REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
23 | 10 | 2017
   

De nuestra portada

Dos grandes disidentes del psicoanálisis


José Miguel Naranjo Ramírez

Alfred Adler
Cuando se utiliza la palabra psicoanálisis junto a ella aparece el nombre de Sigmund Freud. Este médico austriaco realizó uno de los grandes descubrimientos del siglo XX consistente en demostrar que el inconsciente influye de manera más determinante en nuestras vidas e incluso en ocasiones por encima de nuestro consciente. Freud según sus investigaciones descubrió que el origen de las mentes neuróticas se encuentra en la libido, en los deseos sexuales reprimidos, en deseos infantiles incestuosos, de manera general para Freud la sexualidad es la etiología de la neurosis.
El descubrimiento freudiano de la segunda mente es invaluable, al lado del médico austriaco se empezaron a formar gran cantidad de psicoanalistas, con el paso de los años algunos discípulos de Freud rompieron con él y crearon su propia teoría del psicoanálisis, dos grandes maestros disidentes son Alfred Adler y Wilhelm Reich de quienes se recuerdan los 80 y 60 años de sus respectivas muertes, por lo antes mencionado recordaremos a estos dos grandes pensadores de la humanidad presentando parte de sus teorías y el libro que inicia este ciclo psicoanalítico se titula: El carácter neurótico de Alfred Adler.
La sola historia del libro es fascinante, Adler escribió la obra cuando se dio el rompimiento con Freud e intentó que fuera aceptada como tesis doctoral en la Universidad de Viena, cosa que no fue aceptada. Adler decidió enviar el libro a Estados Unidos para que fuera publicado, para su desgracia el único ejemplar de la obra iba a viajar en el Titanic que se hundió en la noche del 14 al 15 de abril de 1912, pero todavía hay algo más sorprendente, Adler soñó un día antes de la tragedia que el Titanic se hundía, sin embargo no le dio importancia trascendental al sueño, con esto confirmaba su distanciamiento a las teorías freudianas, días después del hundimiento del gran barco, Adler recibió la noticia que el original había sido enviado en otra embarcación, su obra estaba salvada y fue publicada en el mismo año 1912.
El carácter neurótico se integra en dos partes, la teórica y la práctica, en la teórica Adler nos presenta su aporte al psicoanálisis que tendrá el nombre de “Psicología Individual”, de manera general explicaré los puntos que considero centrales de la teoría. Para Adler la etiología de la neurosis es el sentimiento de inferioridad, todos de diferentes maneras desde niños padecemos este sentimiento que puede ser visto hasta de forma natural, ya sea por deformaciones orgánicas internas o externas, este sentimiento de inferioridad será el origen de muchos conflictos neuróticos, siempre lucharemos por compensar el sentimiento de inseguridad, las líneas directrices pueden variar, sexo, placer, deseos, estudios, fortaleza, riqueza, belleza, vanidad, soberbia, arrogancia, violencia, machismo, etc.
Es importante remarcar que en este punto de partida se encuentra la ruptura entre Adler y Freud, porque para Freud el centro de los problemas de la mente se encuentra en el sexo y para Adler el problema central está en el sentimiento de inferioridad, Adler ve en la sexualidad una línea directriz secundaria que se utiliza como medio compensador al problema de origen, aquí se puede utilizar el ejemplo de que el hombre acomplejado e inferior se siente superior si tiene varias mujeres, o una persona insegura utiliza la violencia como una manera de sentirse arriba, son gran cantidad de ejemplos según la circunstancias de cada individuo.
El sentimiento de inferioridad es el punto de partida, pero el punto adonde todo humano quiere acceder es al sentimiento o voluntad de poder: “La forma de trabajar de nuestra memoria consciente o inconsciente, así como su peculiar estructura individual, obedecen al ideal de personalidad y a sus patrones.” Adler aclara que los patrones son culturales, pero con esa realidad vivimos y convivimos en este mundo, por lo tanto, sino se tiene o se pierde el sentimiento de vivir en comunidad, es muy fácil percibir cuando un individuo tiene el carácter neurótico, porque su actuación está completamente fuera de la realidad.
En la parte práctica del libro Alfred Adler desarrolla gran cantidad de ejemplos trabajados por él o por compañeros especialistas comparando sus ejemplos, ideas e investigaciones con las desarrolladas por Freud. Quiero puntualizar que independientemente a las diferencias que tuvieron estos dos grandes psicólogos, considero que lo más valioso de Adler es que no vino a eliminar lo planteado por su maestro Freud, sino a ampliar el campo del psicoanálisis llevándolo a una esfera familiar y social.
En la parte práctica se desarrollan temas según la experiencia de cada paciente, señalaré algunos ejemplos de los temas abordados. Si iniciamos con la niñez, Adler explica que el niño depende absolutamente en todo de sus padres, desde ese momento puede adquirir sino se tiene cuidado el sentimiento de impotencia, ansiedad, manipulación, agresividad, capricho, etc. El niño utilizará todos los medios necesarios para compensar su sentimiento de inferioridad y dependencia, este tema es tan amplió que Adler dedicó un libro exclusivo al niño, en el próximo artículo lo desarrollaremos.
En cuanto al tema de la vejez Adler manifiesta lo siguiente: “La vejez a menudo da un particular relieve a la envidia y a la avaricia, la vejez se nos presenta como una causa natural de reducción del sentimiento de personalidad. Esta reducción se verá particularmente acentuada en los predispuestos a la neurosis. El comienzo de la vejez produce más intensos efectos en la mujer que en el hombre. De ahí que aquélla tienda a exagerar la importancia de la menopausia. Pero debe tenerse en cuenta el hecho de que, más que para el hombre, la juventud es la edad de la belleza y el poder que ella entraña. Los encantos de la juventud perdida le proporcionaban dominio, victorias y triunfos, es decir, todo aquello que el neurótico desea obtener.”
Desconfianza, avaricia, depresión, celos, compasión, coquetería, sexo, hermafroditismo, homosexualidad, masturbación, amor, bipolaridad, agresividad, son unos de tantos temas que Alfred Adler aborda en este extraordinario libro, realmente no se requiere ser psicólogo o especialista para acceder y comprender la lectura del Carácter Neurótico, en esta obra de manera clara y sencilla están abordados temas que encierran un solo tema que nos incumbe a todos y me refiero a la condición humana, es un libro que al momento de su lectura nos sirve para conocernos mejor, comprender el medio en el que crecimos, vivimos y convivimos, y si bien no accederemos por completo a nuestro inconsciente, la lectura si nos servirá para manejar mejor nuestro consciente.
En 1912 que fue publicado: El carácter neurótico es el punto de partida de la Psicología Individual de Alfred Adler, y a partir de allí publicará gran cantidad de obras dedicadas a desarrollar su teoría de conflictos mentales originados por el sentimiento de inferioridad, un libro clave de toda la obra del médico vienes se titula: El niño difícil, esta magistral obra fue publicada en 1930 en Alemania y es un libro donde Adler nos presenta su método para la comprensión y tratamiento de la personalidad individual.
La comprensión de la personalidad individual tiene un fin esencial en el pensamiento de Alfred Adler que es la sana integración de las personas a la convivencia social, importante es señalar que las personas por naturaleza necesitan vivir en sociedad, pero desde niños debe enseñárseles a poseer un sentimiento social, y en esta función la madre es pieza fundamental en la formación de la persona individual que en poco tiempo saldrá a convivir con la sociedad:
“La relación del niño con su madre es la primera preparación social. En esta relación social donde el “yo” del niño tiene experiencia del “tú” de otro es donde se desarrollan todas las posibilidades y todas las aptitudes. Y así podemos ver que esto asigna a la madre una importante tarea: la de guiar el desarrollo del niño para que más tarde quepa esperar en él que responda correctamente a las exigencias de la vida social.”
Este planteamiento es importantísimo, porque partiendo del sentimiento social que deberíamos obtener a través de la educación familiar, es como podemos esperar tener una mejor sociedad y avanzar en los diversos campos, para Adler los primeros seis años del niño es donde se formará y adquirirá o no el sentimiento social, ahora bien, Adler aclara que no hay reglas infalibles que enseñen a educar y formar buenos seres humanos, nuestra imperfección es entendible, es por ello que a través de las investigaciones, estudios y análisis de los casos concretos, con el nuevo método de la psicología individual se podrá: “Sanar y Educar”.
El primer gran paso para intentar resolver un problema es conocerlo a fondo, acaso a diario no nos preguntamos: ¿Por qué tantos divorcios, homicidios, prostitución, machismo, violencia, revanchismo, odio, fanatismo, corrupción, etc.? Pareciera que siempre giramos entorno a los mismos conflictos y que no hemos tenido la capacidad de irlos resolviendo, al contrario en algunos rubros hasta hemos empeorados, para Adler todas nuestras conductas tienen explicaciones y es lo que desarrolla en El niño difícil.
Los temas abordados en la obra son casos concretos que fueron tratados en su mayoría por Adler, desarrollaré de manera general algunos planteamientos de circunstancias puntuales en la vida de cualquier ser humano, el médico vienés le puso el título: La supuesta crisis de la pubertad, se trata de una joven de 14 años de edad quien proviene de una familia de escasos recursos que la integran tres hijos y sus padres, desde niña se le dio poca atención, el padre era un hombre enfermizo y su hermano mayor trabajaba muy duro para ayudar a toda la familia, la joven desde muy niña tuvo necesidad de afecto, comprensión, cariño, cuando el padre estaba físicamente bien era un hombre enérgico, todos giraban en torno al patriarca.
En la educación primaria la joven tuvo una buena etapa al encontrarse a un profesor que la apreciaba, valoraba, motivaba en sus estudios, este hecho la hacía sentirse segura y por fin había encontrado un lugar donde la volteaban a ver, todo cambió cuando en el siguiente nivel de estudios el nuevo profesor la trataba duramente, la escuela dejó de interesarle, tenía bajas notas y una chica de catorce años empezó a buscar ser apreciada en el sexo, el resultado como es de esperarse no fue el mejor, luego estuvo cerca del suicidio y al final por muchas circunstancias logró la joven regresar a casa con sus padres.
Son muchas las reflexiones que se hacen sobre el caso antes resumido, agregaría que la situación de esta joven se resolvió favorablemente, pero muchas quedan en la prostitución o siendo madres solteras con varios hijos sin poder darles una mejor educación y así vamos dañando permanentemente el tejido social. Adler en este caso concreto realiza la siguiente reflexión:
“En este punto deseo señalar algo acerca de la psicología de la pubertad. Se cree normalmente que el diablo se posesiona sobre la pubertad; todos los males se atribuyen a las glándulas sexuales. Este es un razonamiento ridículo. Las glándulas sexuales han permanecido en actividad desde el nacimiento. La pubertad se ve caracterizada por otros factores: más libertad, más posibilidades y mayor atracción hacia el otro sexo. Los adolescentes se sienten poderosamente estimulados por el ansia de demostrar que ya no son niños. Al demostrarlo, a menudo llegan demasiado lejos. La chica se esfuerza por obtener aprecio y cree que solo puede hallarlo en este terreno. La pubertad no es una enfermedad; solamente muestra lo que ya estaba allí antes.”
La lectura de: El niño difícil nos ayuda a conocernos mejor y reflexionar de manera profunda sobre lo individual y social, provoca recuerdos que explican porque tenemos ciertas conductas, pensamientos, temores, complejos, y la manera de poder superarlos es enfrentándolos, nuestro estilo de vida encierra un todo, somos productos esencial de la educación de nuestros padres, pero también del medio social en el que crecimos, hoy sin importar la edad o condición que tengamos, seguimos teniendo la oportunidad de enfrentarnos con nosotros mismos y en la medida de nuestras posibilidad aceptarnos, amarnos y reinventarnos.

Wilhelm Reich
Uno de los personajes más destacados y polémicos de la primera mitad del siglo XX fue el psicoanalista Wilhelm Reich, quien se formó al lado de Sigmund Freud y años después rompió con el psicoanálisis ortodoxo creando su propia teoría. La sola historia de vida de Reich es atrapante, en muchos momentos tuvo una mente lúcida y brillante, en la etapa final de su vida una mente delirante, su final es trágico, murió encarcelado en Estados Unidos, sin embargo su obra es un referente obligado para los interesados en conocer de manera directa los postulados de Reich sobre el psicoanálisis y la liberación sexual, el ejemplo puntual se encuentra en el libro: Sexualidad ¿Libertad o Represión? publicado por la Editorial Grijalbo en 1971.
El libro está compuesto por textos de diversos autores que presentan sus ensayos sobre la obra y pensamiento de Reich, y una selección de textos directamente del autor los cuales son: “1.- Manifiesto de Sexpol. 2.-La irrupción de la moral sexual. 3.- La sexualidad en el combate cultural. 4.- La unión sexual duradera.” En esta parte desarrollaré de manera general los temas abordados por Reich en los cuatro textos ya que la temática tiene total unidad.
Un punto clave para conocer la obra de Reich es saber que el médico vienes intentó unificar el psicoanálisis con el marxismo, esto ocasionó su rompimiento con Freud y también con el Partido Comunista, el tema central de Reich es que somos seres represivos sexualmente, pero ésta represión es impuesta por el Estado burgués y mientras no logremos la liberación sexual no lograremos la liberación política.
La liberación sexual de Reich postula gran cantidad de temas que hoy se siguen discutiendo, para el médico vienes el aborto es un derecho incuestionable, el uso de anticonceptivos, el tema del orgasmo es fundamental en el pensamiento de Reich porque es ahí donde encontró en sus investigaciones la represión sexual que tenemos: “En segundo lugar, esta incapacidad de amar satisfactoriamente, ¿acaso no era un rasgo constitutivo del ser humano en cualquier sociedad civilizada basada en la represión y patrilineal, puesto que la represión económica y la instintiva se complementan? Marx y Freud, cada uno en su campo, habían vinculado la infelicidad del individuo a la infelicidad general de la sociedad.”
Según Reich nuestra represión sexual es provocada por los intereses históricos del Estado capitalista, las principales instituciones que el Estado utiliza es la familia, la escuela y la religión, el objetivo del capitalismo es tener esclavos (hoy trabajadores) como medios de explotación y producción económica, a partir de este principio todo se convierte en propiedad privada y para todo se necesita de capital económico.
En el pensamiento de Reich somos personas que nos educan bajo el concepto de propiedad privada, luego entonces, primero tenemos que trabajar, trabajar y trabajar, para medio tener derecho a una vida miserable que implica si bien nos va una pequeña propiedad, comer y tener recursos para obtener a una mujer, porque en el capitalismo la mujer cuesta pero no cuenta, una vez casado la principal función de esa unión no es el placer, sino procrear más trabajadores, bajo lo antes descrito el orgasmo queda en segundo o tercer término, y para Reich el orgasmo es el medio que nos puede curar de la neurosis, pero para ello se necesitan eliminar tabúes:
“La aplicación consecuente de la terapia de la neurosis exige, en la mayoría de los casos, la superación de la moral social vigente por parte de los pacientes. No obstante, a verificación de la fórmula terapéutica repetida y practicada durante años, daba siempre el mismo resultado; la neurosis es un producto de la represión sexual y del éxtasis de la energía sexual, cuya curación presupone la anulación de la represión y una vida sexual sana. Pero todo aquello con lo que uno topaba en la vida social, contradecía la aplicación práctica de esta fórmula rigurosa.”
La problemática planteada será desarrollada en varias obras del médico vienes e incluso en los diversos foros donde se presentó expuso sus teorías, el socialismo tenía que incorporar la revolución sexual dentro de sus programas de acciones, con esta revolución y liberación se eliminaría el matrimonio, y la forma tradicional de la familia debería cambiar, por supuesto que las propuestas de Reich fueron fuertemente criticadas y desechadas, el propio Partido Comunista rehuía a temas tan delicados, aun así el médico austriaco no desistía de sus publicaciones:
“La prensa burguesa de todas las tendencias se encolerizaba contra la vituperación de la cultura y de la moral realizada por la revolución socialista. Liberación del aborto (e incluso legalización), preconización oficial de la anticoncepción, educción sexual de la juventud, supresión del término ilegitimo, anulación prácticamente del matrimonio, supresión de la prostitución, anulación de la condena del incesto, emancipación verdadera de la mujer, todo esto, entre otras cosas, demostraba claramente que la moral se estaba transformando en el sentido del reconocimiento de la sexualidad: es decir, que se convertía en lo contrario de cuanto había existido hasta entonces.”
Es muy probable que existan muchas ideas de Reich con las que no coincidamos, independientemente a nuestras posturas su obra en los últimos años ha sido revalorada, los temas sexuales abordados por el autor son de enorme valía y de un carácter universal, al fin y acabo una leída sobre liberación sexual y espiritual a nadie le viene mal.
Las principales aportaciones de Reich al psicoanálisis son la teoría del orgasmo, el estudio del carácter, el intento de unir el psicoanálisis con el marxismo y el descubrimiento del orgón (energía sexual cósmica). Desde una opinión personal las teorías que tienen fundamento, estructura y vigencia son el orgasmo y el estudio del carácter, los principales planteamientos del médico vienes fueron escritos en gran cantidad de obras a partir de la década de los veintes, ya en la década de los cuarentas cuando sus postulados eran conocidos, Reich escribió un ensayo donde se reúne el pensamiento unitario de su obra bajo el título: ¡Escucha, Pequeño Hombrecito!
El ensayo está dirigido al hombrecito que todos llevamos dentro, en este magistral trabajo Reich aborda temas individuales, familiares, sociales, políticos, éticos, religiosos, históricos, en general es un ensayo que sigue teniendo vigencia, porque si bien fue escrito en 1946, el llamado al que seamos responsables de nuestras vidas, de nuestros actos, que razonemos con nuestro propio entendimiento, tendrá importancia mientras el ser humano razonable exista.
Es importante señalar que la obra fue escrita un año después de haber concluido la segunda guerra mundial, entendiblemente el espíritu era de pesimismo y desconfianza en los valores y principios del ser humano, es por lo que Reich arremete no sólo contra los dictadores y asesinos que dirigen el destino de los pueblos, el médico vienes nos responsabiliza a nosotros los hombres comunes como parte responsable del devenir histórico trágico de la humanidad:
“Te llaman pequeño hombrecito, hombre común, tú eres heredero de un terrible pasado, tu herencia te quema las manos, esto es lo que tengo que decirte. La verdad es que todos: el médico, el zapatero, el mecánico o el educador que quieren trabajar o ganar su pan, deben conocer sus limitaciones. Hace alguna década, tú, pequeño hombrecito comenzaste a penetrar en el gobierno, el futuro de la raza humana depende de cómo pienses y actúes. Pero eres el hombre medio, el hombre común, dejas que los hombres en el poder lo asuman en tu nombre, pero tú permaneces callado. Confieres a los hombres que detentan poder, todavía más poder para que te representen, hombres débiles o mal intencionados. Y solo demasiado tarde reconoces que te engañaron una vez más.”
Reich está consciente que no toda la responsabilidad es del hombre común, pero ese hombre común debe reconocer que con sus actitudes, acciones u omisiones y sobre todo por la falta de utilizar la razón, la crítica y no estar consciente de la responsabilidad en su actuar, ha sido corresponsable de la catástrofe de la humanidad, ejemplos: En el 33 Hitler llegó al poder bajo ¡vivas!, el PRI se mantuvo en el poder más de 70 años por un real respaldo de la mayoría de la sociedad, luego entonces, el pequeño hombrecito es corresponsable de los campos de concentración y de la matanza de Tlatelolco.
Para Reich lo que más ha dañado al pequeño hombrecito es la falta de autocrítica: “El pequeño hombrecito no está interesado en escuchar la verdad acerca de sí mismo; no desea asumir la gran responsabilidad que le corresponde, que es suya, quiéralo o no. Quiere permanecer así, o cuando mucho quiere volverse uno de esos grandes hombres mediocres –ser rico, jefe de un partido. Pero asumir la responsabilidad de su trabajo, alimentación, alojamiento, transporte, educación, investigación, administración pública, explotación minera, eso nunca.”
Los tres principios elementales que deben guiar al hombre común son el trabajo, el amor y el conocimiento, estos principios no tienen patria ni color, cuando el hombre acepte su responsabilidad de ser verdaderamente libre mentalmente, disminuirán los tiranos o por lo menos ya no existirán las masas embrutecidas que los lleven al poder, porque en lugar de ir a realizar una manifestación estarán trabajando para su propio bienestar, para Reich en esta nueva filosofía de vida el hombre común no será ni rojo, ni blanco, ni negro, ni amarillo e incluye su teoría sobre el orgasmo como eje central, el hombre común le hará el amor a su mujer porque la ama y la desea.
Gran cantidad de temas aborda Reich en el ensayo, pero hasta lo desarrollado en el presente artículo sólo se han presentado las deficiencias del hombre común, como el no pensar por sí mismo, no ser autocritico, vivir cómodamente en la ignorancia, el ser pasional, impulsivo, reprimido, irresponsable, irracional, bárbaro, no obstante, Reich nos presenta la otra cara de lo que debería ser el hombre común.
“Difieres del gran hombre que verdaderamente lo es apenas en un punto: todo gran hombre fue, en otro momento, un pequeño hombrecito, pero él desarrollo una cualidad importante: la de reconocer las áreas en las que había limitaciones y estrechez en su modo de pensar y actuar. A través de alguna tarea que le apasionase, aprendió a sentir cada vez mejor aquello que en su pequeñez y mediocridad amenazaba su felicidad. El gran hombre es, pues, aquel que reconoce cuando y en qué es pequeño. El pequeño hombrecito es aquel que no reconoce su pequeñez y teme reconocerla; que trata de enmascarar su tacañez y estrechez de visión con ilusiones de fuerza y grandeza, fuerza y grandeza ajena. A pesar de toda tu grandeza es la única esperanza que nos resta a todos.”
Finalizaré enlazando la respuesta que Kant dio en su ensayo titulado: Respuesta a la pregunta ¿Qué es la lustración?, con el ensayo de Reich: ¡Escucha, Pequeño Hombrecito! La respuesta es: Sapere Aude.

miguel_naranjo@hotmail.com