REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
25 | 07 | 2017
   

De nuestra portada

Centenario de Camilo José Cela


José Miguel Naranjo Ramírez

La Familia de Pascual Duarte

Camilo José Cela fue uno de los escritores españoles más reconocidos y polémicos del siglo XX, ganador del Premio Príncipe de Asturias en 1987, del Premio Nobel de Literatura en 1989, del Premio Cervantes en 1995, escritor que cultivó gran variedad de géneros literarios como la novela, el cuento, la poesía, el ensayo, escribió libros de viajes, incursionó en el periodismo, en la política, fundador de la Editorial Alfaguara. Camilo José Cela es un escritor referente en las letras hispanoamericanas e iniciaremos los festejos del centenario de su natalicio, presentando su primera novela titulada: La Familia de Pascual Duarte.
La novela fue publicada en el año 1942 e inmediatamente tuvo una enorme aceptación por la crítica literaria, el propio Camilo José Cela nos cuenta que a los ocho años de haber salido a la luz, la obra ya había sido traducida y publicada en Italia, Francia, Inglaterra, Suecia, Dinamarca, Holanda, en lengua castellana se reprodujeron varias reediciones en Madrid y en Argentina, es por ello que Gregorio Marañón en el prólogo que realiza en la Colección Austral de la Editorial Espasa Calpe Mexicana, afirma:
“La familia de Pascual Duarte, ha tenido el privilegio excepcional en la historia de la literatura, de pasar, en términos breves, desde la categoría de un libro juvenil y de batalla a la de libro Clásico. Esto, pocas veces se ve. Y menos en España, país en perpetuo trance pasional; y por ello, lo que en todas partes puede ser motivos de retardar el reconocimiento de los méritos de una creación, aquí se suele convertir en un obstáculo casi insuperable.”
Entrando de lleno a la novela, en el transcurso que se lee la historia, la primera palabra que me vino a la mente es transgresión, el personaje llamado Pascual Duarte transgredió todo principio elemental en la sociedad que le tocó vivir, es importante puntualizar que hasta antes de conocer el final de la historia, Pascual Duarte es presentado como un hombre que si bien ha cometido faltas irreparables como el asesinato, hasta antes del final es un personaje que no te provoca tanta repulsión, en algún momento se percibe como un personaje trágico, su actuar como la de todos nosotros es producto de sus circunstancias, pero orteguianamente se puede decir, que Pascual Duarte no salvó sus circunstancias y por lo tanto no se salvó él.
El personaje es originario de la Provincia de Badajoz, parte de la historia sucederá en los pueblos de Mérida, Almendralejo, todos pertenecientes a la Comunidad Autónoma de Extremadura, en algún momento Pascual Duarte vivirá en Madrid, en la Coruña, tendrá la ilusión de viajar al continente americano, pero al final la historia central de su vida la vivirá en Badajoz.
Pascual Duarte es hijo primogénito de la familia que encabezaba su padre Esteban Duarte Diniz, el nombre de la madre nunca aparece en la historia, luego nacerá su bella hermana Rosario, con el paso de los años y después de tantos conflictos entre los padres de Pascual Duarte, la madre engañó a su esposo con Don Rafael del cual nació el medio hermano de Pascual llamado Mario, en el contexto del nacimiento de Mario y con la afrenta del engaño murió de manera muy indigna Don Esteban, a partir de este hecho se empiezan a percibir sentimientos de odio de Pascual hacia su madre.
Mario el hijo ilegítimo vivió una infeliz vida hasta los once años de edad, el día del entierro de su hermano, Pascual estaba un poco desconsolado y enfadado, cuando todos se fueron Pascual decidió quedarse un rato donde habían sepultado a Mario, y en ese mismo momento la hizo suya a Lola, al inicio por la fuerza, después por su consentimiento, una simpática joven de la cual Pascual había estado enamorado. Después de seis meses de pasión y entrega, Lola resultó embarazada, Pascual dio la cara como todo hombre de bien y se casó con ella.
El día de la boda se fueron a disfrutar lo que podría considerarse su luna de miel, de regreso al pueblo Lola abortó a su hijo porque el caballo la tiró, momentos antes Pascual había apuñalado a Zacarías, en el relato Pascual nos cuenta que intentó evitar lo más que pudo pendenciar con Zacarías, pero al final no tuvo más remedio que defenderse. Cuando Pascual llega a su casa y se entera que su esposa acababa de abortar por culpa del caballo, se llenó de furia y mató a cuchilladas a su caballo.
Con los años Lola se volvió a embarazar y nació Pascual, este niño trajo una enorme felicidad a la familia, Pascual el padre después de las jornadas de trabajo se pasaba disfrutando a su hijo, a los once meses de haber nacido, Pascual el único hijo de la pareja se enfermó y murió, éste fue un golpe terrible para Pascual Duarte, los conflictos de la pareja se incrementaron, por si fuera poco la madre de Pascual Duarte siempre se inmiscuía en todo; en este contexto Pascual decide irse lejos y pensó en América, pero la realidad es que de España nunca pudo salir, después de dos años de ausencia y padecimientos que vivió, Pascual decidió regresar a su casa y recuperar a su familia, creía que después de dos años de dolor por la pérdida de su hijo, las cosas estarían más tranquilas.
Pascual Duarte encontró a su regreso las cosas muy tranquilas, tanto que su esposa estaba nuevamente embarazada, lo peor es que la había embarazado “El Estirao” quien era el novio de su hermana Rosario, además, todo indica que Lola vivía o estaba muy cerca de la madre de Pascual Duarte. He afirmado que al inicio el personaje no causa tanta repulsión, hasta lo aquí relatado el personaje nos parece un ser trágico que todo le sale mal y el actuar es producto de sus circunstancias, sin embargo, entre más se lee, el personaje desde la experiencia personal de la lectura se hunde y resulta ser un personaje miserable, inmisericorde, bárbaro e inhumano.
Todos en la vida viviremos circunstancias difíciles, los humanos nacemos con dos realidades, por una parte somos bárbaros, pero al mismo tiempo podemos ser civilizados, la civilización nos la da la cultura, y esto va más allá de ideologías, ser civilizados implica respetar la vida humana, ser tolerantes, aprender a vivir y convivir con las leyes que rigen en la sociedad, aun siendo un poco civilizados, todos cometeremos actos reprochables, pero lo que si debe quedar claro, es que por mucha razón que se tenga, nadie debe hacerse justicia por sus propias manos, eso es un acto bárbaro, bajo, ruin, e incluso es un acto más bajo, que el propio acto que lo ocasionó.
Por lo antes afirmado, me permitiré transcribir parte de lo que Gregorio Marañón afirmó en su prólogo: “¡Qué tragedia la del hombre incapaz de ser bueno por ser incapaz de superar, con un artificio civilizado, su instinto de primitiva justicia!”
Artificio civilizado no implica soportar lo insoportable, pero aunque estemos ante un acto muy bajo que nos dañe, siempre existirán salidas razonables, y con el paso de los años la razón y no la barbarie nos enseñará que en ocasiones perdiendo se gana, y la mejor ganancia en este mundo es tratar de vivir en paz consigo mismo.

La Colmena

En el mes de mayo del presente año salió en el periódico El País un artículo titulado: “El censor censurado, cien años de Camilo José Cela”. El artículo explica que cuando el escritor formó parte del régimen franquista, ocupó un puesto como censor en el ministerio de represión, algunos años después el escritor que censuró fue víctima de vivir en una dictadura, sus primeras obras fueron censuradas y tuvieron que ser publicadas fuera de España, tal es el caso de la novela: La Colmena, publicada en 1951 en Buenos Aires, Argentina.
A partir de 1942 cuando se publicó: La Familia de Pascual Duarte, de Camilo José Cela en cada década (conozco su obra hasta los 80) podríamos encontrar una novela considerada clásica, tal vez, la novela más famosa y leída sea La Colmena, y es que realmente es un maravillosa obra donde el escritor está innovando la narrativa tanto en la forma como en el fondo.
La obra está situada en Madrid, España, todo sucederá en el año 1942, si bien Madrid es la Ciudad donde se centran las historias, la Ciudad adquiere la misma relevancia que el café llamado “La Delicia”, Doña Rosa la dueña del café es tan importante en la estructura de la novela como Victoria, Celestino, Ramón, Julita, Visitación, etc. Camilo José Cela aclara que son 166 los personajes que aparecen, lo interesante es que no hay un protagonista central, por supuesto que algunos personajes adquieren mayor trascendencia que otros, pero en la novela nos encontramos ante una protagonización colectiva.
Al ser una colectividad la protagonista de la historia, el escritor juega con los tiempos, ejemplos, una historia inicia en el capítulo I y se puede dar el caso que el personaje no aparezca hasta el capítulo IV, e inclusive hay personajes que uno piensa que serán parte trascendente en las historias y resulta que los conoces en el primer capítulo y nunca más vuelves a aparecer, tal es el caso de Trinidad García quien era un político frustrado que sólo se dedicaba a prestar dinero con intereses. Existen personajes que se mantienen de principio a fin, Doña Rosa es un ejemplo, otros se van mezclando con el avance de los capítulos, otros nunca logran relacionarse, es por ello que Camilo José Cela apuntó: “Esta novela no es otra cosa que… un trozo de vida narrado paso a paso, sin reticencias, sin extrañas tragedias, sin caridad, como la vida discurre.”
Otra característica importante es que a pesar que estamos ante una novela voluminosa, su lectura es amena y fluida, la misma estructura colectiva de la historia permite que la duración de cada historia sea breve y entretenida. Me explico: en dos cuartillas conocemos el inicio de la aventura amorosa entre Julita y Ventura, en esas cuartillas empieza la provocación, momentos de sensualidad, etc. cuando las cosas se ponen intensas, inmediatamente inicia otra historia y así más adelante nos reencontraremos con Julita y Ventura, hasta que todo termine en la recámara de una casa de citas que rentaba para sobrevivir la señora Celia.
Hasta lo aquí comentado son algunas características que fui anotando al momento de leer la novela, por supuesto que ante una obra de esta envergadura lo antes apuntado es una pequeña introducción a un gran universo, los temas que desarrolla la obra son variados, agregando que La Colmena es una obra de la posguerra civil española y los personajes actúan en pleno contexto de la segunda guerra mundial, por eso están en la incertidumbre, ven el futuro sin esperanza, al vivir en una dictadura todos son vigilados, viven en la miseria, la prostitución es una forma de sobrevivencia. En el prólogo Gonzalo Sobejano señala que: “La colmena refleja muy bien la realidad intrahistórica de aquel tiempo.”
Arriba apunté que no existe un personaje que sea protagonista central, sin embargo, desde una opinión personal, de los 166 personajes que aparecen en la historia, Martín Marco es un protagonista clave de la obra, Martín es un intelectual, escritor y periodista que vive en una miseria absoluta. Un día fue al café de doña Rosa y lo corrieron a patadas por no poder pagar el café, en muchas ocasiones no tenía ni para comer, cuando salían sus artículos en los periódicos se ganaba unos duros, pero la realidad es que de nada le servía ser un hombre de letras, su pobreza era extrema y en esa sociedad cerrada, intolerante y elitista no se veía cómo podría cambiar su realidad.
Martín caminando por las calles de Madrid fue detenido por un policía, éste le pidió le enseñara los papeles, Martin injustificadamente se puso nervioso, era un hombre bueno, escritor reconocido, pero tartamudeaba en sus respuestas, después de medio convencer al policía, Martin logró irse, no comprendía por qué se puso nervioso: “¿De qué tengo yo miedo? ¡je, je! ¿De qué, de qué? ¿Qué me pueden hacer a mí, si yo no me meto en nada? En este país a los escritores no los conoce ni Dios. Martín escupe con fuerza y se para, el cuerpo apoyado contra la gris pared de una casa. Nada ve claro y hay momentos en los que no sabe si está vivo o muerto. Martín está rendido.”
Martín regresó al café de doña Rosa, al momento de entrar estaban cantando el tango La Cumparsita, tango con el que Martín se identificaba, todo lo narrado por Camilo José Cela sucedía en el año 1942 en la Ciudad de Madrid, España, curiosamente esta novela fue publicada en el año 1951 en la Ciudad donde nació el tango, Buenos Aires, Argentina, hoy La Colmena ya no es una obra censurada, al contrario es una obra que desnudó y denunció la censura, por ello es ubicada como una de las más importantes novelas hispanoamericanas.

Oficio de tinieblas 5

“La muerte es de una vulgaridad absoluta, todos los nacidos terminan pasando por ella.” Camilo José Cela fue un hombre de muchos libros y muchas frases, sin embargo, la importancia de la frase antes transcrita, radica que este pensamiento sobre la muerte es un tema central en el libro titulado: Oficio de tinieblas 5, publicado en el año 1973.
Es un singular libro ubicado dentro del género de la ¿novela?, su estructura es compleja, al propio autor no le interesó si el libro es novela u otra clase de género, por ello al inicio de la obra escribió: “Naturalmente esto no es una novela sino la purga de mi corazón” y agrega una frase de Miguel de Unamuno que considero clave en toda la estructura de la obra: “La literatura no es más que muerte.”
La obra inicia con la muerte: “1 es cómodo ser derrotado a los veinticinco años aún sin una sola cana en la cabeza sin una sola caries en la dentadura sin una sola nube en la consciencia con solo dos o tres lagunas en la memoria y mirar el mundo desde el cielo desde el purgatorio desde el infierno desde más acá de los montes pirineos y la cordillera de los andes con frialdad con indiferencias con estupor.”
Partiendo del inicio antes reescrito, realizaré algunos comentarios que considero esenciales para poder iniciar la lectura de la obra, lo primero por puntualizar es que toda la novela está escrita en lo que Camilo José Cela denominó “Mónadas”, en total son 1194 Mónadas, el término Mónada surgió desde los griegos y a pesar de las variadas interpretaciones se puede decir que la palabra representa la unidad, luego entonces, aunque en la estructura de la obra nos encontraremos con pensamientos dispersos, frases, citas, la novela no carece de unidad, el ejemplo es que la última Mónada termina con el mismo tema que inició: “1194 Sí, hubiera sido más cómodo ser derrotado a tiempo…”
Fuerte fue la crítica literaria cuando salió publicada la novela, algunos consideraron que la obra representaba la “Antiliteratura”, al momento de leer la “Mónada 1”, inmediatamente se percibe que el autor no utiliza comas, puntos, y así toda la estructura no será convencional, los temas no tienen orden, claro está sí tiene continuidad; ejemplifico: la continuidad en el tema de la “Mónada 1” se encuentra en la “Mónada 110”: “no debe obsesionarte la idea de que es cómodo ser derrotado a los veinticinco años debes acostumbrarte a vivir de espaldas a todas las ideas un caballero no tiene ideas y si no consigue no tener ideas debe procurar al menos no exteriorizarlas.”
Hay personajes y temas que son muy fácil de ubicar, el primo es un protagonista central y su historia se va conociendo en las “Mónadas 78, 79, 93, 97, 100”, etc. independientemente al orden de cómo van apareciendo las reflexiones, personajes, historia y temas que giran en torno al primo, aquí lo planteado desde un inicio es muy claro, ahora bien, alguien en este párrafo podría preguntarse ¿Quién es el primo o quién dirige la voz narrativa? La respuesta es que casi toda la obra es un monólogo escrito en la segunda persona del singular:
“78 tú primo está delgado muy delgado come poco y se pasa las noches componiendo poesías y pegando carteles subversivos en las paredes
“79 su novia va a visitarlo de madrugada trepa por la fachada y se acuesta con él en la cama de las frustraciones se dan calor y se intercambian besos y consignas su novia es lesbiana y a tú primo le resulta cómodo y reconfortador que sea lesbiana” y en este estilo iremos conociendo hasta el final la historia del primo.
Dentro de este universo disperso, en la obra aparecen varios personajes que adquieren su propia protagonización y todos terminan en la muerte, se encuentran: “El marido de tu abuelita, Ulpiano el lapidario, el apóstata, el espiritista, La mujer vestida de coronel prusiano, El Barón de la conjuntivitis y el lunar color naranja, entre otros.”
De manera general he compartido algunos puntos que podrán ayudar a ingresar al universo de esta compleja novela, no obstante, en el interior de la obra hay una temática existencialista que incluye temas sobre religión, familia, conductas, costumbres, sexo, racismo, nacionalismo, patriotismo, etc. en todos los temas encontramos reflexiones donde la crítica es la gran protagonista, por ello me detendré en compartirles la “Mónada 203”:
“he aquí la mónada 203: la genética incide sobre el poder sobre su apetencia su sombra su cauteloso sufrimiento y se lleva pintada en la faz el principio quedó sentado por el senador tillmann un negro no tiene derecho a la vida salvo que conservársela convenga a un blanco
“204 malcolm x fue muerto a tiros 205 james meredith fue muerto a tiros 206 martin Luther King fue muerto a tiros como una letanía ora pro nobis ora pro nobis
“212 la doctrina quedó fijada por el presidente del tribunal supremo de los blancos el negro no tiene ningún derecho que el blanco se vea obligado a respetar es el juicio de dios quien en su infinita sabiduría decidió el color de cada hombre y de cada mujer”
Cuando inicié la lectura de: Oficios de tinieblas 5, hubo momentos de irritación por tan complicada lectura, fueron surgiendo dudas y preguntas e incluso pensé que si de por sí es difícil encontrar lectores, con libros tan complejos solo los alejaríamos, con el paso de las hojas la obra te va atrapando y las reflexiones cambiaron, ahora pienso que si escribir una cuartilla es difícil, escribir 1194 Mónadas con gran cantidad de temas es para un verdadero genio, el reto es iniciar la lectura, de lo demás el propio libro se encarga.
Camilo José Cela cuando escribió este libro fue todo un experimento, no respetó las reglas, irrumpió contra la forma tradicional de narrar, al inicio la crítica fue dura, pero eso poco importa si lo que haces te sirve para purgar el corazón, por si fuera poco y sobre todo por si llegara a interesar saberlo, hoy la novela es un referente de las letras universales, y concluiré el presente artículo con mi propia Mónada: ¿Para qué leer oficio de tinieblas 5? para vivir mejor conmigo mismo mientras me muero.

Mazurca para dos muertos

Con el presente artículo se concluye el mes dedicado a festejar el centenario del natalicio de Camilo José Cela. El diseño de los títulos de las novelas presentadas fueron por décadas, iniciamos con: La familia de Pascual Duarte (1942), La Colmena (1951), Oficio de tinieblas 5 (1973) y concluimos con Mazurca para dos muertos (1983), las cuatro obras desarrolladas son consideradas las más importantes del escritor español e incluso para el propio hijo de Camilo José Cela llamado Camilo José Cela Conde, Mazurca para dos muertos es la última gran obra escrita por su padre.
La novela tiene una estructura parecida a la de La Colmena, son muchos los personajes que aparecen, realmente no hay complicaciones en la estructura de las historias y aunque es muy ingeniosa la forma en que van apareciendo y desapareciendo cada protagonista, cada vez que el lector se reencuentra con un personaje fácilmente se acuerda de sus orígenes, relaciones y circunstancias que están viviendo en esta historia.
El gran escenario donde los personajes vivirán es en Galicia, el pueblo que más importancia adquiere es la actual ciudad de Orense, sin dejar de mencionar que Camilo José Cela es de origen gallego. En esta novela a diferencia de La Colmena sí existen personajes puntuales y temas claves que tienen gran relevancia, el asesinato y la venganza es un tema central con el que inicia y concluye la obra, los nueve hermanos apellidados Gamuzos son protagonistas fundamentales en toda la novela, el tiempo histórico en que se desarrolla es en la guerra civil española.Este contexto histórico es un punto de unidad con las anteriores novelas mencionadas en el primer párrafo del presente artículo.
Hasta aquí he querido señalar algunos puntos coincidentes de Mazurca para dos muertos con las anteriores obras, porque en la novela algunos personajes de La Colmena se relacionan con personajes de esta historia; ahora bien, los puntos señalados son cortesías del escribidor para el lector, pero en sí la novela se lee por separado, su temática es única, por lo tanto lo que sigue es entrar directamente al universo de la obra.
En la novela la mayoría de los personajes se relacionan, y si bien todo se desarrolla en el contexto de la guerra civil, el tema poco o casi nada tiene que ver con la guerra, lo que Camilo José Cela nos cuenta son historias de vidas rurales, con un lenguaje original tal como se hablaba en la región gallega, es por ello que al final del libro viene un vocabulario gallego-castellano que nos ayudará a comprender en algunas partes de manera más puntual el diálogo entre los personajes.
Los personajes que desde un inicio tenemos que ir ubicándolos muy bien son los nueve hermanos Gamuzos, uno de ellos llamado Baldomero apodado Afouto, será asesinado por Fabián Minguela (Moucho), Ádega es otro personaje importante tanto que se convierte en muchos momentos en la voz narrativa, además, Moucho también asesinó a Cidrán Segade quien era esposo de Ádega, por tal motivo cuando Moucho es cruelmente asesinado, Ádega no quedó conforme con la venganza, fue al cementerio desenterró al asesino de su esposo y se lo da a los animales para que se lo coman.
Las historias las iremos leyendo acompañado de la lluvia, este fenómeno natural se mantiene en toda la novela, junto a la lluvia estará otro personaje llamado Lázaro Codesal al cual mataron a traición: “Lázaro Codesal, yendo de frente, no lo hubiera matado nadie, ni un moro, ni un asturiano, ni un portugués, ni un leonés, ni nadie. La raya del monte se borró cuando mataron a Lázaro Codesal y ya no se volvió a ver nunca más.”
Ádega es madre de Benicia, esta joven de ojos azules descrita como insaciable sexualmente, vivirá momentos de enorme pasión con dos de los hermanos Gamuzos, Baldomero y con Ceferino Gamuzo quien ejercía la profesión de sacerdote. Gaudencio es hermano de Ágeda, se había quedado ciego y los últimos años de su vida se dedicó a tocar el acordeón en la casa de la Parrocha donde se prostituían varias muchachas, Gaudencio en su vida tocó dos Mazurcas:
“Gaudencio tocaba el acordeón en casa de la Parrocha, tocaba valses y pasodobles, y a veces algún tango para entretener a los moromos; lo que no quería tocar era la Mazurca Ma petite Marianne, sólo la tocó en 1936, cuando lo de Afouto, y en 1940, cuando lo de Fabián Minguela el Carroupo Moucho. Nunca más quiso.”
Por supuesto que son muchos personajes más, no obstante considero que los aquí mencionados son figuras claves en la novela, ahora bien, sobre la gran base de personajes los temas desarrollados tienen suma importancia para la época, de manera libre Camilo José Cela abordó temas sobre la violencia, el odio, la naturaleza bárbara e inhumana que todos tenemos, lo primitivo que seguimos siendo en nuestras relaciones sexuales, al abuzo, la homosexualidad, la intolerancia religiosa, el machismo, los celos, la prostitución, de verdad que Mazurca para dos muertos es una obra que te atrapa desde el primer renglón y lo más impactante es que en muchos temas el autor sigue describiendo y desnudando la sociedad que somos.
Finalmente, Camilo José Cela es un autor referente del siglo XX en las letras hispanoamericanas, conmemorar el centenario de su natalicio ha sido el gran pretexto para acercarnos a su valiosa obra, es un autor clásico y eso lo hace un escritor meigo que en lenguaje gallego significa: encantador y seductor.

miguel_naranjo@hotmail.com