REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
12 | 12 | 2017
   

Confabulario

Ojos del árbol


Roberto López Moreno

Amada, amadísima, amadísima, amadísima,
amadisísima ciudad de México,
memoria mía, entraña mía,
latido y músculo míos, y luego,
paso difícil para de nuevo erguirse
sangrando llagas.

Duérmete abuela niña, mi niñita querida,
duérmete mi niña, entre los brazos de mi pavor sin fondo.
A la rorro niña, a la rorro ya.

Llueve.
Está lloviendo sobre los cadáveres,
se están ahogando, los aún con vida,
ahí, entre los escombros.

Duérmete mi niña ensangrentada,
a la rorro niña a la rorro ya
mi niña disputada entre el político
y la furia de la tierra.

El último emperador,
al que viste gemir
entre la hoguera en pie
y la altura del arte,
nos dejó con sus ojos colgados de un árbol
la visión de la derrota
y nada hemos hecho,
y nada hacemos desde entonces,
bueno, sí, ponernos y ponerte
en manos de los dueños de la pólvora y la vida.

Se repite la macabra fecha,
como si nada hubiera pasado,
a la rorro niña. A la rorro…

Llueve.
Está lloviendo sobre los cadáveres.

www.robertolopezmoreno.com