REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
23 | 10 | 2017
   

Letras, libros y revistas

Aura


Francisco Turón

Escrita por Carlos Fuentes, ganador del premio Cervantes, el relato corto de “Aura”, o mejor dicho, la novela corta de Aura, a su vez, es una de las novelas más representativas del realismo mágico. En definitiva, Aura está considerada dentro del Boom latinoamericano como una obra maestra de la literatura fantástica del siglo XX. Es una novela de amor pero en un contexto de suspenso, obsesión y reencarnación, llena de simbología, lirismo, misterio, fantasía, erotismo, rituales, brujería, y acciones mágicas, difusas y etéreas.
Narra una historia situada en 1961 en la Ciudad de México, acerca de un peculiar “romance-thriller” entre sus protagonistas, y donde la trama da un giro inesperado. Aunque también tiene palabras, y oraciones, que no se usan mucho en el lenguaje que usamos cotidianamente, y que más bien, solían usarse en épocas pasadas, así como algunos textos en lengua francesa, ya que Carlos Fuentes poseía un gran conocimiento de la historia del imperio francés en México. Cabe mencionar que dentro de su carrera diplomática ocupó el cargo de embajador de México en Francia durante el periodo de 1975 a 1977. Durante su gestión, abrió las puertas de la embajada a los refugiados políticos latinoamericanos y a la resistencia española. Finalmente renuncia al cargo en protesta por el nombramiento de Díaz Ordaz como embajador de México en España. 1 Por otra parte, el escritor Carlos Fuentes quiso aplicar nuevas técnicas de narración, por ello utilizó el monólogo interno o flujo de conciencia, como técnica principal para que el lector entrara en la historia y así poder captar su completa atención. La manera en la que te narran los sucesos es muy entendible para los lectores y genera una empatía que le hace a uno sentirse dentro de la novela, así como proporcionarnos imágenes claras de las escenas que ésta contiene.
Es importante mencionar que la simbología es una parte esencial de esta novela que está conformada de 5 capítulos, y donde en los primeros 3 capítulos, se introduce la presentación de cada uno de los personajes mientras nos narran cómo se van conociendo. Desde el primer momento vemos cómo se va enamorando Felipe de esta joven llamada Aura. El desenlace de la historia que se da en los últimos 2 capítulos, es donde empieza el suspenso, y se mantiene este ambiente hasta el final. En la novela todo empezó cuando Felipe Montero (quien representa a los ojos del lector) ve el anuncio en el periódico que “parece estar dirigido a él”, y en el que se solicita a un historiador de sus cualidades. Llega a la referida en el anuncio que está ubicada en el corazón de la Ciudad de México. Ante la puerta de la casa aparece un picaporte con la forma de una cabeza de perro (que es el primer elemento simbólico de la novela), y el cual simboliza el cancerbero, el guardián entre dos mundos separados por una puerta. El perro es el médium entre la vida y la muerte. En muchas culturas es el perro el que acompaña al alma del difunto hasta llegar al otro lado. En la cultura prehispánica de México el xoloitzcuintle era el encargado de llevar a cabo esta tarea, acompañaba a los muertos en su viaje a mictlán 2. En la novela el perro le permite a Felipe traspasar el portal de la vida exterior y ordinaria hacia el mundo mágico de Aura. Uno de los elementos simbólicos más importantes, es precisamente la casa, que representa el centro del todo, el origen, el templo, el eje, el útero, el interior, lo recóndito, la penumbra, lo oscuro, lo desconocido para el hombre, lo femenino, es decir, el punto de partida 3. Nos muestran cómo Felipe es contratado por Consuelo para reescribir la historia del General Llorente. De pronto aparece la coneja de nombre Saga, que representa la fertilidad, la tierra y la continuidad 4. En la novela Consuelo nunca pudo tener hijos y siempre quiso conservarse joven, es por eso que la coneja es el símbolo precisamente de su deseo de fertilidad y su juventud perdida. Es la continuidad de Consuelo, cuyo deseo y energía servía para materializarse y convertirse en Aura. Está también la simbología de los gatos que resulta emblemática por varias razones: son compañeros de brujas, tienen siete vidas, y son los únicos felinos que tienen las pupilas alargadas y verticales, por lo que hay quienes le atribuyen el poder de penetrar hasta el centro del cerebro y percibir lo que hay en la glándula pineal, que entre otras cosas, almacena emociones. Por otra parte, el macho cabrío, es un animal comúnmente relacionado con el demonio, pero en el contexto de la novela puede atribuírsele también a la representación de la virilidad, la masculinidad en todo su poderío de fuerza y dominio 5. Es por esta razón que Felipe sale despavorido cuando observa que el macho cabrío es sacrificado, pues ve amenazada su masculinidad. Consuelo, por su parte, al ser infértil deseaba este sacrificio y en su obsesión logró encontrar otra forma de tener descendencia, precisamente a través de su propia energía, de ahí el nombre de Aura, que no es más que el campo magnético de Consuelo. Aura también significa la brisa, veloz como el viento. En la mitología griega Aura se enamora de Dionisio como en la novela de Felipe. Dionisio también trataba en vano de alcanzarla en la carrera y ella se escapaba, tal como en la novela corta, Aura escapa de Felipe:
Piensas en todo esto al seguir los pasos de la joven –te das cuenta de que no la sigues con la vista, sino con el oído: sigues el susurro de la falda, el crujido de una tafeta- y estás ansiando, ya, mirar nuevamente esos ojos. Asciendes detrás del ruido, en medio de la oscuridad, sin acostumbrarte aún a las tinieblas: recuerdas que deben de ser cerca de las seis de la tarde y te sorprende la inundación de luz de tu recámara, cuando la mano de Aura empuje la puerta –otra puerta sin cerradura- y enseguida se aparte de ella y te diga:
Aquí es su cuarto. Lo esperamos a cenar dentro de una hora y se alejará, con ese ruido de tafeta sin que hayas podido ver otra vez su rostro. 6
La catarsis es descubrir que Aura es Consuelo cuando era joven, creada para atraer a Felipe, enamorarlo y hechizarlo, pues Felipe es la reencarnación de su marido muerto muchísimos años atrás. Felipe a su vez, representa para Consuelo, Aura, la oportunidad para consolidar la procreación que quedó pendiente en sus vidas pasadas al no tener hijos, y a su vez, los momentos de pasión que vivieron entre ellos. Por eso la señora Consuelo, quien vive a través de Aura, está aferrándose a su belleza, a su juventud y a su pasado. Para lograr traer a Aura, la señora Consuelo, es posible que recurra a algún tipo de culto religioso en el que mezcla elementos del cristianismo y de las religiones africanas animistas y fetichistas, así como danzas, e himnos en lenguas extrañas, y que probablemente, se caracteriza por practicar sacrificios rituales y por tener el trance como modo de comunicación con los Dioses.
Otro elemento simbólico es el color verde que aparece constantemente en la novela, y que representa al mismo tiempo la vida y el chakra del corazón. En la novela aparece en las paredes, y en las cortinas de Consuelo, que particularmente le imposibilitan la “vista” al mundo exterior mostrando su deseo de permanecer, de no cambiar, de no ver cómo el mundo avanzaba; de ver cómo el interior de la casa se hacía viejo junto con todo lo que contenía incluyéndola a ella misma. También es importante el color verde en los ojos de Aura que simboliza la intemporalidad. Aura siempre utiliza vestido de tafeta de color verde que representa la esperanza, y que contrasta con el color negro que le da énfasis a esta narración.
Aura en la literatura comparada, es una historia tan auténtica y fuera de lo común, que no tiene comparación. No obstante, pareciera que Aura es obviamente la protagonista, ya que la novela lleva por título su nombre, sin embargo, el personaje principal es Felipe Montero, un joven historiador especializado en historia de la intervención francesa y con conocimiento del idioma francés, que como había mencionado antes, es contratado por Consuelo para reescribir las memorias de su difunto esposo el General Llorente. Una historia de amor abstruso, ininteligible, esotérico, oculto, profundo, en un contexto de “suspense”, donde por amor se es capaz de rebasar la frontera de la muerte, y reencarnar para continuar amándose. Se trata de una historia circular de un evento que se repetirá, una y otra vez, por la eternidad, y nos hace reflexionar que estos hechos ya ocurrieron anteriormente y seguirán ocurriendo en vidas futuras del General Llorente y de Consuelo, de Felipe y de Aura, para que ese amor y esa pasión que los unió en el pasado nunca se acabe al unirlos de nuevo en vidas futuras.
Por otra parte es interesante la numerología marcada por el número tres. Históricamente sabemos que entre los antiguos pobladores el tres era el más sagrado de los números; aun cuando es una figura aritmética, a la que se le han atribuido algunas virtudes místicas, al asegurar que es la base de los signos de la perfección, y por eso vemos en la filosofía de Platón, que se le consideraba como la imagen del Ser Supremo en sus tres personalidades: la material, la espiritual y la intelectual que es lo que tácticamente determina a la unidad “Hombre”, por cuya razón, tal vez Aristóteles, llegó al convencimiento de que “tres” contiene en sí: al principio, al medio y al fin, lo que también viene a indicarnos, que es el símbolo de la perfecta armonía, del factor de conservación y del progreso natural, entre todas las cosas y los seres. El “tres” está asociado a la inspiración, a la inteligencia imaginativa con capacidades especiales. Símbolo de la comunicación, la interacción y la neutralidad. El “tres” se describe dentro del contenido de la filosofía oculta o metafísica, por lo que se aprecian los tres mundos: el elemental, el celeste, y el intelectual. El relato transcurre en tres días, y en los tres tiempos están representados en los personajes: Felipe-presente, Consuelo–futuro y Aura-pasado. En el Universo existen: la materia, el movimiento y el espacio. Otro ejemplo que me viene a la mente es que todas las cosas tanto espirituales como materiales tienen: principio, medio y fin. El hombre se encuentra dotado de tres potencial intelectuales: la memoria, el entendimiento y la voluntad, además posee tres factores esenciales de vida: el cuerpo, el alma y el espíritu. Los atributos que se suponen innatos en el Ser Supremo son: eternidad, infinito, y sumo poder. El tiempo se conoce como base de medida: pasado, presente y futuro, como por ejemplo: ayer, hoy y mañana 7. La historia contiene un triángulo donde Aura y Consuelo son un par de catetos y Felipe es la hipotenusa. No obstante, la señora Consuelo se mueve en dos dimensiones, representada y desdoblada en Aura, es decir, simultáneamente tanto en el pasado, como en el futuro. En un efecto espejo se descubre que el General Lorente se desdobla en Felipe. Consuelo se rige en el tres: es una persona fría, calculadora, y dependiente de su juventud para recoger la hermosura de Aura. El tres también está en el número de paquetes de papeles amarillentos, en los que Felipe se basará para reescribir la historia del General Llorente atraído por un atractivo sueldo. Sin embargo, una de las condiciones que impone la viuda para contratar a Felipe, es que él tiene que quedarse a vivir ahí en la casa (que se supone que habitó con ella en su vida pasada), a pesar de que la casa está deteriorada, vieja, abandonada, y oscura. La condición de que se quede a vivir en la casa hasta que termine el trabajo, es una decisión que en un principio duda Felipe, pero una vez que conoce a su sobrina Aura, acepta inmediatamente el trabajo.
-Entonces se quedará usted. Su cuarto está arriba. Ahí sí entra la luz.
-Quizás, señora, sería mejor que no la importunara. Yo puedo seguir viviendo donde siempre y revisar los papeles en mi propia casa…
-Mis condiciones son que viva aquí. No queda mucho tiempo.
-No se…
-Aura… 8
En ese sentido, al principio Felipe es una persona objetiva, con mucha curiosidad y con gran interés en la joven Aura, que por cierto es una joven con una belleza inexplicable y con unos ojos verdes que se dan a desear. En el paso de los días el joven Felipe empieza a sentir un gran cambio, él se convierte en un hombre subjetivo y lleno de dudas desde que se enamora completamente de Aura.
En las indagaciones de las cartas que el General Llorente le escribía a Consuelo, Felipe se va dando cuenta de sorprendentes e inesperadas revelaciones que poco a poco, va decodificando el enigma hasta llegar a la anagnórisis en la que descubre que él fue el General Llorente. Esta epifanía tiene que ver con uno de los ejes temáticos en la obra que es la búsqueda de la verdadera identidad y con la reencarnación. Carlos Fuentes nos trasmite que la pasión, y la muerte, son parte del proceso de la vida, y deben de ser aceptados como tal, y que la juventud y la belleza siempre llegan a su fin, más no nuestra alma, que es la que nos hace eternos. Hay que mencionar que el concepto de la reencarnación es la creencia consistente en que la esencia individual de las personas (ya sea mente, alma, conciencia o energía) adopta un cuerpo material, no sólo una vez, sino varias veces según va muriendo. Esta creencia aglutina de manera popular diversos términos: metempsicosis (que viene del término griego meta, después, sucesivo) y psyque (espíritu o alma), transmigración (migrar a través), renacimiento (volver a nacer) y reencarnación (volver a encarnar). Todos estos términos aluden a la existencia de un alma o espíritu que viaje o aparece por distintos cuerpos, generalmente a fin de aprender en diversas vidas las lecciones que proporciona la existencia terrena, hasta alcanzar una forma de liberación o de unión con un estado de conciencia más elevado. La creencia de la reencarnación ha estado presente en toda la humanidad desde la antigüedad en la mayoría de las religiones orientales, como el hinduismo, el budismo, y el taoísmo. En la historia de la humanidad, la creencia de que la persona fallecida volverá a vivir o a aparecer con otro cuerpo (con una personalidad generalmente más evolucionada) ha sobrevivido incluso hasta nuestros días.

Cfr., es.wikipedia.org/wiki/Carlos_Fuentes#Actividad_pol.C3.ADtica.
2 https://es.wikipedia.org/wiki/Aura_(novela)
3 https://es.wikipedia.org/wiki/Aura_(novela)
4 Ibíd.
5 Ibíd.
6 Carlos Fuentes Op. Cit.
7 Cfr., Escuelas iniciáticas.
8 Carlos Fuentes, Aura…