REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
22 | 05 | 2019
   

Arca de Noé

La culta polaca


Por Supuesto

Ora que evalúan de gorra vámonos evaluando todos...‬‬‬
Como la evaluación a los profesores, ahora sí va, según el Masterpiece Emilio Chuayffet y dado que ya está montado el aparato evaluador, con todo y sus juzgadores bien evaluados y su burocracia calificada y como seguramente fue bien evaluado el presupuesto que cubre los gastos –modestos pero suficientes– del INE, pues de una buena vez que la institución encabezada por la Consejera Presidenta Sylvia Irene Schmelkes del Valle, evalúe a todos los que viven del presupuesto.
Y para comenzar, que ella misma evalúe o mande evaluar su propio cargo, para que averigüe si el participio activo con derivación verbal, “presidente” admite modificación de género, ya que así como estudiante no cambia a “estudiante” si quien estudia es mujer, ni es “inteligente” la que intelige, por el hecho de ser mujer, quien preside debiera seguir siendo “presidente” sin que el género le afecte.
En esas condiciones, La Culta Polaca, propone un sencillo mecanismo evaluador para todos los que están dados de alta, como supuestos “trabajadores al servicio del Estado”, para saber si merecen el sueldo que se les paga con los impuestos de los ciudadanos. Y como el Consejero Presidente de un INE menor –pues le falta una E–, Lorenzo Córdova, dio muestra de pobreza de vocabulario al recurrir al cabroñol para insultar a unos impreparados aborígenes que ni maestría tienen y menos aún doctorado en el extranjero, sería bueno que aprobaran por lo menos un sencillo examen de español.
Aquí van las preguntas –de opción múltiple para facilitarles las respuestas (que podrán hallar al final de la sección):

Evaluación de vocabulario. Preguntas
I. PREGUNTAS
1.- ¿Qué cree usted que significa nefario?
a) ¿Un instrumento de navegación?
b) ¿Un recurso legal para evitar el arresto?
c) ¿Un ser malvado, impío e indigno?
2.- ¿Qué haría en caso de un guarrido?
a) ¿Vacunarse?
b) ¿Taparse los oídos?
c) ¿Pagar en efectivo?
3.- ¿Compraría usted un abano, sin hache?
a) ¿Para lanzar humo sin hache?
b) ¿Para refrescarse?
c) ¿Para perforar una pared?
II. PREGUNTAS
1.- ¿Qué cree usted que significa neomenia?
a) ¿Un fenómeno astronómico?
b) ¿Una especie marina semejante a la medusa?
c) ¿Una falla en la respiración?
2.- ¿Qué le sugiere la palabra detersión?
a) ¿Decadencia o deterioro?
b) ¿Necesidad de contratar una mucama?
c) ¿Pedirle una cita a su médico?
3.- ¿Si dijeran de usted que es una persona dicaz?
a) ¿Se ampararía?
b) ¿Se mostraría agradecido y orgulloso?
c) ¿Sacaría a relucir sus títulos y posgrados en el extranjero?
III. PREGUNTAS
1.- Y si alguien opinara que usted es de la misma calaña
a) ¿Consideraría que se le ha comparado con lo peor?
b) ¿Agradecería a quien lo ha equiparado?
c) ¿Enseñaría su pasaporte para demostrar que es mexicano?
2.- ¿Aceptaría en una fiesta que le dieran un velicomen?
a) Sí, porque lo consideraría una atención
b) No, porque cuida su nivel de triglicéridos
c) No, porque no sufre de acidez
3.- ¿Sería usted capaz de hacer un tetragrámaton?
a) Sí, fue de lo primero que hizo en su vida
b) No, a usted no le gusta cocinar
c) No, es una prueba atlética muy difícil
IV. PREGUNTAS
1.- Si su abogado defensor le dijera que es necesario escoliar
a) ¿Aceptaría de buen grado?
b) ¿Lo despediría de inmediato y buscaría otro más respetuoso?
c) ¿Disculparía su enfermedad crónica?
2.- ¿Quién lo llega a atufar?
a) La delincuencia
b) La Procuradora
c) Nadie
3.- Si un belitre fuera encerrado en la cárcel
a) Usted organizaría una campaña para ponerlo en libertad
b) Sentiría que habrá más tranquilidad en las calles
c) Pensaría que es imposible encarcelarlo
V. PREGUNTAS
1.- Si a usted, varón, le dijeran tagarote
a) Devolvería el insulto
b) Agradecería el elogio
c) Demostraría con sus libros que es más que eso.
2.- ¿Pero si le dijeran que tagarotea bien?
a) Con modestia aceptaría el cumplido
b) Diría que no, que usted es persona honrada y sin vicios
c) Pediría chamba en CONACULTA.
3.- ¿Cree usted que algo puede ser venéfico, si se escribe con v chica?
a) No, porque la palabra no existe
b) No, con v chica es contrario a la salud
c) Si es benéfico no importa como se escriba

Evaluaciones particulares
Ahora que se puede llegar a cierto grado de particularidad en esto de la evaluación, según el tipo de cargo a que se aspira y el consecuente nivel de ingresos que se pretende.
I. PREGUNTAS
Para presidente municipal:
1. ¿Qué es un consejal?
a) Un concejal, con mala ortografía.
b) Un titipuchal de consejos
c) Un individuo de cejas muy pobladas
2. En cuanto a Ayuntamiento
a) Es la acción y el efecto de ayuntar, poner en yunta
b) El nombre de una calle principal de la Ciudad de México
c) Según el Arcipreste de Hita, es una de las dos cosas por las que el hombre trabaja: “por haber ayuntamiento con fembra placentera”.
II. PREGUNTAS
Para legisladores:
1. ¿Cuántos artículos tiene la Constitución de 1917 (o lo que queda de ella)?
a) Más de 100
b) Menos de 100
c) Cerca de 300
2. ¿Dónde está la República Mexicana?
a) En la R
b) En el Continente Americano
c) Latitud Norte 32º 43'06' y Latitud Oeste 14º32'27'; Longitud Oeste 118º27'24' y Longitud Oeste 86º42'36'
III. PREGUNTAS
Para Procurador o Fiscal
1. Nombre del filósofo, pensador o historiador, creador de “La verdad histórica”.
a) Eulalio González, Piporro
b) Antonio Espino, Clavillazo
c) Adalberto Martínez, Resortes
2. ¿Qué es Habeas corpus?
a) Una mujer robusta, con cuerpo de haba
b) Haber de qué cuerpos salen más correas
c) Como el habemus papum, habemus corpus: ya hay cuerpo del delito.
IV. PREGUNTAS
Para Secretario de Educación Pública
1.- Significado de “suspensión indefinida de la evaluación”.
a) No saber cuánto tiempo va a durar
b) Permutada por “temporal” al tercer día de pronunciada
c) Lo que quiera el Presidente
2. ¿Qué es un Mentor?
a) Profesor disidente que se la pasa echando mentadas
b) Maestros que no saben obedecer al Mero Mero de la SEP
c) Personaje bíblico, homérico, maya, azteca: del pasado, pues.
V. PREGUNTAS
Para Presidente de la República
1. ¿Qué significa “libros que marcaron mi vida”?
a) Los que no se pueden entender, como El silabario de San Miguel
b) Los que hacían más pesada mi mochila
c) Los que no hay que leer para citarlos
2. ¿Qué se puede entender por “conflicto de interés”?
a) El interés bancario que cuesta trabajo pagar y se vuelve conflictivo
b) Cuando en el Partido no se interesan por ti para postularte candidato
c) Cuando te deja de interesar un consentido constructor que “no se pone a mano”
¿Las respuestas? Al tiempo, al tiempo.

Decepciones del “domingo siete”
Aunque ciertos analistas han celebrado los resultados del “domingo siete” de las elecciones, como un triunfo de la democracia, la recuperación de la confianza de los sufragistas, la aparición de las “candidaturas independientes” y el voto diferenciado, hay también decepciones, derivadas de los resultados electorales.
Tal vez, en primer lugar, se sientan frustrados los anulistas, encabezados por Javier Sicilia, ya que los votantes prefirieron utilizar su voto para dar cuenta del hartazgo del trisistema partidista, formado por el funesto trío pactador: PRI-PAN-PRD y castigar con el sufragio la alianza antipopular.
Otros que deben haberse sentido decepcionados, son los que creyeron que una candidatura como la de Cuauhtémoc Blanco no prosperaría en Cuernavaca, ciudad en la que viven muchos autoexiliados, ciudadanos bien politizados y cultivados que abandonaron la ciudad de México, atraídos por la mítica condición de la “eterna primavera”. Se esperaba se tomaría a broma de mal gusto la candidatura de un hombre tan rústico y primitivo, impreparado, violento y mal hablado, que ni siquiera entendió qué partido lo postulaba y en un momento pidió a sus simpatizantes que votaran por el PRD y no por el PSD, que tuvo la puntada de apoyar la candidatura del futbolista.
Es un Partido Socialdemócrata, local, morelense, que no corresponde al que crearon hace años las voluntades de Patricia Mercado, Gilberto Rincón Gallardo, Jorge Alcocer y otros políticos, que tal vez no habrían aprobado esa postulación.
Contra los pronósticos sensatos, Cuauhtémoc ganó la presidencia municipal de Cuernavaca y gobernará a lo que se creyó una culta ciudad, cercana a la arboleda, según su etimología nahuatl. ¿Cómo fue posible? Tal vez la historia de Barcelona les sirva de consuelo a quienes no entienden cómo pueden haber votado por un señor de limitadas capacidades los preparados ciudadanos de Cuernavaca.
A principios del siglo XX, llegó a gobernar la ciudad catalana un individuo célebre por los dislates y disparates que disparaba, paradigma seguramente de famosos políticos, que gobernaron dos importantes naciones latinoamericanas: México y Argentina. Porque si Vicente Fox llegó a la presidencia de la República Mexicana, Carlos Saúl Menen –quien presumía de tener todos los libros que escribió Sócrates, aunque el ateniense no escribió ninguno– llegó a presidir la culta república sudamericana. El catalán Joan Pich i Pon (1878-1937), Padre de todas las pifias, fue elegido alcalde de Barcelona en tres ocasiones diferentes.
Si Cuauhtémoc Blanco, al saberse ganador, expuso en una sola frase su programa de gobierno: “Ya me los chingué”, también Pich i Pon pudo proferir estas lindezas:
El peor tirano de la Historia fue Tirano de Bergerac
 me han ajusticiado (porque al premiarlo le hicieron justicia)
é el cáliz hasta las hélices (en vez de “las heces”)
Tengo unos sobrinos en Suiza, más allá del extranjero.
Es más sórdido (en vez de sordo) que una tapia.
Y eso que no era futbolista, sino periodista, o más bien empresario de prensa, dueño de tres periódicos (lo que tampoco es garantía de cultura).
Pero tal vez la decepción mayor que ha alebrestado a viscerales personajes habilitados de analistas, deriva de la revitalización de Andrés Manuel López Obrador y del partido que creó a base de esfuerzo personal, Morena, político y partido que muchos dieron por muertos nonatos y como para su ingrata sorpresa el Movimiento, convertido en partido, se demostró no andando, sino colocándose como cuarta fuerza política nacional y primera capitalina, se sienten frustrados sus enemigos nada gratuitos.
El golpeteo contra AMLO y Morena se ha multiplicado, lo que evidencia el miedo que les inspira la intención que anima esta izquierda no pactadora, sino im-pactadora contra la corrupción.
¿Será que los tales “analistas” sienten amenazada su economía de sospechosos ingresos, porque AMLO y Morena podrían significar un futuro sin cochupos, sin “agradecimientos” contantes y sonantes a los medios y sus servidores?
¿No sería más provechoso para la democracia celebrar que el Congreso, la Asamblea Legislativa, algunas delegaciones y no pocas poblaciones vayan a tener funcionarios opositores que hagan contrapeso a las decisiones autoritarias del partido en el poder?

El verdadero Vasconcelos
Los escasos “vasconcelistas” sobrevivientes, que intentan sostener la fama de José Vasconcelos (que el 30 de junio cumplió 56 años de fallecido), como el “Maestro de América”, insigne Rector de la Universidad (que nunca dio clases en ella y le dio un lema incompleto, porque no se atrevió a añadir Santo a “Por mi raza hablará el Espíritu”, aunque eso quería decir, según puntualizó años después), Gran Educador, Sublime Promotor de la Lectura, seguramente no lo han leído completamente o lo han leído muy mal.
Vicente Fox, que aconsejaba no leer para ser felices, puso su nombre a una biblioteca que el panista suponía debía ser “La Nacional”, ignorante como era de que ya existe y se encuentra en la Ciudad Universitaria a la que nunca fue, es un buen ejemplo de los que quieren honrar a Vasconcelos sin haberlo leído. Además, tampoco lo habría honrado de haber sabido lo que pensaba Vasconcelos de la Coca Cola.
Algún otro gobernante parecido debe haberle puesto nombre al último tramo del Circuito Interior, y muchos otros “revolucionarios” que se suponen no debían comulgar con ideas nazifascistas, le dieron nombre a bibliotecas, plazas, calles, centros culturales, le erigieron estatuas y le dieron sitio en el calendario laico, y casi apropiadamente la Iglesia Católica le reservó un lugar de reposo a sus restos en la Catedral Metropolitana, porque Vasconcelos previno a sus familiares que no permitieran lo enterraran en la Rotonda de los Hombres Ilustres, para no compartir el espacio con masones y ateos.
“Casi apropiadamente” porque los católicos pasaron por alto los reniegos del muy devoto admirador de los cristeros y enemigo de los protestantes, que en su afán protagónico llegó a escribir en La Flama (pág. 466), obra póstuma, que en su lucha (venganza, define en otra parte) «me creo obligado a aceptar cualquier ayuda, así me la ofrezca el Diablo», convicción que seguramente no es propia de los cristianos más devotos (o sea los que tienen reservado una fosa o urna en la Catedral Metropolitana).
Poco hay que admirarle al Vasconcelos que sentó fama de filósofo, educador, promotor de la cultura, demócrata revolucionario, antiyanqui, opositor a Carranza (de quien se alejó, cuando Venustiano no quiso atender su recomendación de que mejor no le reclamara a los Estados Unidos por la invasión a Veracruz, para no meterse en problemas), opositor a Obregón (quien le brindó la oportunidad y el presupuesto para que brillara como Secretario de Educación Pública -aunque su plan era sólo instruir a la gente, para que fuera útil a sus empleadores) y a Calles, con quien terminó aliándose para derrocar a Lázaro Cárdenas, alentado por la idea de que Plutarco lo haría Presidente de la República.
Y ni siquiera fue el gran prosista -el mago de la palabra- aunque llegó a escribir en la primera parte de sus Memorias, el Ulises criollo, episodios admirables en la descripción de Adriana (Elena Arizmendi), de quien estuvo enamorado, aunque después la maldice y culpa de traidora y de ligera, porque decide dejarlo por Martín Luis Guzmán, narrador superior a Vasconcelos. No habla bien, tampoco, de Consuelo Susín, la que llegó a casarse con Saint-Exúpery (oculta bajo el nombre Charito, también fue su amante) y a Antonieta Rivas Mercado, que fue la mejor cronista de su empeño por ser Presidente y que lo acompañó en el exilio y terminó suicidándose –aunque no por él–, en La Flama la envía al Purgatorio, pues como católico ultraconservador no le puede perdonar arrebatarse la vida, que sólo debe perderse “cuando Dios quiera”.
No es buen escritor (él termina por aceptarlo), se lo dicen y se lo demuestran: Luis Cabrera, Pedro Henríquez Ureña, Alfonso Reyes, Antonio Castro Leal y años después José Joaquín Blanco y Christopher Domínguez Michael (también Héctor Anaya en novela de próxima publicación, Los cuadernos de Ariadna, en que aparece el corrector de estilo de Vasconcelos y como telón de fondo figura el que fingió ser demócrata maderista y era un real autárquico, autoritario, soberbio, antiuniversitario, contrario a los estudiantes, misógino, filicida, uxoricida, pues odiaba su paternidad, despreciaba a su esposa y a sus hijos, execró a las mujeres que decía amar, era soberbio, rencoroso y presumía de valiente, pero salió corriendo de Hermosillo cuando debía enfrentar un duelo que había aceptado).
Sus aportaciones filosóficas las han descalificado los verdaderos filósofos (él cursó estudios de Derecho y aunque despreciaba a los yanquis, prosperó sirviendo a empresarios estadunidenses). Su enemigo Santos Chocano lo descartó como experto en estudios indostánicos con una lógica objeción: “No sabes sánscrito”.
Por lo demás, el demócrata maderista, mostró en la segunda parte de su vida, cuando el gobierno ya no le consintió sus caprichos y limitó su ascenso al poder, su carácter antirrevolucionario y nazifascista, no sólo con sus exaltaciones a Hitler y Mussolini, sino también por dirigir la revista nazi Timón, sostenida por la embajada alemana y prohibida por el gobierno de Ávila Camacho. Aunque quienes quieren liberarlo de ese estigma alegan que cuando se dieron a conocer las brutalidades y el genocidio de los nazis, Vasconcelos se apartó de esa corriente (no dejó por voluntad propia de editar la revista Timón), en realidad tras la derrota del Triple Eje, Vasconcelos siguió elogiando al nazifascismo vencido y luego se hizo amigo de Franco, de Perón, de Batista y de otros dictadores.
No es que haya dos Vasconcelos: el de antes de la “aventura vasconcelista” de 1929 y el decepcionado que huyó del país y se refugió en Estados Unidos, el país que odiaba, pero que lo nutrió de dólares, hasta que lo expulsaron –tal vez por nazi–, aunque él asegura que fue a instancias de Cárdenas, pese a que el general Lázaro lo invitó a regresar y no limitó los escritos de oposición que enderezó contra él.
Presunto enemigo de honores del gobierno, que pretendía Vasconcelos reconociera que le había arrebatado el triunfo, aceptó los que le concedieron los gobernantes del partido oficial (PRM y PRI), muchos de tales homenajes no merecidos como el de Académico de la Lengua, por sus deficientes escritos.
De todo ello habrá datos ciertos y literarios, en la novela de Héctor Anaya, próxima a aparecer: Los cuadernos de Ariadna, protagonista de belleza excepcional, nombrada por su padre, el corrector de estilo de Vasconcelos, que en anagrama quiso honrar la memoria de Elena Arizmendi, a quien Vasconcelos disfrazó en sus memorias como “Adriana”.

Evaluación de Vocabulario. Respuestas
I. RESPUESTAS
1.- Nada mejor que nefario, por ejemplo, para calificar a alguien de 'c) malvado, impío e indigno del trato humano'.
2.- Y sí, en caso de guarrido, lo mejor es b) taparse los oídos, porque se trata del 'llanto estruendoso de un niño'.
3.- En cuanto al abano, sin hache, es b) bueno para refrescarse, pues se trata del muy conocido 'abanico que se cuelga del techo para hacer aire'.
II. RESPUESTAS
1.- Neomenia se relaciona con a) un fenómeno astronómico, puesto que es nuestra conocida Luna nueva, es el primer día de la Luna.
2.- La detersión debiera sugerirnos contratar a una mucama, la opción b), ya que significa la acción y el efecto de limpiar y purificar.
3.- En cuanto a dicaz, como se refiere al «decidor, aguda y chistosamente mordaz» si se lo dicen a uno, es b) para mostrarse agradecido y orgulloso.

III. RESPUESTAS
1.- Calaña no es mala palabra en sí. Significa modelo, forma, patrón, lo que debería motivar la respuesta b) si es que lo comparan con un modelo digno de admiración.
2.- Velicomen, no es nombre de fármaco, sino un vaso grande para brindar, por lo que a) podría considerarlo una atención especial o b) rechazarlo ya que lo llevaría a beber más y si tienen exceso de triglicéridos es bueno moderarse.
3.- En cuanto a tetragrámaton, pese a su aspecto amenazador, semejante a Armagedón, es algo muy sencillo, palabra de cuatro letras que todos hemos hecho desde niños. La respuesta es, por lo tanto: a)
IV. RESPUESTAS
1.- En cuanto a escoliar, habría que a) aceptar de buen grado la acción de su abogado, ya que escoliar es agregar explicaciones a un texto.
2. En lo que respecta a atufar, pues a lo mejor c) nadie o a) la delincuencia o b) el Procurador, depende de se ánimo, porque se trata de saber qué lo hace enojar.
3.- Finalmente, si un belitre cae en la cárcel, tal vez b) haya más tranquilidad en las calles, ya que se trata de un ser antisocial, un sujeto de viles costumbres.
V. RESPUESTAS
1.- Como un tagarote es un hombre alto y desgarbado, podría a) darse por insultado, pero como también denomina al escribano, escribiente de notario c) podría intentar con sus libros demostrar que es más que eso.
2.- En cambio si le dicen que tagarotea bien, como el verbo se refiere al hecho de escribir con buena letra, podría a) agradecer el cumplido y c) pedir chamba en la ONU, cuando haya vacantes de telefonistas, dado que escribe bien y se le entiende.
3.- Venéfico, con “v” chica o “v” de vaca (lo de “uve” es para el castellano de España, sí existe y denomina a un veneno y también al hechicero malvado, por lo que b) es contrario a la salud.