la propia ciudad de Saltillo en el Ateneo, la Alameda, alguna en los museos. ¿Puede hacerse algo en este sentido?
AVS: Descentralizar este evento es en verdad algo que puede hacerse, sí, pero hay que ver que es un evento muy intenso y por su organización es más difícil ubicar sedes alternas, no lo hemos contemplado y yo más bien quisiera municipalizar la feria, llevarla a los otros municipios del estado, y en cierto sentido hemos comenzado a hacerlo a través de una participación con otros medios culturales como puede ser ahora con Monclova, con el Museo Pape, con el cual estamos estableciendo una colaboración de la Cátedra Alejo Carpentier para realizar una edición conjunta y con esto tratamos de rebasar un paradigma. Generalmente nuestras ediciones, en nuestro medio no son más allá de mil ejemplares, con esta edición que estamos proponiendo en la que participan Eduardo Hurtado, Adolfo Castañón y Alfredo García sobre Octavio Paz, queremos llegar a 15 mil ejemplares. De modo que es un primer paso, pero puede ser importante para planteamientos futuros.
CRD: Observé que la presencia de Jorge Castañeda con su libro Amarres perros estuvo avalada por la FILA y eso me pareció interesante, porque revela que la feria puede promover o gestionar actividades que no necesariamente están ubicadas en un tiempo y un espacio específicos.
AVS: Bueno, sí, pero en este caso fue la Secretaría de Cultura, quien promovió esta presentación, claro con dentro del marco de actividades de la Feria del libro, pero sí, son posibilidades que hay que explorar y utilizar.
CRD: Me gustaría saber ¿si es posible mantener durante todo el año actividades o acciones que reafirmen el esfuerzo que se hace en un evento de esta clase?
AVS: Sí. Durante el año está en funciones la escuela de escritores que funciona en la Librería “Carlos Monsiváis”, en estas mismas instalaciones tenemos constantemente charlas, cursos, celebraciones, muestras de fotografía o artes plásticas, todo eso tiene un fin en sí mismo, pero también está dirigido a generar un ambiente que favorezca la lectura y el conocimiento de lo que se produce en el terreno de las artes y la literatura y los libros. En las bibliotecas queremos formar hábitos que promuevan a los escritores y acercar a las escuelas a su uso y su disfrute. La feria es un evento al año, pero durante todo el tiempo estamos empeñados en fomentar los valores que proporcionan la lectura y los libros. Queremos formar públicos.
CRD: En muchos momentos se observa que las presentaciones editoriales se realizan con un público escaso y parece recurrirse a los alumnos de las escuelas o los miembros del staff, ¿sería conveniente acercar más público por medio de la promoción de estas presentaciones en la prensa, la radio, la tv, internet o mediante resúmenes de lo que se presenta?
AVS: Todo eso se hace, pero a ver, yo siento que se parte aquí de un error. Porque se dice, hay que formar público y aquí tenemos dos fenómenos: uno es el del público natural y otro de los muchachos que llegan del propio staff y no conocen el tema, entonces para conocer a los autores, a las obras, a los temas hay que acercarlos, de ese primer contacto se desarrolla el interés y el conocimiento de lo que se está presentando y de las obras. Así que aunque se acerquen a veces de forma obligada por su propio trabajo, ya se está comenzando a crear el interés por lo que sucede en las presentaciones y ellos mismos llevarán a sus compañeros, a sus familias, a sus medios de estudio o trabajo. Porque por lo demás es muy fácil decir sería conveniente que se hiciera esto o lo otro, pero desde afuera, y no es igual a hacerlo.
CRD: El estado de Coahuila tiene una campaña permanente a favor de la lectura, incluso está señalado en el programa sectorial de cultura. Pero la lectura en abstracto es un azar, se lee por algo, para algo significa deseo, intención, voluntad, ¿Cuáles son sus inquietudes en este sentido?
AVS: La lectura es un proceso de conocimiento. Se lee para conocer, para comunicarse, para informarse o para aprender. Hay distintos niveles de lectura. Tenemos -me muestra un diagrama que realiza sobre el escritorio- la lectura inicial que son las primeras letras, el aprendizaje del alfabeto, el desarrollo de las capacidades de escritura, luego viene un momento de desarrollo y comprensión, podemos decir que esa parte le corresponde a la educación sea como sea que se entienda, en forma institucionalizada o el hogar y la vida. A partir de la etapa de comprensión sigue la autonomía de la lectura y el placer de leer, ahí es donde entramos. A esa parte le corresponde el fomento de la lectura. Es ahí donde puede incidirse con programas focalizados por públicos, por intereses, por aficiones o libertades, ante un público diverso tiene que haber diversidad de opciones, creo que la FILA cumple o pretende cumplir este cometido.
CRD: ¿Qué sucede una vez que termina la feria? ¿Cuáles son sus efectos en la sociedad?
AVS: La FILA está en el punto de despegar en tres efectos a corto medio y largo plazo. A corto plazo la feria establece una oferta para los usuarios. Lo primero que tenemos que hacer cuando termina es preparar la siguiente edición, queremos atraer mayores públicos desde niños a mayores. También necesitamos hacer estudios que evalúen lo que ocurre, no existe un estudio sobre los procesos que se generan a partir de la feria, en desarrollo personal, en términos de formación de valores sociales, sobre tolerancia o derechos por ejemplo. Otra cosa es recuperar los datos de los participantes, en este sentido ya hay una encuesta que valora la asistencia, los intereses, las opiniones de los asistentes, tenemos que trabajar más en esto.
CRD: Por otra parte, ¿qué actitudes encuentra en Saltillo ante este panorama?
AVS: Creo que la sociedad lo ha recibido muy bien. La FILA ya se conoce en el estado y fuera de él, la gente espera la llegada de la feria del libro para asistir. Es muy interesante que incluso he visto varias experiencias algunas en la región sur en las que varios planteles, varias escuelas están haciendo ferias del libro en sus espacios, aunque sean en pequeña escala, pero eso significa que lo que la FILA promueve en otra escala, al nivel cercano también se está replicando. Ahora, la feria del libro ya está reconocida a nivel burocrático, ya existe confianza en ella, ya no tenemos las dificultades que tuvimos en algún momento cuando teníamos que solicitar determinado programa o autor a través de instancias como Conaculta o medios institucionales. Ahora la respuesta es inmediata. También a nivel regional nos llegan solicitudes de participación de estados y regiones de diversas partes. Lo que nos corresponde cuando concluye la feria es programar la siguiente, lo que significa que hay que definir los invitados, el país y el estado que participarán.
CRD: ¿Cómo se definen, a través de compromisos políticos, por determinación institucional o por las ofertas que reciben?
AVS: Resolvemos por las opciones que respondan con la oportunidad más adecuada. Las que lleguen primero y cumplan con las necesidades que planteamos. Es mejor en términos de independencia de organización y para el trabajo de coordinación que tenemos que hacer.
CRD: Sin ánimo de balconear, ¿percibes que hay detractores o actitudes adversas a la FILA?
AVS: Como toda actividad humana estamos sujetos a comentarios con la intención de buscar una mejor propuesta o de mejorar los resultados. A veces también hay una intención malsana, pero tal opinión se toma de acuerdo a quien las vierte. Hay quienes también buscan sacar provecho de una crítica contraria a lo que se hace, pero no podemos detenernos en ello porque no haríamos nada. Cuando la crítica te ayuda para seguir adelante y para mejorar es alentador, es estimulante, pero si persigue poner obstáculos o descalificar el esfuerzo que se hace, eso ya no tiene sentido.
CRD: Pienso que en ciertos momentos pueden existir rivalidades, envidias o incluso intereses creados legítimos o corrupción que inciden en esto… además de que se dice muchas veces “es que no hay recursos para los libros, la cultura, el arte, porque hay que construir una carretera o poner una colonia”…
AVS: Se da todo eso, todo eso existe, pero es algo con lo que hay que lidiar constantemente. Ahora si buscamos recursos para todas las actividades, para todo tiene que haber, debe de haber un espacio también para la cultura, debe de haber una forma de generarle su espacio natural sin tener que pasar por complicaciones que retrasan el desarrollo social. Los resultados que se consiguen en ese corto, medio y largo plazos lo justifican. Tenemos que transitar a un momento en que tengamos también en la cultura solvencia a futuro.
CRD: Me gustaría que nos compartieras alguna anécdota interesante sobre la Feria del Libro.
AVS: Bueno, no sé, hay muchas cosas desde el hecho de que llegaron unos muchachos para ayudar en el staff y de pronto había que estibar una cajas de uno de los camiones que llegan con el cargamento de libros y ellos ya estaban muy prestos para entrar a las instalaciones y se sorprenden porque nunca habían pensado que tuvieran que cargar cajas, que es parte del trabajo también. Pero muchas de las cosas que ocurren hacen ver que hemos pasado del amateurismo al profesionalismo, antes había cosas que hacíamos casi artesanalmente, como instalar una manta y había que colocar el andamio entre un grupo de trabajadores, ahora con una grúa especializada se instala sin el mayor problema. También hemos crecido en muchos sentidos tenemos protocolos de atención a emergencias, de lo que carecíamos en algún momento, prevemos mejorar el servicio de la tarjeta de descuento a través del Fondo de Cultura Económica, de modo que no se concentre en unos pocos que adquieren muchas tarjetas, y que también les permita a las editoriales y libreros el fin de semana libre en sus ventas, las ventas reportadas el año anterior fueron de 27 mil ejemplares, puede ser que el número haya sido mayor, pero es lo reportado. En fin, estamos preparados para recibir a la gente.
CRD: Muchas gracias.
AVS: Gracias a ti.
Saltillo, Coahuila. Viernes 15 de mayo 2015.