REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
25 | 05 | 2019
   

Confabulario

Sirenas del mp3


Ulises Velázquez Gil

1
Hay geografías atravesadas en el playlist
donde otras voces repiten su esencia;
allí, unas hipnóticas y sonoras tentaciones
que someten al silencio,
prescriben nuestro itinerario
en el más profundo océano:
abismo empañado de tiempo,
perdición de viajeros
ensimismados en otras melodías.

2
En una ínsula de polvo,
constelada de triangulares espejos,
Ellie Goulding suplica inclemente
la repetición del tiempo,
porque allí todo puede suceder
–incluso la ceniza del navegante
sometido a su canto fervoroso.

3
Connubios de tormenta
presagian una mala pasada del clima
y el horizonte –ecualizador del paisaje–
pierde color cuando una melodía
suplica un lance bipolar:
invitación de Paty Cantú
para tejer un manual de viaje
que no se conduela del tiempo,
instante vuelto dialéctica
del clavo que saca otro clavo.


4
En otros mapas,
ya los arcanos de las islas
develaron una mentida geografía.

En pleno mar, Mylène Farmer
busca palabras para ceñir el tiempo
y extasiarse en un amoroso naufragio;
las olas, errantes,
describen los rescoldos de un viaje,
cuyo prístino espejo se torna mapa vital
por un corazón quebrantado por la luz.

5
Miro el viento
y busco en su ministerio
la bitácora de mis marinas:
un fuerte latido en mi piel
busca un mapa de tinta
entre el sudor y las venas.

En esa corazonada,
Lyla Foy transcribe
una caligrafía de sueños,
esperanza implícita
en la anagnórisis del tatuaje,
irresoluto santuario
que vuelve hechizos los paisajes.

6
Fotografía panorámica de cuerpo entero
en el flash del horizonte,
disuelta en la desesperanza de un déjà vu;
por un momento la voz de Inna
se vuelve sucursal del paraíso:
duplicidad y hechicería de sonidos
donde la fiesta nunca termina.



7
Sirenas del mp3,
imágenes de otros almanaques
en busca de tránsito y frecuencia:
placer a contracorriente del playlist.