REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
30 | 04 | 2017
   
Javier Manrique



De niño no mostró interés en el arte y ahora, Javier Manrique es uno de los más reconocidos pintores mexicanos con grandes triunfos en el extranjero.
Manrique nació en Tijuana en 1958 pero a la edad de siete años su familia decidió mudarse a California, Estados Unidos, donde comenzó a estudiar.
Su primer encuentro con el arte lo tuvo al cumplir 18 años, cuando al tomar una clase de pintura experimentó una sensación inigualable. “Tomé una sola clase por pura curiosidad”, dijo en entrevista para La Oferta, “cuando comencé a pintar, la experiencia me hizo sentir ‘algo’ que jamás había experimentado anteriormente. El arte era como mi expresión, mi voz”.
Posteriormente, Manrique ingresó a un colegio en Humboldt County, donde tomó diversas clases, “fue allí donde comencé a experimentar con el arte, con música, con drama, fotografía, pintura, tenía sed de aprender”, aseguró.
Pero al ser mexicano, quiso regresar a su país de origen a aprender de manera formal lo que ya comenzaba a ser su pasión: la pintura. Así fue que entró a la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado “La Esmeralda”.
“Pintar me proporcionó la expresión artística. Empecé a encontrarme a mí mismo. Pintando encontré una voz interior que se había opacado con los prejuicios y con las cosas que uno tiene que hacer para poder vivir entre las reglas de la sociedad. Me gustó, porque el arte que yo había escogido no tenía reglas, las cosas no tenían que ser representadas en una sola forma; encontré mi libertad”, señaló Manrique.
Otra cosa que ama de su trabajo es que puede difundir las obras para que sean interpretadas por cada uno de los espectadores, “cuando las termino ya no son mías. Tienen su propio destino”.
Manrique ha expuesto de manera individual y colectiva en diversas partes del mundo; y aunque su obra es más reconocida en Estados Unidos, en México destacó por la presentación de “Tierra, Mar y Cielo” en el Museo de Antropología de Xalapa, en 2012.
Cabe mencionar que ha recibido importantes reconocimientos de instituciones como Project Artaurd Coorporation y del Instituto Nacional de Bellas Artes en México.









Articulos relacionados

.: Onza de plomo
    (Jesús Yáñez Orozco)
.: La letra escarlata
    (Roberto López Moreno)
.: El último camino
    (Cornelia Păun Heinzel)
Obras de Javier Manrique

   Clik para ampliar y click en la imagen para cerrar.