REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
24 | 05 | 2019
   

Arca de Noé

Un 10 para el IMSS


Martha Chapa

Daré hoy un testimonio personal sobre una gran institución pública de México: el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), que tiene ya más de 70 años de servir a los mexicanos.
Hace unos días tuve la experiencia directa de ser atendida en una de las unidades médicas de alta especialidad de esta institución, que incluso es un modelo para América Latina: el Centro Médico Nacional Siglo XXI.
Por fortuna, la intervención quirúrgica a la que me sometí resultó exitosa gracias a la excelencia de los médicos, las instalaciones de primera, el instrumental moderno y la excelente atención pre y postoperatoria que recibí.
El par de días que estuve internada, siempre acompañada amorosamente por mi compañero Alejandro, bastaron para constatar lo que ya sabía sobre su trascendencia y los enormes beneficios que genera a nuestra sociedad, pues son miles y miles quienes ingresan para recibir atención médica en sus más diversas especialidades para luego reintegrarse sanos al seno familiar y reincorporarse a la vida laboral.
Además, debo subrayar que mi reconocimiento y admiración se acrecientan porque mi padre, quien llegó a ser el primer urólogo del noreste del país, luego de prepararse con don Aquilino Villanueva en el famoso pabellón número 5 de de la Secretaría de Salubridad Pública en el Distrito Federal –donde hizo un posgrado–, regresó a Monterrey y entregó la vida entera al hospital del IMSS en la capital neoleonesa, donde fue director de Urología.
Es impresionante, en verdad, la cantidad de consultas y cirugías que día a día se practican en los distintos hospitales del Seguro Social a lo largo y ancho de la República, además de la hospitalización, pruebas de laboratorio, trabajo social, entre muchas otras áreas que cubre esta institución. Pero, sobre todo, destaca por la investigación médica que realiza, que es de lo más avanzado dentro y fuera de nuestro país.
Debo reconocer que las enfermeras que me atendieron fueron amables y dedicadas, y de manera permanente comprobé cómo redoblan sus afanes de atender a los pacientes con esmero y calidad.
En especial, debo agradecer al doctor Moisés Calderón Abbo, quien me operó, lo cual considero todo un privilegio, ya que se trata de un reconocido médico y científico mexicano, que actualmente es el director general del Hospital de Cardiología del Centro Médico Nacional Siglo XXI.
Al igual, mi gratitud para Patricia Puente, coordinadora de Relaciones Públicas, por su generosidad, fineza y gran refinamiento espiritual, así como al personal que me atendió, entre quienes están la doctora Rosa Juárez Bett, la eficiente jefa de Trabajo Social, y Pati, enfermera especializada en terapia intensiva.
Así que debo subrayar, con conocimiento pleno, que me siento muy satisfecha y orgullosa de que tengamos este nivel de seguridad social en México.
Por tanto, pido a los legisladores de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados que refuercen al IMSS desde las perspectivas presupuestal, administrativa y jurídica para que pueda enfrentar todavía mejor sus tareas y retos del presente y el futuro.
Y, de nueva cuenta: ¡Gracias, muchas gracias, y felicitaciones cordiales y merecidas al IMSS¡

www.marthachapa.net
Facebook: Martha Chapa Benavides
Twitter: @martha_chapa