REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
18 | 08 | 2019
   

Confabulario

Poemas


Ignacio Martín

REESCRITURA

Llegué a Comala y a Macondo antaño,
cuando México, hoy patria, no era parte de mí.

Llegué también a los nenúfares
y al cisne aquel del cuello retorcido;
llegué a Sensemayá,
a Guantanamera
y al amoroso amor.

Llegué, quizá sin darme cuenta,
a la ceiba sagrada
bajo la que oí a Dido lamentarse;
a Santiago de Chuco, al Dios enfermo
del cáliz español y las cuatro paredes de la celda;
el mismo dios que leí en Solentiname,
violentamente dulce...

Llegué a lo elemental:
al pan, a los recuerdos,
a los versos de noche y al silencio...

Llegué a donde dijeron
que habitaba el olvido;
cuando querían decir que dolían los recuerdos
tanto como el futuro.

Llegué sin movimiento,
en un mar de palabras.

Llegué para quedarme,
sin saberlo,
pecado de soberbia
del que anhela
–yo, claro–
estar en todas partes;
al menos, en más de una.

Llegué para quedarme,
pero no lo sabía;
llegué por no saber,
por no buscar,
porque ya había llegado mucho antes...


PRESENTACIÓN

Hemos escrito un hijo,
plantado un libro.

¿Tenido un árbol?

Los árboles son nuestros
aunque no tengan dueño.


MUSA

quiero meterme en ti
nadar tu cuerpo
morder las telarañas, desgarrarlas
cerrar tus cicatrices desde dentro
con saliva
con besos


que así, conmigo dentro
y sin que te des cuenta
te estremezcas
como dicta el deseo


sin espacio ni tiempo


SALAMANCA

Ciudad pequeña;
principio
que, como tantas otras cosas,
se me volvió metáfora...



CIUDAD DE MÉXICO

Soy una gran señora,
un tanto ajada,
pero hay quienes me quieren
todavía;

tengo amantes,
sarnosos y exquisitos,
que buscan
y me encuentran.



SURESTE

La Chiapas lacandona,
la Villahermosa herida,
tantos otros lugares en el mundo
verdes de Pellicer,
rojos de rabia;
tatic Samuel
y todos los que hablaron
con esa voz que hicieron suya las minúsculas...

La ceiba vuelta un poco cruz
y viceversa.

Perdón por mi desfase cronológico
y mental,
por no asumir los costos del progreso,
por seguir con ideas que no son ya ni exóticas;
es que sigo creyendo que quizá
todavía sea mejor equivocarse
que morirse,
y busco como loco,
en los rescoldos,
los últimos atisbos de utopía.




PARÍS

Sin que haya muerto el gusto ni el deseo
de una ciudad cada vez más recuerdo,
también es realidad
hoy que llueve en Reforma,
o cuando me paseo por la colonia Roma...

Me encanta este París
que llevo dentro
sin pensarlo siquiera.

J´aime bien ce Paris;
je me souviens;
rappelle-toi, Barbara,
soyez qui sois...
T´appelles pas Barbara?
N´est pas problemme...

VIVIR PARA CONTARLOS

I
Las lágrimas, las risas, los abrazos, los sueños,
los bifes, las gorditas, los whiskys, los cafés,
los chinchones, los cines, los orujos, los besos,
los artículos buenos, las frases lapidarias,
los malos argumentos con los que estoy de acuerdo,
pero mejor los buenos,
que me hacen esforzarme si quiero rebatirlos;
las charlas a deshoras, las caricias,
los trabajos de negro, los éxitos sencillos,
las vidas desde lejos, las muertes desde cerca,
los instintos, los bajos y el de supervivencia,
los deseos y el deseo, las ansias, la soberbia,
la humildad, estar solo,
mas nunca por inercia.

Los reencuentros futuros, los amores pasados,
los amigos de siempre, las botellas de vino
que obligan a dos vasos por lo menos;
las chimeneas, las playas, las tardes soleadas,
las fugas de una clase, del trabajo, de uno;
ese café con hielo, el primero, en febrero, en la Plaza Mayor,
y las plazas mayores que me he ido construyendo,
esos rincones míos, ese vivir del cuento
que una vez me conté,
que me sigo contando;
mi Julio en mi nostalgia, como Perú en la suya,
las piedras blancas negras de Vallejo y de Ylia,
mis amigos con hijos, mis hijos con amigos;
el seguir empezando, pero también el ser
parte de esas historias que ya a veces terminan.


II
Vivir para contar,
para escribir,
que sólo así yo cuento.

Vivirme para ser,
que ya lo he escrito yo,
mas, sobre todo,
lo había dicho Vallejo.


*Poemas tomados de los libros Edición de Autor (Ala de Avispa) y Panfletario (Guesa).
www.ignaciomartin.com
https://www.facebook.com/ignaciomartinescritor
@ignacio_martins