REVISTA DIGITAL DE PROMOCIÓN CULTURAL                     Director: René Avilés Fabila
21 | 05 | 2018
   

Letras, libros y revistas

La Biblioteca de David recomienda…


David A Figueroa Hernández

Lunas de Estambul. La presente lectura es una joya literaria en la que se conjugan dos mundos diametralmente opuestos como lo son occidente y oriente, con todas sus creencias, costumbres, tradiciones, literatura y formas de pensar. Al leer esta novela, el lector deberá integrar estas dos visiones a través de México y Turquía.
Ambos países, situados en la década de los años 20, poseen características diferentes; por un lado, México, apenas se encuentra en un proceso de estabilización política después del movimiento conocido como Revolución; en tanto Turquía, está cambiando su forma de gobierno, su cultura y su idioma, como resultado de la transición de los diversos sultanatos hacia la nueva república. En este contexto se desarrolla la historia que sin duda cautivará al ávido lector que, aunque no haya visitado la tierra otomana, nexo entre oriente y occidente, se llevará una grata impresión de ese hermoso lugar a través de los comentarios ilustrativos de la novela.
Ventura, una joven cuya adolescencia apenas florece, es impulsada por sus padres a buscar una mejor vida fuera de Turquía y deciden emparentarla con un hombre llamado Lázaro quien además de ser judío, es descendiente de españoles y llega a México para buscar mejores condiciones de vida. En este contexto, Lázaro y Ventura no se conocen y al más fiel estilo del arreglo de matrimonios de la antigüedad, unen sus vidas sin conocerse físicamente. Por su parte, Ambos, al no conocerse, están indecisos pero al final, Ventura acepta el arreglo y emigra a un país del que solamente ha escuchado por menciones en libros y comentarios.
Después de acordado el matrimonio por ambas familias, Ventura emprende la larga travesía hacia el nuevo continente. Una vez aquí conoce a su esposo y logran una conexión que ni ellos mismos imaginaban. A los pocos años de vivir felices, Lázaro muere debido a un problema de apendicitis y Ventura se queda sola ya con dos retoños. Lázaro quien había sido un buen hombre, trabajador y honorable, poco a poco fue reconocido por sus cualidades y honradez en su labor, entre ellos por un famoso empresario también de origen turco llamado Nissim, quien era muy estimado entre la sociedad sefardí radicada en México; ambos y sus familias se harían muy allegadas. Sin embargo, la esposa de Nissim, moriría un día después de Lázaro, curiosamente en el mismo hospital, lo que traía mucha tristeza a ambas familias. Tras ambas muertes, Nissim y Ventura deciden unir sus vidas y echar raíces lo que llevaría a una descendencia plena y fructífera y de donde es originaria la narradora.
A lo largo de la novela, la protagonista, recuerda los bellos momentos que convivió con su abuela, Ventura, cómo le platicaba sobre las comidas, costumbres y secretos tanto de Turquía como de la familia radicada en esas tierras. Cuando Ventura decide regresar a Turquía, se encuentra con un país que sólo recordaba en sueños ya que después de su partida no había podido regresar, ni aun cuando sus padres habían muerto. Por esta razón, su visita a la familia, a sus hermanos y sobrinos, resultó muy emotiva.
El paralelismo resulta armónico y sin ello la novela no podría tener un desenlace tan emotivo y ferviente, como sucede en la novela. Sin duda, el lector saboreará los pasajes de la presente historia así como las diferentes recetas de comidas, postres y delicias originarias de Turquía, que más allá de ser una tierra afamada por sus mezquitas, por el islam, por su historia, es sin duda un país que debe estar en la guía de todo viajero, de cualquier aventurero que guste de la historia del mundo.

Lunas de Estambul. Sophie Goldberg. Editorial Planeta. 2015, 404 pp.
dfigueroah@yahoo.com.mx