REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
26 | 02 | 2017
   

Confabulario

El loco propósito de existir (II)


Nezahualcóyotl Luna

     Poemas y canciones
EL CUARTO

Jesús en una pecera
un jazz en el estéreo
Japón en el cuarto
el calor de su cuerpo
sueños verdes ahora
mariposas de acero
dientes de pulque
blanco espacio
coloraciones negras
guitarras incompletas
viajes de lente grande
pequeñas ondulaciones
techo de mar y tierra.
Ahora hemos vuelto
a seguir viviendo
o a seguir muriendo
ahogados en el día
tocados por el sueño
inflados por la vida
bailando en el cielo
cayendo enseguida.
1986


SALMO NO. 2

Tú sabes, señor
no puedo ver el amor
pero puedo llorar
casi tanto como antes
casi siempre, como siempre
en el pozo de sus ojos
y aunque no lo vea
en su recuerdo insensato.
1988


A UN 2 DE OCTUBRE

Jueces ilegales
policía, gobierno
Poder Ejecutivo
¿por qué tanto viento?
¿por qué hay calor si ya está todo
el cielo y el infierno tan quemado?
y el espacio se estremece
con la carga de las balas
las nubes de metralla llueven
sobre la plaza de mi pueblo
de ese niño indefenso
(insensatez pura)
que llora por su madre
(Madre Constitución y Padrastro Gobierno)
su llanto, su pena, él
se diluye en los muros de los edificios
y queda flotando un “aroma”
como de vergüenza nacional.
1986


SUEÑO DE GUERRA

Ooooooh... este inmenso mareo me alucina
veo estrellas comiendo gente helada
veo huracanes de fuego gritando negro
cucarachas cínicas de espacios fríos
lanzas etéreas de sangre inerte
paz ¿donde dejaste la puerta para entrar?
1986


FANTASÍA

Tu piel despide los demonios
tu presencia pulveriza mi ceguera
es este instante que entra
enredado en tu pelo
mis manos tocan tus mejillas
y desapareces convertida en universo.



VUELTA

Tu rostro vuelve siempre
es una dulce prisión
de la que no quiero ser liberado
me llama tu sonrisa
tus negros ojos son imanes
que invitan a hundirme
besando tus pechos
imaginando el último rincón del infinito
hacerte mía en un instante
en que el anhelo estalle en un suspiro
Ahogarme en tu pelvis
que se vuelve primavera
y gritar feliz en ese momento
en que la célula de nuestro deseo
convierta la sombra en luna llena.

SALMO NO. 13

Amor de mi vida
no sabes cómo me gustaría
que existiera Dios
para que hubiera ángeles
y serafines y querubines
y brujas y demonios
para que te pudras en el infierno.



¿CRISTO?

Dijiste: ámense todos
y mataron en tu nombre
Dijiste: denles de comer
y hasta la última migaja les quitaron
Dijiste: sean pescadores de hombres
y en su paranoia se volvieron tiburoneros
Dijiste: mi casa es templo, no mercado
y fundaron sucursales en el mundo entero
Dijiste humilde: benditos sean los pobres
y se hicieron millonarios
llevando tu palabra a todos los rincones.
1990


RESIGNACIÓN No. 2

Nunca estuve totalmente libre
dentro de lo que me cabe
aún estabas permaneciendo
destrozándome el pecho
y aún sobrevivías
(yo como náufrago
solo, en medio del océano)
tu gigantesca estatura
abarcaba todo lo mío
todo mi planeta
todo mi cosmos
mi espacio que insiste
en haberte olvidado.

1989