REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
24 | 06 | 2018
   
06-07-2016 
Una historia llamada WWW
Autor: Mariana Chávez
La World Wide Web inició sus primeros pasos en los años 60 dentro del territorio europeo, la primera generación, la Web 1.0 no era ni mínimamente parecida a lo que hoy se conoce y usa, aquellas páginas estáticas que jamás se actualizaban y funcionaban con el sistema HTML (Hyper text Mark up Language) limitaban a los usuarios a la lectura solamente, no existía la interactividad, pero todo tiene un pasado y esta historia que ahora avanza a pasos insólitos surgió de las mentes de Tim Berners-Lee y Robert Caillau.

1990, el año que conectó al mundo

Mientras una gran parte de la población del mundo de aquella época transitaba día y noche entre el trabajo y su hogar, riendo con Los Simpson o siguiendo a Pamela Anderson en Baywatch, un joven británico muy astuto, llamado Tim Berners-Lee ideó un sistema fácil y global que a través de hipertexto en Internet podía transmitir información e imágenes.
El proyecto surgió de la curiosidad y dar una respuesta a una problemática que experimentó en el CERN (Centre Européen de Recherche Nucleaire) lugar donde trabajó, acerca de las constantes preguntas que le hacían acerca de su trabajo, y la inquietud de conocer la información de sus colegas, “la idea original fue conectar el hipertexto con Internet y los ordenadores personales para tener una sola red de información, que ayudase a los físicos del CERN a compartir toda la información almacenada en la memoria del ordenador del laboratorio, el hipertexto permitiría a los usuarios, hojear fácilmente entre los textos de las páginas web usando enlaces”.1.
Fue hasta 1990 que el Ingeniero Belga, Robert Caillau se unió al proyecto, y tomó forma a lo que hoy llamamos World Wide Web (www) junto con el primer servidor, httpd (Hyper Text Transfer Protocol Daemon).


Durante 1991, oficialmente, la primera página web vio la luz, esta funcionaba en el CERN y su contenido era explicativo acerca de la World Wide Web, los visitantes podían aprender sobre hipertexto, como crear su propia página, como buscar información en la web entre otras cosas.

Acercándose a una realidad virtual y global

El proyectó resultó exitoso, tal vez más de lo que los creadores hubieran esperado porque en el mismo año aparecieron otros servidores ya fuera de Europa, se estableció el primero en Estados Unidos en el SLAC (Stanford Linear Accelerator Center), entre 1992 y 1995 ya había más de 200 servidores en todo el mundo.
En “WWW: pasado, presente y futuro” escrito por el mismo Berners-Lee, declara que la Web había sido diseñada como un espacio para que la gente pudiese trabajar un proyecto en ella. Este era un concepto de gran alcance, ya que los documentos incorporados podrían servir para ser compartidos en cualquier momento, para tener un historial de las actividades y para referencias futuras, permitiendo un análisis que de otro modo no sería posible.
En una entrevista que apareció en 1997 en la revista “Muy interesante”, Berners declaró acerca de la libertad que aún conserva la accesibilidad de información en la red “Si yo hubiera creado una empresa llamada Web Incorporated, la World Wide Web se habría convertido simplemente en otro sistema con propietario, no habría conseguido universalizarse como ahora."
También afirmó “Si la Web fuera propiedad de una empresa, todo el mundo tendría que esperar a que el departamento de investigación de ella produjera la siguiente versión de su navegador, y esto no sería bueno. Para que algo como la Web exista y se expanda, tiene que basarse en estándares públicos y gratuitos, la red no debe tener dueño”.

La Web 1.0 se convirtió en la nostalgia del recuerdo

De esta web ya sólo quedan los vestigios, entre documentos de la red olvidados y la memoria histórica de los expertos en tecnología e información, como la de Abigail Hernández, estudiante de Ingeniera en Computación de la UNAM quién comentó que el inicio de esta generación fue con el afán de interconectar información entre aquellos usuarios que pudieran accesar a la red (científicos, militares y algunas Universidades), también afirmó que ninguna página de la actualidad conserva dicho formato, ya que las exigencias de los usuarios demandan que se vayan actualizando las herramientas que se usan en internet y por lo tanto, no hay alguna página que no utilice HTML, pues el navegador encargado de interpretar las páginas solo puede interpretar aquellas que cuenten con dicho formato, destacó que la demanda de los usuarios de tener una interfaz más limpia en el caso de las páginas web y también de los desarrolladores hizo que la Web 1.0 llegara a su fin, pero por otra parte esta generación tenía una gran ventaja: El poder interpretar texto desde un navegador
Por otra parte, Alejandro Santiago, Ingeniero en Sistemas de la Bolsa Mexicana de Valores comentó que el avance tecnológico, las nuevas herramientas y lenguajes de programación de última generación como PHP y JAVA fueron los detonantes para que esta generación, la web 1.0 dejara de estar en uso, también agregó que los países como Japón, Estados Unidos y Reino Unido, potencias globales fueron los primeros en desarrollar esta tecnología, mientras que en México el desarrollo fue lento, porque no se contaba con el ancho de banda suficiente para cargar las páginas web, pero poco a poco esa barrera fue desapareciendo.
Como toda historia, la primera generación de la web tuvo un comienzo y un fin, la diferencia es que ese fin, inició uno de los inventos más grandes y poderosos que el hombre haya podido crear.