REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
23 | 03 | 2017
   

Letras, libros y revistas

El libro de mi destino


David A Figueroa Hernández

El libro de mi destino. La presente novela iraní está situada en un momento crucial de la historia de ese país por lo que resulta en un parteaguas social, militar, político y religioso, un antes y un después de la revolución de 1979 que encabezara el Ayatola Homeini y quien derrocara al Sah Mohammad Reza Pahleví.
Esta historia habla de la vida de una mujer llamada Masumeh, quien desde niña enfrentó una desagradable experiencia al tener que ser mujer en un país sumamente conservador; una cultura en la que la mujer no es dueña de sus derechos más elementales como son: elegir una carrera profesional, casarse por amor o simplemente trabajar para sostener a sus hijos.
En este entorno es que la protagonista afronta desde pequeña la controversia por casarse con un desconocido para continuar las tradiciones que la religión les indica; no obstante y pese a las circunstancias, Masumeh afronta su destino con una esperanza ejemplar. Una vez que se convierte en madre, su situación la llevará a sobrevivir en un ambiente hostil y culturalmente en contra de la mujer moderna.
Aunado a lo anterior, el esposo de Masumeh muere en circunstancias políticas adversas cuando es encarcelado y aislado de su familia como resultado de un pensamiento revolucionario (encabezado por el Ayatola Homeini) en contra del status quo. Mientras su marido pasa su condena en la prisión, Masumeh afronta sola y de una manera sorprendente, las adversidades para sacar ahora a sus dos hijos adelante. El constante acoso por parte de las fuerzas armadas y el menosprecio de la sociedad una vez que muere su esposo, es un ejemplo de tenacidad, perseverancia y admiración.
Sin embargo, el que naciera mujer en un país complicado religiosamente hablando, no aísla la forma de pensar de una mujer iraní joven: con deseos de superación profesional combinada con el hecho de ser madre y esposa de un “héroe nacional” que la llevarán a afrontar indiferencia por parte de sus hermanos y familia, sobre todo de su padre que al morir, se llevaría a la tumba el único reducto de apoyo para la protagonista.
Con el tiempo y los años andados, Masumeh lleva en el corazón el recuerdo de un amor fugaz y que reencontrará en circunstancias totalmente diferentes de su entonces plenitud juvenil. Los sentimientos y su consecuencia en el pensar, profesar y hacer, la convierten en una mujer vigorosa -admirada aunque poco valorada-, y que pese a las situaciones sobre todo de tintes militares, logra sacar a sus dos hijos varones y a su reciente hija, adelante.
Con el transcurrir de la lectura y pese a la instauración del nuevo régimen en Irán, el lector podrá dar cierto seguimiento a los conflictos de la zona como lo fue la guerra contra Iraq y cómo eran requeridos los esfuerzos de los nuevos ciudadanos para afrontar al enemigo. En esta tesitura, los hijos de Masumeh también afrontarían cada uno y a su manera, los retos que implica una guerra y sus consecuencias en la psicología y en la vida misma.
Contra todos los pronósticos y cuando se cree que no es posible sufrir más, Masumeh es recompensada en muchos sentidos lo que le infunde un impulso a su tenacidad para continuar como un ejemplo dentro de la comunidad iraní que le rodea.
Finalmente, Masumeh es el resultado de un choque de generaciones: por un lado la tradicional y conservadora línea del Oriente Medio; por otra, la imperiosa y pujante que, aunque creyente y practicante, decide afrontar los nuevos retos que la vida moderna exige en términos de derechos. En ambos casos, lo importante es lo que al final heredamos a nuestros hijos y nietos: la consecuencia entre el decir y el hacer; nuestras acciones hacia los demás. Sin duda una novela que apasionará al lector hasta la última página.

El libro de mi destino. Parinoush Saniee. Salamandra. 2015, 441 pp.
dfigueroah@yahoo.com.mx